Listin Diario Logo
11 de agosto 2022, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 06 de julio de 2022

“Quiero que me operen y no tengo donde vivir”

  • “Quiero que me operen y no tengo donde vivir”

    Los adultos mayores fueron asistidos por dirigentes comunitarios. leonel matos. / LD

  • “Quiero que me operen y no tengo donde vivir”
Laura Castillo
Santo Domingo, RD.

Sostenido de un bastón, con una camisa azul y sin tener fuerzas para hablar, un señor identificado como Juan Francisco Rosario, pidió una ayuda al presidente Luis Abinader para realizarse un procedimiento quirúrgico y la construcción de una casa debido a que  no tiene “donde vivir”.

“Quiero que me operen y no tenemos donde vivir”, expresó el adulto mayor sin ánimos de expresarse y sin resistencia para sostenerse bajo un ardiente sol que arropaba la explanada frente al Palacio Nacional donde estaba postrado junto a otros ciudadanos menos privilegiados que decidieron manifestarse ayer en demanda de una fiel asistencia del gobierno.

Con la intención de que le entendieran y le escuchasen su diminuta voz, dijo que él (en particular) recibe una ayuda de un monto de RD$2,400 proveniente de una tarjeta del Estado, sin embargo, se cuestionó sobre qué se puede hacer con esa cantidad de dinero.

“Póngase a pensar usted para qué dan RD$2,400”, manifestó Rosario, agregando que la única opción que tiene es salir a pedir a las calles porque no puedo trabajar, a la vez que intentaba levantar su bastón para evidenciar estado físico e intentó ofrecer su cédula para que confirmaran su identidad.

Rosario reside actualmente en Villa Liberación y junto a él había casi una decena de ciudadanos de escasos recursos que decidieron manifestarse frente a la casa de gobierno, pidiendo directamente al presidente Abinader ayuda económica para poder sobrevivir, además de medicamentos y viviendas dignas.

Otro señor identificado como Héctor Julio, residente en Los Tres Brazos, expresó tener problemas de la vista y sus brazos amputados, por lo que no puede insertarse en actividades laborales por sus condiciones físicas y problemas de salud.

“Lo encontré en la calle, me lo llevé para mi casa y lo tengo allá mientras tanto porque no puede trabajar pero vivo alquilado también”, expresó Lucas Villar, quien lo acompañaba y le sostenía para que este pudiera permanecer de pie.

Ayuda de medicamentos

Además, Franklin Cruz, residente en Los Guarícanos, también pidió por su hijo de tres años y cinco meses que está postrado en una cama sin poder hablar ni caminar debido a un trastorno que afecta directamente a su cerebro, según explicó.

“Nos han dicho que nos van ayudar con una silla de ruedas y con un tratamiento”, dijo refiriéndose a la primera dama Raquel Arbaje y al doctor Cruz Jiminián donde acudió en varias ocasiones, sin embargo, no han tenido respuestas positivas.

Cruz dijo que no tiene un empleo y que actualmente se desempeña como motoconchista del sector para poder sostener a su familia, principalmente a su hijo aquejado.

Asimismo, otra ciudadana identificada como Ivelise Morillo, solicitó al mandatario una ayuda para construir una “casita” ya que donde vive está en condiciones precarias y no tiene ayuda de familiares.

Morillo también reside en Villa Liberación y exhortó a Abinader “acordarse de los pobres”.
 
Representación

Los envejecientes y personas con discapacidad estaban con la representación de una mujer identificada como Patricia Ramírez, quien se desempeña como “dirigente comunitaria”.

Piden Abinader hable con ellos

La dirigente comunitario no quiere reunirse “con ministros ni intermediarios sino con Luis Abinader” y permanecerá manifestándose hasta que sea escuchada por las autoridades.

Allí tenía instalado un pequeño colchón junto a un bulto de ropa, sábanas, almohadas y una carpa plástica.

Personas se resisten a patronato para el Billini

ras varias controversias generadas por la posibilidad de que el hospital Padre Billini sea dirigido por un patronato, los munícipes del entorno y algunos pacientes manifestaron su total descontento respecto al tema.

Consideran que esta clase de intervención termina con una furtiva “privatización” de los centros hospitalarios, que en efecto gracias a su denominación como públicos los  hace accesibles a las personas de escasos recursos en el país.

Ramón Cuevas, quien es un paciente que frecuentaba el Padre Billini por las diferentes problemáticas de salud que le aquejan, expresó su parecer al respecto.

“A mí me gustaría saber qué tan incompetente se siente el gobierno que debe dejarles sus responsabilidades al sector privado. Para eso está Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud, eso entiendo yo”, especificó Cuevas. Otros de los aquejados con la construcción y el destino sin rumbo que pareciera tener el centro de salud son los pacientes con insuficiencia renal crónica, quienes aunque tienen un área para recibir sus diálisis, cuando presentan eventualidades como crisis o enfermarse deben desplazarse hacia otros hospitales.

El personal de salud no se queda atrás en su negativa a entregar el hospital a un patronato, algunas personas consultadas indicaron estar en rotundo desacuerdo al respecto. Sus nombres son omitidos para proteger su empleo.

“Pretenden poner el Billini como la Plaza de la Salud, que hasta para morirte tienes que buscar muchísimo dinero. Eso no debe ser así, si quienes están a cargo son plenamente conscientes entenderán que no es lo correcto, la misión de este hospital nunca ha sido esa”,
expresó un empleado.