Listin Diario Logo
30 de julio 2021, actualizado a las 08:13 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 14 de junio de 2021

Autoridades de Las Américas continúan sin cambiar valla perimetral a pesar del robo de los cables

  • Autoridades de Las Américas continúan sin cambiar valla perimetral a pesar del robo de los cables
  • Autoridades de Las Américas continúan sin cambiar valla perimetral a pesar del robo de los cables
  • Autoridades de Las Américas continúan sin cambiar valla perimetral a pesar del robo de los cables
Rafael Castro
Santo Domingo, RD.

La actual valla ciclónica del Aeropuerto Internacional de Las Américas, José Francisco Peña Gómez, continúa en estado deplorable lo que representa un riesgo para la seguridad y la operación de aeronaves y de pasajeros. 

Esta verja, que tiene 60 años se ha ido deteriorando permitiendo que intrusos, desaprensivos  e incluso animales puedan acceder con facilidad a las áreas restringidas.

La verja divide el aeropuerto de las áreas de Andrés Boca Chica, al Este, La Caleta al Norte y al suroeste del puerto Multimodal Caucedo, y la Ruta 66.

Se dice que en esos sectores adyacentes a la terminal existen grupo de jóvenes maleantes llamados “Los trillos”, que operan alrededor del Mega Puerto y aprovechan cualquier ocasión para filtrarse a las áreas prohibidas del aeropuerto debido a la fragilidad de la malla.   

Uno de los casos más sonoros se produjo el pasado 23 de mayo de este año. En esa ocasión  y producto de las malas condiciones del vallado perimetral, tres mozalbetes violaron los controles de seguridad y sustrajeron de las áreas restringida parte de los cables eléctricos del sistema de luces de la pista de aterrizaje, dejando la misma oscura.

La acción calificada de sabotaje ocasionó inconvenientes en las operaciones de vuelos del aeropuerto, que tras el cierre de la pista por la falta de iluminación los aviones se mantuvieron sobrevolando el espacio aéreo, siendo luego desviados a otros aeropuertos alternos.

Previo a este lamentable suceso, también se registró en el mes de abril otro episodio desagradable en la terminal,  el caso de un ciudadano Canadiense que conduciendo su vehículo un BMW color rojo a alta velocidad ingreso a la zona prohibida tras derribar la puerta de acceso al área restringida de la terminal.

Con relación al caso Los agentes el CESAC apresaron y sometieron a la justicia al canadiense Levastien Massicctle Lalumieve, acusado de irrumpir de forma violeta con su vehículo al control de acceso de la puerta de entrada a la rampa del aeropuerto Internacional de Las América.

El CESAC como organismo encargado de la seguridad de los aeropuertos del país expresó que el extranjero, al cometer el hecho, violó la Ley 188-11, sobre Seguridad de la Aviación Civil, entre otras normas jurídicas de la República Dominicana.

En tanto que los recientes episodios sucedidos en el aeropuerto Internacional José Francisco Peña Gómez, se ponen en evidencia la vulnerabilidad de la verja ciclónica que separa la terminal de las áreas públicas y a la vez coloca en entredicho la eficaz de la seguridad aeroportuaria.

Se hace necesaria la intervención de las autoridades aeroportuarias para el reemplazar con urgencia esa  malla ciclónica tras considerar  que la seguridad del aeropuerto es un asunto de seguridad de Estado.

60 años de construcción de la verja

El perímetro que se construyó en el año 1956 durante el régimen del dictador Rafael Leónidas Trujillo, tiene una extensión de 14 kilómetros cuadrado que cubre toda el área circulante de la terminal aeroportuaria, pero que ya está inservible.

Se critica que a pesar de que la planta física del AILA en los últimos años luego de los procesos de concesiones, por empresas  extranjeras, ha sido sometida a transformaciones y ampliaciones, sin que sea removida esta verja perimetral, siendo solo removida en algunos tramos obviando su importancia.

En igual situación se observa también la parte de la verja que divide el perímetro con el poblado de la Caleta, por donde pasan a muy baja altura las aeronaves para iniciar su descenso a la pista.

Lo mismo pasa en la parte que se haya frente a la avenida Ruta 66.

SUPERVISION DE LA TSA DE EE.UU

Este mismo año en el mes de abril, en su primera visita de trabajo de una comisión de  inspectores los técnicos de la Administración del Transporte de Seguridad de Estados Unidos, por sus siglas en inglés TSA reconocieron la labor del CESAC en materia de seguridad y de control de acceso.

Los inspectores resaltaron los altos estándares de seguridad con que se manejan los puntos de accesos a las áreas restringidas de acceso de viajeros a la terminal aeroportuaria. En esa ocasión la TSA, también auditó a las líneas aéreas y al aeropuerto.

El CESAC argumenta que además, de que no es responsabilidad suya inmiscuirse en proyectos de construcción de este tipo obras en el aeropuerto. Tampoco dispone de recursos disponible para un proyecto de esa magnitud.

Hace unos años que el CESAC mantenía un recorrido continúo en una camioneta detrás de los aviones cuando éstos comenzaban su carreteo para tomar la pista e iniciar su despegue.

La medida era con el propósito de prevenir que polizones abordaran en tierra las aeronaves y se introdujeran en el tren de aterrizaje.

Coordinadamente antes de salir del avión y la camioneta un soldado del CESAC hacia una inspección de la pista. Ambas medidas sin embargo, habrían sido descontinuadas por falta de recursos.

Regularmente los jefes de seguridad exponen los problemas y lo socializaban en las reuniones de los comités de seguridad del aeropuerto que se celebran de forma bimensual, así como también llevaban las inquietudes a los directores de los aeropuertos y gerentes de líneas aéreas.                           

Riesgos de polizón 

Se recuerda que en el año 2003 un joven que intentó viajar a Estados Unidos, desde este aeropuerto en el tren de aterrizaje de un avión comercial se desprendió de la aeronave y cayó al pavimento completamente destrozado dentro del mismo perímetro de la terminal.  

Igualmente en fecha 15 de agosto del 2017, otro El joven dominicano Siomi Santos de 26 años viajó de polizón desde Santo Domingo a Miami escondido en el tren de aterrizaje de un avión de American Airlines  mostró a las autoridades del CESAC, como logró hacer la travesía arriesgando su vida para lograr su objetivo: llegar a Estados Unidos.