Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

El policía que mató al niño Donelly Martínez fue enviado a Operaciones Especiales a cumplir prisión preventiva

La jueza Kimberly Tatis, impuso el cumplimiento de la medida de coerción en el Centro de Operaciones Espaciales de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste

Alejandro Castro De la Cruz, imputado por la muerte de Donelly Joel Martínez Tejada en el carnaval de Santiago / Fuente Externa

Alejandro Castro De la Cruz, imputado por la muerte de Donelly Joel Martínez Tejada en el carnaval de Santiago / Fuente Externa

El tribunal de la oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente dictó seis meses de prisión preventiva contra Alejandro Castro de la Cruz, imputado por la muerte del niño Donelly Joel Martínez Tejada, el 12 de este mes en Santiago.

La jueza Kimberly Tatis, impuso el cumplimiento de la medida de coerción en el Centro de Operaciones Espaciales de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste.

Ante esta decisión del tribunal, Ramón Estrella, abogado de la familia Martínez Tejada expresó que no están de acuerdo con el lugar designado para el cumplimiento de la medida.

“Lo natural es que sea en Rafey, y si no en la cárcel más cercana. Para nosotros esa parte es un privilegio, porque los abogados que actuaron a defensa de él fueron policías, en segundo lugar, va a estar bajo la protección de la policía y tercero, como la investigación la lleva la policía, pueden destruir elementos de pruebas”, estableció.

Sin embargo, Juan Carlos Báez Peralta explicó que “Operaciones Especiales es el lugar que le corresponde porque estamos ante un policía que vivía recuperando drogas, agarrado delincuentes, es ahí que hay que llevarlo”.

La revisión obligatoria del caso fue fijada para el próximo 22 de mayo, en el Palacio de Justicia de Santiago.

El ministerio público estaba solicitando 12 meses de prisión preventiva. El conocimiento de la medida estaba pautado para el pasado 16 de febrero, sin embargo, se aplazó debido a que la defensa técnica solicitó la postergación para preparar presupuestos y arraigos considerando que el imputado vive en Yamasá.

En un primer momento, se solicitó el aplazamiento para el 23 de enero, sin embargo, los abogados de la familia del niño Donelly, se opusieron a la solicitud, considerando que ese jueves se cumplen nueve días del sepelio del menor, lo que tildaron como “imprudente”.

Por lo que se fijó y conoció la mañana de este miércoles 22 de febrero.