Listin Diario Logo
01 de diciembre 2021, actualizado a las 10:33 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 17 de agosto de 2021

Instituto Medioambientalista: “Licencia ambiental del aeropuerto de Bávaro es una aberración”

ASEGURARON QUE ESTO REPRESENTA UNA TERRIBLE AMENAZA PARA LOS RECURSOS NATURALES Y EL ECOSISTEMA DE TODA LA REGIÓN

  • Instituto Medioambientalista: “Licencia ambiental del aeropuerto de Bávaro es una aberración”

    Euren Cuevas (izquierda), director ejecutivo del Isaproma, y el presidente de la Fundación Turismo Sostenible, Luis Simó.

Santo Domingo, RD

El Instituto de Abogados para la Protección del Medioambiente (Isaproma) denunció que la licencia ambiental otorgada al Aeropuerto Internacional de Bávaro, a finales del pasado gobierno, es una aberración que nunca debió aprobarse.

Asimismo, aseguraron que esto representa una terrible amenaza para los recursos naturales y el ecosistema de toda la región.

“Esa licencia ambiental es una aberración y si ustedes observan cómo se dio el proceso, se dio en un tiempo récord”, deploró el director ejecutivo del Isaproma, Euren Cuevas, quien aseguró que para conseguir esa licencia debieron llevarse a cabo varios estudios, previo a la emisión de la misma.

Por lo tanto, alertó que si se llega a construir esa estructura, el turismo en la zona peligra porque puede faltar agua potable tanto para los turistas como para los residentes.

“Si se permite que se construya, todos los dominicanos vamos a llorar lágrimas de sangre porque el impacto en el turismo va a ser demoledor y por siempre”, dijo, añadiendo que esto se deberá a que los hoteles tendrán que cerrar porque no tendrán agua dulce.

Igualmente sostuvo que el impacto mayor de esa terminal sería en el agua y recordó que ya la región Este del país ha sido muy afectada por la intrusión salina, ya que el agua dulce es contaminada cuando penetra agua marina debido a la presión cuando se saca el agua del mar para el consumo humano.

“Entonces ese aeropuerto va a tener una presión porque van a sacar agua del subsuelo y una cantidad considerable. Eso va a traer como consecuencia que el agua del mar va a penetrar más lejos de lo que está y entonces se va a contaminar más el agua dulce y entonces el impacto más grande que nosotros entendemos que va a tener es al recurso hídrico”, dijo.

Cuevas también advirtió sobre los graves daños que ocasionaría esa obra en el aire, en la biodiversidad y en la salud de la gente.

Manifestó que, por todas esas razones, Isaproma se opone rotundamente a esa licencia ambiental y han notificado al ministro de Medioambiente y Recursos Naturales para que se abstenga a continuar con ese proceso y anule esa sentencia.

Además, refirió que en la franja costera de la provincia La Altagracia hay una serie de cuevas que van a ser afectadas.

“En todas partes del mundo que se entiende es un país mínimamente desarrollado y que vive del turismo, no se puede impactar dañando sus pictografías que es parte del atractivo turístico”, replicó.

Hizo un llamado al presidente Luis Abinader para que no permita esa construcción.

“Esa es una obra peligrosa y su gobierno no puede darse el lujo de legitimar una aberración que viene del otro gobierno que parece quería beneficiar a un grupo económico en detrimento de toda una población, del medioambiente y de los recursos naturales y de la salud de la gente”.

Fundación Turismo Sostenible

De su lado, Luis Simó, presidente de la Fundación Turismo Sostenible, expresó que “no podemos permitir bajo ningún concepto que se comiencen a desarrollar obras que no tengan por ejemplo un sentido de preservación”.

Sostuvo que construir un aeropuerto en la zona donde se está planeando hacer “realmente nosotros no le vemos el sentido a eso que no sea el de destruir tierras que podríamos utilizar favorablemente para la agricultura o para el mismo desarrollo de proyectos turísticos que respeten el medioambiente”.

Indicó que cuando se va a desarrollar un proyecto de esta naturaleza es necesario hacer un estudio de impacto ambiental.

“Cualquier proyecto que tú vayas a desarrollar en el ámbito del turismo, sobre todo si vas a afectar una playa, una montaña, un río, tiene que revisarse con un estudio de impacto ambiental, y los estudios de impacto ambiental han demostrado en muchos casos que se han construido violando esos estudios de impacto ambiental que la naturaleza se cobra después eso que le hicieron”, indicó.


Más en La República