Santo Domingo 23°C/25°C scattered clouds

Suscribete

Enfoque

República Dominicana y su soberanía migratoria

Avatar del Listín Diario
Willians de Jesús SalvadorSanto Domingo, RD

Estados Unidos de América utiliza las sanciones como armas geoestratégicas, sus aplicaciones son por violación de los derechos humanos, terrorismo y a gobiernos con prácticas antidemocráticas.

La ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Foreign Corrupt Practices Act o FCPA). En el caso de las empresas se establecen sanciones por prácticas corruptas, fraudes o conductas que atentan contra la ética, cuya emisión fue en el año 1977-

Es importante subrayar que en el año 1997 se firmó la Convención de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), declara el pago de sobornos como ilegal para obtener negocios. Las sanciones van desde multas millonarias hasta la cancelación de transacciones de compras y ventas, creando crisis de confianza corporativa en los mercados.

El día 23 de noviembre del 2022, Washington emite la Orden de Retención de Liberación del azúcar sin refinar y productos a base de azúcar producida en la República Dominicana por Central Romana Corporation Limited. Por lo que se detendrán en todos los puertos de los EE. UU.

Esta decisión esta supuestamente basada en el uso de trabajo forzoso en las operaciones del Central Romana, además identifican 5 de los 11 indicadores de trabajo forzoso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señalan abuso de vulnerabilidad, aislamiento, retención de salarios, condiciones de trabajo y de vida abusivas, además de horas extra excesivas.

La sociedad dominicana ha interpretado esta decisión como una posición disruptiva de parte de Washington sobre la cuestión dominico-haitiana, debido a las declaraciones que han precedido la medida de Orden de Retención de liberación de la azúcar del Central Romana, y supuestas gestiones diplomáticas del gobierno demócrata estadounidense, para que República Dominicana acepte la instalación de campamentos de refugiados y que se detengan las repatriaciones de haitianos ilegales hacia su país.

Estados Unidos de América tiene la experiencia de la complejidad del tema migratorio, por las grandes caravanas humanas que llegan hasta sus fronteras y tiene que tomar medidas drásticas, para detener ese torrente de personas de diferentes sexos, edad y condiciones sociales.

Estamos conscientes de que el fenómeno de la migración es producto de varios factores como son pobreza, desempleo, hacinamiento, represión política e inequidad social, y República Dominicana es la puerta más cercana de la población haitiana para huir de la calamidad haitiana, hoy convertida en tierra de nadie por las bandas que se han apoderado del país. Los haitianos ven en dominicana oportunidad de empleos, educación, bienestar, seguridad política y mejores condiciones de vida. Este comportamiento está fundamentado en el modelo que los especialistas en la temática llaman modelo Push-Pull.

La comunidad internacional no es ajena a la realidad de Haití, alto nivel de desempleo, inseguridad alimentaria, inflación, crisis energética, insalubridad y la inseguridad ciudadana creada por las bandas diseminadas en todo su territorio nacional.

Las medidas puestas en marcha por Washington atentan contra la estabilidad económica de la República Dominicana, país aliado y con excelentes relaciones bilaterales, además que afecta la imagen del país como destino turístico y para la inversión extranjera.

No deben ser ajenos los estrategas norteamericanos que este tipo medida en el contexto del escenario actual, acentúa los sentimientos nacionalistas, cuando lo deseable es buscar fórmulas por la comunidad internacional para ayudar a Haití a superar su tragedia socioeconómica y su Estado fallido, y no utilizar a nuestro país como cabeza de turcos de una situación que no somos responsables, todo lo contrario, República Dominicana ha sido solidaria en los momentos más críticos de la vecina nación..

Independientemente de las medidas de presión económicas de Estados Unidos, República Dominicana no renunciará a su soberanía migratoria, reiterando su disposición a participar con la comunidad internacional en la búsqueda de soluciones al problema de Haití.

Diferentes líderes se han pronunciado en torno a las medidas de Estados Unidos, entre ellos el excanciller Miguel Vargas Maldonado, presidente para América Latina y vicepresidente mundial de la Internacional Socialista, a través de Twitter desde Madrid: “El diálogo y la unidad de esfuerzos ha sido nuestro insistente llamado de atención frente a temas en extremo sensibles. Saludamos la disposición del Gobierno que, sobre esa base, acompañará @CentralRomana ante el impasse con el Departamento de Aduanas de los EEUU”.

Finalmente, hacemos un llamado a la unidad nacional de todos los sectores, partidos políticos, empresarios, sindicatos, sociedad civil, iglesias y colectivos populares a enfrentar las presiones internacionales y apoyar la decisión del gobierno dominicano de aplicar la ley de migración.