Listin Diario Logo
17 de agosto 2022, actualizado a las 08:43 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 08 de febrero de 2022

Director del Darío Contreras da su versión del caso Ashley

  • Director del Darío Contreras da su versión del caso Ashley

    Doctor César Roque

Santo Domingo, RD
Santo Domingo, DN. El Hospital Traumatológico Darío Contreras aclaró ayer que la joven de 17 años, As­hley Rodríguez, fue despa­chada al día siguiente de ser intervenida en ese centro porque no ameritaba un in­ternamiento extendido.

La joven fue sometida a una cirugía 12 horas después de sufrir un accidene de moto­cicleta el pasado 31 de ene­ro en horas de la mañana, pero presentó complicacio­nes tras ser despachada a su hogar, según denunció, de manera apresurada.

A continuación la acla­ración íntegra del cen­tro sobre la denuncia:

En los centros hospitala­rios, por lo menos en es­te gobierno, no existen los llamados “rebotes”, lo que hay son URGENCIAS que se atienden de acuerdo a su gravedad, porque de ello depende en muchos ca­sos la vida de las personas.

No sólo para determinar di­cha gravedad se siguen pro­tocolos médicos y científicos, llevados a cabo por profe­sionales altamente capacita­dos y de amplia experiencia, también se siguen en cual­quier otro procedimiento que se realice, sin importar la condición socio-económi­ca o de cualquier otro tipo del paciente.

Para atender a un usuario que llega de urgen­cia, una vez hecho su diag­nóstico y preparación, se pro­cede a su cirugía, conforme a las posibilidades del hos­pital y se inicia un procedi­miento con protocolos clíni­cos y quirúrgicos, claramente establecidos por la práctica médica y científica del más alto nivel; por eso hay que esperar a ser atendido, por­que los recursos son finitos, superados por la demanda.

Una vez realizada una inter­vención, el paciente es man­tenido bajo observación por el tiempo necesario para de­terminar posibles reacciones o efectos adversos.

De no pre­sentarse ninguna situación anormal, el paciente es dado de alta, porque no amerita hospitalización prolongada.Ese fue el caso de Ashly Ro­dríguez, una joven de 17 años que ingresa a la Emer­gencia del Hospital Darío Contreras el 31 de enero en horas de la mañana, luego de un accidente de motor, pre­sentando fractura y quema­dura de primer grado en su antebrazo izquierdo, la con­dición general de la paciente en ese momento es estable, se procede a su evaluación, exámenes, dictamen médi­co y preparación preopera­toria.

Se programa su ciru­gía para la reconstrucción de huesos y tendones de dicho brazo izquierdo a las 7:00 de la noche; la intervención quirúrgica es exitosa y termi­na a las 8:35 p.m. ingresan­do la joven a la sala de Obser­vación para su seguimiento, sin que se presente ninguna condición que amerite su in­ternamiento extendido, sien­do dada de alta el 1 de fe­brero, cerca del mediodía.

Por la naturaleza de sus que­maduras y como parte del proceso de curación, días después la paciente pre­senta ampollas en su piel y sus familiares deciden acudir a un centro priva­do para su curación, que­maduras que evolucionan satisfactoriamente confor­me al centro que la atiende.

Ahora bien, dentro de todo proceso llevado a cabo por el hospital, se realiza un se­guimiento luego de cada ci­rugía para establecer y tratar el estado del paciente, de ser necesario. En este caso, di­cho seguimiento se ha reali­zado conjuntamente con el centro privado donde fue in­gresada Ashley por deseo de sus familiares. Se pudo es­tablecer, conforme al médi­co de cabecera, que la joven se encuentra en perfectas condiciones de recupera­ción, por lo que en los próxi­mos días será dada de alta.

 

Doctor César RoqueDirector General.
Doctor César Roque


Más en La República