Listin Diario Logo
26 de noviembre 2022, actualizado a las 12:31 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 22 de agosto de 2022

INTOLERANCIA

Un fin de semana sangriento

En esta semana otros hechos violentos han consternado a la sociedad dominicana. La madrugada del martes 16 de agosto murió el joven Dabel Zapata, de 32 años, durante un asalto en un puesto de comida rápida

  • Un fin de semana sangriento

    Comunitarios de Los Alcarrizos. 

  • Un fin de semana sangriento
  • Un fin de semana sangriento
  • Un fin de semana sangriento
Javier Flores / Carolina Pichardo / Miguel Arroyo / Deyanira Polanco
Santo Domingo, RD

Las muertes sacuden diversos puntos del país

A pesar de que todo apuntaba a que la noticia principal de la semana que recién termina seria todo lo pronunciado por el presidente Luis Abinader y las reacciones a este, fue la cantidad de muertes producidas en la semana lo que tomaron los titulares del escaparate público. 

Solo en las últimas horas, fue reportado que una joven falleció la madrugada del domingo luego de ser herida presuntamente por su pareja sentimental en Moca, provincia Espaillat, donde también anoche fueron ultimados dos jóvenes en un centro de diversión.

Karla Angélica Pérez Durán murió en un centro privado de salud en la ciudad de Moca, tras el incidente ocurrido en el distrito Municipal José Contreras (Villa Trina).

Apenas horas antes murieron a tiros dos hombres en un establecimiento de venta de bebidas alcohólicas en Gaspar Hernández, provincia Espaillat. Las víctimas fueron identificadas como Nelson Antonio García “Tres Pelos”, de 29 años, y Ciriaco Odavi Burgos “El Chipero” de 19 años, mientras que el presunto agresor es Sandro Lebrón.

Una fuente dijo a Listín Diario que “El Chipero” y Lebrón tenían problemas personales y el primero le dio una bofetada al segundo, a lo que este se retiró el lugar y regresó con el arma de fuego que había cometido en doble crimen. García y Burgos residían en la localidad El Semillero de Gaspar Hernández y fallecieron en el hospital Fallecieron hospital Manuel Luna.  El homicida está prófugo.

Los Alcarrizos

La noche del sábado ocurrió otro hecho en la localidad Los Coquitos, en el municipio Los Alcarrizos, cuando Esteban Javier Cora le quitó la vida a su expareja Indira de la Cruz, de 19 años; su hermana, India Paola Rosario de la Cruz, de 16, y la madre de ambas Marianeli Rosario Tejeda, de 36 años. El agresor, según informes preliminares, atacó a su expareja, a la madre de esta y también a una hermana en el sector Los Coquitos, en el referido municipio.

Días atrás

En esta semana otros hechos violentos han consternado a la sociedad dominicana. La madrugada del martes 16 de agosto murió el joven Dabel Zapata, de 32 años, durante un asalto en un puesto de comida rápida en el kilómetro 8½ de la avenida Independencia, en la capital dominicana.

Hasta el momento ha sido apresado Julio César Jiménez, de 29 años.  Mientras que otros cuatro continúan prófugos de la justicia, de acuerdo con la Policía Nacional. Mientras que la madrugada del viernes 19 de agosto murió el comunicador Manuel Duncan, de 45 años, en el parqueo del establecimiento de Rico Hot, en la avenida Núñez de Cáceres, el principal acusado es el vicealmirante retirado Félix Alburquerque, expresidente de la DNCD.

BARAHONA

Dos niñas heridas

Un nuevo capítulo de violencia dejó como resultado dos niñas heridas de bala y un adulto mayor en el barrio Enriquillo de Barahona.

En el tiroteo resultaron heridas las niñas Yaritza Cuello, de 13 años y Morelia Pinales, 8; así como su abuelo, Marcial Antonio Pinales, de 60 años.

Los tres presentan heridas en los glúteos y las piernas, por lo que reciben asistencia en el hospital Jaime Mota. Los disparos los hizo un tal “Camarón”.

Los feminicidos, homicidios y asaltos afectan colectivamente

“Mire, ahora es mejor estar soltera”, con esta expresión comenzó su desahogo una joven profesional, de 25 años, una intelectual a la que los hechos de violencia y delincuenciales que se producen en el país pudieran estar afectando su cerebro, de acuerdo con las definiciones que hacen el neurólogo José Silié Ruiz y el siquiatra César Mella. 

Carmen Hernández se refirió a la muerte de una madre, sus dos hijas y otro hombre de manos de la expareja de una de ellas en Los Alcarrizos; a otro feminicidio en Moca, provincia Espaillat, así como la muerte a tiros de dos jóvenes en un colmadón en Gaspar Hernández, todos en menos de 24 horas.

Su carrera la obliga a conocer estos hechos y darles seguimiento, por lo que no puede evadir la noticia, y sigue su relato de miedo con la expresión “yo vivo una ansiedad desde que salgo de mi casa hasta llegar a mi trabajo y en la tarde la misma angustia hasta volver a mi casa. En el autobús tengo miedo a que cualquier persona me pueda hacer daño”.

Para el neurólogo Silié Ruiz en el país está produciendo “una depresión con desesperanza”, mientras el siquiatra César Mella lo define como estrés postraumático, condición sicosocial en la que el ser humano presenta irritabilidad, tristeza e insomnio.

Ambos especialistas entienden que no solo en República Dominicana se da este fenómeno, que se ha agudizado tras la pandemia, pero sus recomendaciones las dirigen a las autoridades a devolverle la esperanza a la gente con mayor seguridad ciudadana y campañas positivas, y a los individuos, en particular, al destacar que los psicólogos y siquiatras no dan abasto con los episodios que se están produciendo, sobre todo en la población joven.

Silié Ruiz contó a Listín Diario que pensaba que la pandemia del coronavirus iba a convertir a la sociedad en más humana, empática y más solidaria, pero “ha sido lo contrario, nos hemos tornado más violento, agresivos, irritables, la ira nos arropa y en segundo pasamos de cero a 100 y matamos a quien sea, por el hecho de que ese estado anímico de angustia y estrés vivencial”.

Anota que el cerebro tiene un punto de fractura al someterlo a estrés constante y llega un momento que colapsa, por lo que la cantidad de gente que anda frustrada desde el punto de vista emocional, familiar y económico es un caldo de cultivo de violencia, “cuando ese ser humano no cumple las expectativas se frustra y se torna agresivo contra todos”.

Silié Ruiz destacó que ve una y dos personas en su consulta diariamente con este cuadro e insta a los que tiene pánico, fobia a buscar ayuda urgente.

El psiquiatra  

“Estamos viendo en los últimos meses una sociedad en un estado de incertidumbre, falta de seguridad ciudadana y violencia interpersonales” explica el doctor César Mella. 

Dijo que entre los factores que incitan a esa descomposición social y que repercuten en la salud emocional de las personas, las armas de fuego, las desapariciones de personas, entre otros.

Fiscales piden prisión para asesino de Duncan

El ministerio público solicitó la imposición de prisión preventiva contra el vicealmirante retirado Félix Alburquerque Comprés, imputado de matar al comunicador Manuel Taveras Duncan y de borrar evidencias relevantes, al destruir y ocultar el arma ilegal que utilizó para cometer el hecho.

La instancia dirigida al tribunal por el fiscal Vladimir Viloria, del Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos contra las Personas de la Fiscalía del Distrito Nacional, establece que el pasado 19 agosto, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, se originó una pelea entre el imputado Alburquerque Comprés, expresidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), y Taveras Duncan, que culminó en la muerte a tiros de este útlimo.

El crimen ocurrió mientras la víctima se encontraba en un establecimiento de comida rápida ubicado en la avenida Núñez Cáceres esquina Rómulo Betancourt, en el sector Los Cacicazgos, del Distrito Nacional, hecho que quedó captado en un vídeo difundido ampliamente por medios electrónicos. La instancia indica que en momentos en que Taveras Duncan era atendido por empleados del negocio llegó el imputado Alburquerque Comprés y se desmonta de un vehículo marca Mercedes Benz, riéndose, razón por la cual el occiso piensa que el imputado se reía de él, situación que originó una discusión entre éstos. Viloria señala en la solicitud de medida que fruto de esa situación se suscitó una pelea en la cual éstos se agredieron mutuamente, hasta que intervino una seguridad de la plaza y una persona que acompañaba a la víctima.

Posteriormente, Alburquerque Comprés se dirigió a su vehículo, por lo que él seguridad y empleados del establecimiento le sugirieron a Taveras Duncan que se retirara del lugar, no logrando esto, debido a que inmediatamente el imputado sacó desde el interior de su vehículo una pistola y comenzó a realizar múltiples disparos en contra de la víctima y su amigo, no logrando impactarlos en ese momento debido a que estos salieron corriendo.

Detalla que Alburquerque Comprés abordó de nuevo su vehículo para perseguirlos, mientras Taveras Duncan logró esconderse detrás de una banca de lotería, donde fue encontrado por su victimario, quien de inmediato procedió a desmontarse de su vehículo y le realizó un disparo en el tórax y tras caer al pavimento, aprovechó para realizarle otro disparo y se marchó de la escena del crimen, dejando el cuerpo sin vida del comunicador tirado en el suelo.

Taveras Ducan falleció a causa de herida por proyectil de arma de fuego en hemitórax derecho y salida en región dorsal, conforme al acta de levantamiento de cadáver No. 65197, realizada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif). Luego de cometer el hecho, el imputado se deshizo del arma homicida utilizada para matar a Taveras Duncan, y en una acción criminal procedió a desaparecer dicha arma, ilegal, ya que la misma no le fue asignada por su institución castrense, expresa el Ministerio Público. Alburquerque fue arrestado mediante orden judicial.

El Ministerio Público ha calificado los hechos en los tipos penales descritos en los artículos 295 y 304 del Código Penal Dominicano, así como los artículos 66 y 67 de la Ley 631-16, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, que tipifican el homicidio voluntario causado con arma de fuego ilegal.

La solicitud de la Fiscalía establece que la medida a imponer en este caso debe ser la prisión preventiva en virtud de que Alburquerque Comprés no ofrece garantía para presentarse a los actos del procedimiento y someterse a los mismos.

Señala que en su caso existe el peligro de fuga al tratarse de un hecho grave y la posibilidad de que el imputado torpedee el proceso de investigación mediante la intimidación a testigos conforme las relaciones que cultivó en su prolífica carrera militar y su comportamiento violento, además de que destruyó y ocultó el arma ilegal que utilizó para cometer el hecho criminal.