Listin Diario Logo
11 de agosto 2022, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 30 de junio de 2022

Portorreal “nunca huyó”, dice su esposa

  • Portorreal “nunca huyó”, dice su esposa
  • Portorreal “nunca huyó”, dice su esposa
Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo, RD

El abogado Johnny Portorreal Reyes estuvo siempre en casa y tenía su oficina de abogados funcionando, a pesar de que la división de búsqueda y captura de prófugos de la Policía Nacional duró 13 meses detrás de él, según ha revelado su esposa, tras una visita a prisión.

Portorreal fue apresado ayer en la mañana por el fiscal Juan Ramírez y miembros del Departamento de Captura de Prófugos, en la calle 6 de Junio, del sector Altos de Chavón, en Boca Chica, por su implicación  en la estafa a miles de ciudadanos con apellido Rosario que buscaban una supuesta herencia millonaria.

De inmediato, fue conducido a la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, luego trasladado al médico legista y después retornado a la celda por dos sargentos de la Policía.

Rosa Páez, quien se identificó como esposa de Portorreal Reyes, que estaba prófugo de la justicia desde el 25 de mayo de 2021, dijo, al término de su visita a la cárcel,  que Portorreal nunca estuvo prófugo, y que nunca le notificaron que había un proceso en su contra.

“Mi esposo tenía su oficina de abogados abierta y fue detenido en nuestra residencia,  porque él no estaba corriendo”, comentó Páez, mientras se quejó de que a su cónyuge le están violando todos sus derechos fundamentales establecidos en la Constitución.

De su lado, el ministerio público informó que en las próximas horas solicitará prisión preventiva en su contra ante el juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, para que responda por la estafa de 16 millones de pesos a 283 personas de apellido Rosario, a quienes engañó con la promesa de gestionar una supuesta herencia millonaria.

De acuerdo a la acusación, Portorreal Reyes y los demás imputados en el caso aseguraban a las víctimas que por pertenecer a la “Familia Rosario” eran herederos de los terrenos valiosos donde opera una empresa minera y de parte de una supuesta suma millonaria en una entidad bancaria.