Santo Domingo 24°C/25°C few clouds

Suscribete

Conocerán mañana la coerción al homicida

Alejandro Castro Cruz, acusado de matar a Donaly.

Alejandro Castro Cruz, acusado de matar a Donaly.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago conocerá mañana jueves la solicitud de prisión preventiva durante un año en contra del cabo de la Policía Nacional, Alejandro Castro Cruz, acusado de matar al niño Donaly Joel Martínez, de 11 años de edad.

La instancia en la que el órgano investigador solicita que se imponga la prisión preventiva por espacio de 12 meses contra el cabo de la Policía Alejandro Castro Cruz y/o Alejandro Castro de la Cruz, de 30 años de edad, fue depositada ante el tribunal por el magistrado Gerardo Ponce, director del Departamento de Asuntos Internos de la Fiscalía y la fiscal Rosmari Rosario.

El ministerio público informó que posee elementos probatorios que demuestran la responsabilidad penal que pesa contra Castro Cruz, incluyendo pruebas materiales, documentales, periciales y testimoniales.

Entre otros, se incluye entre estas pruebas el informe preliminar de autopsia, emitida por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), que determinó que “la causa de muerte de Donaly Joel Martínez, menor de edad de 11 años, se debió a herida por proyectil de arma de fuego, muerte violenta, de etiología médico-legal homicida, mecanismo choque hipovolémico”.

Explican los fiscales que Donaly Joel y su padre Anthony Ysauri Martínez Martínez, compartían junto a otros familiares y amigos en la calle Mella casi avenida Las Carreras cuando el imputado, “en actitud desafiante y agresiva, portando su arma de fuego visible”, ordena bajar el volumen de la música e intenta ocupar el cajón de música de un vehículo con el que amenizaban el encuentro, por lo que un testigo, atendiendo a la orden, entra al vehículo la bocina.

Sin embargo, refiere sobre los hechos la instancia, que el agente policial insiste en llevarse la bocina, desatándose una discusión en la que participa la víctima y padre del niño, a quien el imputado agrede al tirarle gas pimienta en los ojos.

La discusión continúa cuando, prosiguiendo “en su actitud violenta, desafiante y abrupta”, el imputado se aleja con la bocina y sin motivos aparentes regresa y apunta con su arma manipulada a Martínez y al hacer contacto con este, dispara el arma de fuego, marca Taurus, 9 milímetros, cuyo disparo impacta “en el brazo izquierdo y en el tórax, al menor de edad, ocasionándole la muerte”.

Los fiscales investigadores le han otorgado al presente proceso la violación a los artículos 186, 295 y 304 del Código Penal, los cuales tipifican y sancionan el abuso de autoridad y homicidio voluntario.