Santo Domingo 23°C/24°C scattered clouds

Suscribete

ReNUNCIA SILENCIOSA

¿De qué forma las empresas pueden evitar que sus empleados tengan una renuncia silenciosa?

Los jóvenes son algunos de los que más se ven afectados por la renuncia silenciosa y las empresas en las que más se da la situación son las de telecomunicaciones o educación.

Foto ilustrativa

Foto ilustrativaFuente Externa

La renuncia silenciosa (o quiet quitting en inglés) es un fenómeno que se ha popularizado en redes sociales, en especial TikTok, y se refiere a la situación en la que los trabajadores se desconectan mentalmente del trabajo y, en vez de renunciar, solo se limitan a cumplir su horario laboral o a poner un esfuerzo mínimo en lo que hacen.

A raíz de la notoriedad que ha obtenido ese tema, un equipo integrado por Cristóbal Rodríguez Montoya, Raquel de Castro Morel y Diana Frías Rodríguez, profesores de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), desarrollaron una investigación enfocada en la problemática.

La investigación realizada evidenció que la renuncia silenciosa es una situación latente en República Dominicana y que las empresas son “consciencia” de que sus empleados pasan por ese proceso, según expuso Cristóbal Rodríguez en una conferencia.

Algunos de los hallazgos de la investigación fueron que la pandemia de Covid-19, el aislamiento y el trabajo de manera remota desencadenaron una desconexión social, estrés, ansiedad, reevaluación de prioridades y un cambio de expectativas laborales que llevaron a las personas a renunciar silenciosamente de los trabajos, especialmente los jóvenes.

Cristóbal Rodríguez aseguró que uno de los factores que pueden incidir dentro de la renuncia silenciosa es la calidad de liderazgo, por lo que, los dirigentes de las empresas deben saber identificar el entorno y escuchar a los empleados.

Asimismo, que el jefe o líder debe ponerse en el lugar del empleado y recordar las cosas por las que solía pasar, para que no las repita con sus trabajadores.

Rodríguez informó que las empresas entienden que como la renuncia silenciosa se puede desarrollar por la “forma de liderazgo y la calidad de la supervisión”, se pueden tomar medidas como el ofrecimiento de ayuda psicológica para mitigar los efectos del estrés y la ansiedad. De igual forma, y algo que ya se implementa, la captación de data de los efectos administrativos que son funcionales.

El trabajo del directivo es crear las condiciones para que los trabajadores hagan las cosas sin límites, barreras o incomodidades. Asimismo, parte del ejercicio del liderazgo es saber leer el entorno, se deben reconocer los síntomas y los signos, estar atento porque no siempre la persona (el empleado) te va a decir que no se siente en sintonía con el entorno laboral”.

¿Qué deben hacer los jóvenes que pasan por una renuncia silenciosa?

Los resultados de la primera fase de la investigación realizada por los profesores evidenciaron que los jóvenes son algunos de los que más se ven afectados por la renuncia silenciosa y que las empresas en las que más se da la situación son las de telecomunicaciones o educación.

Las descripciones de Rodríguez sobre la renuncia silenciosa están asociadas con la resistencia pasiva contra condiciones de trabajo insatisfactorias, la sensación de no tener otra opción para expresar insatisfacción o descontento, así como el temor a represalias si expresan abiertamente sus preocupaciones o quejas. La renuncia silenciosa no es Burnout.

Según se describe, es importante que al pasar por esta situación los jóvenes den a conocer cómo se sienten y que encuentren un soporte emocional, ya sea por parte de la familia, amistades e incluso los mismos jefes en el trabajo.

La peor manera de manejar un problema es taparlo o no reconocerlo, si una persona joven en una situación laboral no se siente a gusto no debe  hacerlo silencioso, ni guardar el dolor para sí mismo, debe hablar con su jefa o jefe inmediato y plantearle el origen de su angustia, si es algo que tiene que ver con la empresa; en otros casos, con personas cercanas”, puntualizó Rodríguez.

“Una vez se cae dentro de la renuncia silenciosa, es muy difícil salir, pero son procesos que muchas veces pueden ser reversibles porque tú lo que necesitas a veces es remover la causa”, agregó.

Sobre la investigación

El estudio de la renuncia silenciosa en el país fue motivado por el “cambio significativo” que anuncia el fenómeno y que puede afectar directamente la socioeconomía dominicana, según informó Cristóbal Rodríguez.

Además, manifestó que es pertinente esa investigación porque contribuye a que los dirigentes de las empresas tomen mejores decisiones. “Al entender mejor las causas y consecuencias, se pueden tomar decisiones más beneficiosas”.

Por el momento, la investigación se ha desarrollado en su primera fase, con un enfoque en determinar si la renuncia silenciosa se da en el país y si las empresas son conscientes de ello. La metodología del estudio utilizada fue cualitativa y de carácter exploratorio, basada en la teoría fundamentada.

El estudio se limitó a un grupo reducido de empresas, con sede principal en Santiago. El principal sector de esas empresas es el de telecomunicaciones, sector educativo y con una dimensión que va desde pequeña a grande, con más de mil trabajadores.

Con las siguientes fases de la investigación está por determinarse si la renuncia silenciosa es un fenómeno pasajero o si representará un cambio para las relaciones entre la empresa y el empleado.

Tags relacionados