Santo Domingo 24°C/24°C scattered clouds

Suscribete

Presidente llama a la clase política a unirse para lograr un consenso en torno a la crisis haitiana

“República Dominicana, en todo lo relacionado con Haití y sus crisis, debe tener una posición unificada o del más amplio consenso”, manifestó el gobernante.

Presidente Luis Abinader durante su tercera rendición de cuentas. Foto: José Alberto Maldonado / LD

Presidente Luis Abinader durante su tercera rendición de cuentas. Foto: José Alberto Maldonado / LD

Avatar del Listín Diario
Redacción digitalSanto Domingo, RD

El presidente Luis Abinader dijo durante su tercer discurso de rendición de cuentas que el país ha sido enfático ante la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales, sobre la necesidad de una mayor ayuda para Haití, de apoyo a sus autoridades y de persecución a las bandas criminales que lo azotan.

“Nunca la situación de nuestro país vecino había sido tan dramática. Haití es hoy un país devastado por las crisis, con un Estado colapsado y una comunidad internacional que no actúa”, expresó el mandatario.

En ese mismo orden, Abinader pidió al pueblo dominicano “responsabilidad para apartar el problema haitiano de nuestra lucha partidista” a fin de llegar un acuerdo nacional que arroje a una sola posición de defensa y protección de la soberanía del país.

También expresó, durante su alocución, la imperante necesidad de formular políticas de Estado eficaces en materia de seguridad y defensa en relación a la crisis de la nación vecina.

El presidente reiteró que el país debe estar unido en torno a cualquier posición relacionada a Haití.

“República Dominicana, en todo lo relacionado con Haití y sus crisis, debe tener una posición unificada o del más amplio consenso”, manifestó el gobernante.

En tal sentido, Abinader dijo que en lo inmediato, su gestión debe adoptar “un mecanismo de consulta permanente” entre los principales actores políticos y nacionales para asegurar que las decisiones importantes o sensibles relacionadas a Haití o a asuntos insulares en general, tengan aprobación general.

Dijo que el país debe enviar un solo mensaje: “no hay ni habrá solución dominicana a los problemas de Haití; los problemas de Haití deben resolverse en Haití, mediante una fórmula de corresponsabilidad compartida, que no excluya a los haitianos, pero que garantice el compromiso de los que más deben y pueden, entre los países más desarrollados”.

“Llamo desde aquí a un gran Pacto de Nación, para una política de Estado, firme, estratégica y uniforme que proteja y dé confianza al pueblo dominicano”, enfatizó el mandatario.