Santo Domingo 27°C/28°C light rain

Suscribete

“El Macotazo” un proyecto para mejorar y conocer el país

Los jóvenes visitantes de “La Gente” realizan una presentación recreativa.

Los jóvenes visitantes de “La Gente” realizan una presentación recreativa.

De las sinergias de siete jóvenes del bachillerato y su amor por las fiestas y el turismo interno nació “La Gente”, hoy una fundación de la que germinó “El Macotazo”, uno de los proyectos de impacto más efectivos de la República Dominicana, dirigido a niños y jóvenes.

“La Gente es un grupo de amigos que surgió de forma muy orgánica y espontánea, realizando excursiones y actividades festivas para promover la sana diversión. Y al reconocer el poder de convocatoria creado, se les ocurrió utilizar esos encuentros para seguir convocando a sus conocidos, pero con la iniciativa de llevar juguetes a los mismos”, según contó Julio Pérez, presidente de la organización, el comienzo de la historia del grupo.

Con esos primeros donativos recaudados en un drink en 2010 cuando el turismo no era reconocido en Instagram ni en ninguna otra red social, emprendieron su primera ruta, pero con algo para entregar a la comunidad que le dio asilo durante ese fin de semana.

“Nuestra idea era celebrar festividades navideñas en una comunidad desconocida cada año. Le cogimos el gustico a viajar por los rincones este país y eso nos llevó a conocer al dominicano de pueblo; a ese ser que te brinda su casa sin conocerte y que te deja dormir ahí”. Por esas razones expuestas por Pérez fue que la fundación se comprometió a no viajar con las manos vacías.

Con esa primera experiencia ampliaron el diapasón de donaciones. Ahora también llevaban útiles escolares, al ver la educación como el método más eficaz para que las comunidades visitadas puedan desarrollarse.

La primera convocatoria para la recolección de los útiles escolares fue también un drink. Elemento que resaltan, porque fue su identidad al inicio como grupo juvenil promotor de fiestas.

Pérez reflexiona: “A veces queremos satanizar al joven que se está divirtiendo y la está pasando bien y le gusta la música urbana, pero se olvidan de que esa misma energía que tiene ese joven se puede canalizar para beneficio de la sociedad.”.

Poniéndose como ejemplo, prosiguió: “Estábamos bien en la calle, y de ahí nace nuestro proyecto El Macotazo”.

A pesar de que ese plan tomaba más relevancia con el paso del tiempo, el hecho de no renunciar a las fiestas se convirtió en un impedimento para convertirse en fundación. Sin embargo, con la madurez y las experiencias vividas se alcanzaron los méritos que hoy se le atribuyen.

Una marca

Pérez considera la Fundación como una marca. Hoy la integran más de 300 voluntarios que llegan con el objetivo de vivir la experiencia macotista.

“He tenido la oportunidad de representar a la República Dominicana en Estados Unidos, Brasil, Haití, México y Panamá. Hemos llegado hasta allí con nuestro proyecto, porque es un modelo de sostenibilidad, un generador de impacto que nos hace sentir orgullosos de lo nacido como un juego pudo llegar tan lejos”.

“Doce años del Macotazo”

El Macotazo es el nombre de las actividades realizadas para entregar cuadernos en las comunidades elegidas durante un fin semana. En esas localidades la fundación realiza charlas, encuentros con los niños, además de que su presencia como aventureros lo lleva a descubrir un pueblo que pocos visitan, pero que está lleno de vida y oportunidades.

Hasta la fecha, se registran 80 comunidades visitadas, 25 mil personas impactadas y 85 mil cuadernos entregados. Para este año que realizará la décima segunda entrega de útiles tiene como meta llegar a cinco comunidades más.

Pérez cuenta que “El Macotazo” es mi hijo mayor. “La Gente” es una hermandad de siete amigos que lo fundaron sin pretender que fuera un proyecto social. Somos compadres, socios y compañeros desde el liceo.”

Educar mediante el turismo

“La República Dominicana está considerada como un país que vive del turismo, que deja beneficios económicos, pero no una buena educación” comenta Pérez al referirse de nuevo al turismo que ellos han realizado con la idea de mejorar las condiciones de esos lugares.

Entiende que el cuaderno es la excusa para llegar a los jóvenes y mostrarle que fuera de ese pueblo hay oportunidades de crecimiento. Este es un símbolo para cambiar la forma de pensar hasta llegar al punto de que estos se cuestionen sobre lo que quieren para su vida y se planifiquen en pro de eso.

Por eso afirma Pérez: “El modelo es atractivo, porque siempre tenemos jóvenes que quieren participar motivados por el tema de viajar, conocer el país de una forma divertida y económica, además de tener impacto social”.

Lejos de la ciudad

Todo el voluntariado de “La Gente” realiza la recolección de útiles en Santo Domingo, Pero las entregas siempre son lejos de la ciudad, sin importar los obstáculos que en el camino estos jóvenes se puedan encontrar. Para esos casos, aplican el lema “Acción ante la queja” como estampa y eso los hace marchar a la perfección.

“Las entregas no se comparan con nada. Tampoco el hecho de salir de la ciudad un fin de semana a conocer gente. Lo importante es ver que los voluntarios se convierten en una esperanza y en una luz para ese pueblo. No existen palabras para expresar lo que se siente. La gente no te lo dice como tal, pero cuando se ve el rostro de gratitud de un niño sonriente, es mucho. Ese niño quiere expresar su satisfacción porque el grupo está junto a él y le brinda una oportunidad”.

De espaldas al Estado

A pesar del trabajo que realizan estos jóvenes a favor de la educación en comunidades vulnerables, no se ha logrado ser parte del presupuesto de la Nación y de ni ningún otro apoyo gubernamental.

En varias ocasiones realizaron los procesos sin resultados positivos. Desmotivados por la pérdida de tiempo y dinero, concluyeron en invertir eso en sus proyectos y continuar sus trabajos sin respaldo del Gobierno.

“Hemos tenido el apoyo de muchas personas y pequeñas empresas, como el grupo Ramos, un aliado desde hace varios años”, resaltó.

Próxima recolección

La recolección de útiles escolares será 30 de julio en el Jardín Botánico y la invitación está dirigida a toda la familia: llevar un lápiz, una borra o un cuaderno y a pasarla bien.

¿Cómo ser voluntario?

“La Gente” es muy asequible y se mantiene porque forma parte de la mítica y de sus principios. La forma en la que una persona puede ser voluntario es comunicándose a través de sus redes sociales @lagentedo como la vía más rápida y un formulario en su página web: “Para sudar en el Macotazo”.

El grupo juvenil El Macotazo, visita una comunidad.

Tags relacionados