Listin Diario Logo
14 de junio 2021, actualizado a las 09:49 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 16 de mayo de 2021

A un año de los comicios presidenciales que no se hicieron en mayo

La tradición de que esos comicios se realizarán tiene sus inicios en la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo

  • A un año de los comicios presidenciales que no se hicieron en mayo
Javier Flores
Santo Domingo, RD

Apenas el 15 de marzo, justo cuando el país se preparaba para recibir los embates de la pandemia del nuevo coronavirus, se celebraban los comicios municipales extraordinarios. La población mostraba el pánico que tenía por la presencia de personas infectadas con el Covid-19, la pandemia que llevaba apenas dos semanas presente en el país en ese momento.

Los comicios se realizaron a pesar de que muchas corrientes entendían que la mejor opción hubiera sido que el torneo electoral no fuese celebrado pero aún con la resaca de la suspensión de las elecciones de febrero, por el fallo del voto automatizado que provocó protestas multitudinarias en la Plaza de la Bandera, la palpable crisis electoral, entre otras cosas, hacían que el sentimiento de que estas fueran “impostergables” y debían hacerse “sí o sí” rondaba entre las autoridades dominicanas. 

Una vez culminado ese proceso, y a pesar de que luego de los comicios municipales, los reportes de contagios diarios de Covid-19 aumentaban con el pasar de los días, la Junta Central Electoral (JCE) continuó su deber de celebrar las elecciones presidenciales el domingo 17 de mayo, como establece la Constitución.

Sin embargo, con el pasar de las últimas semanas de marzo y las primeras de abril, el reloj para montar las elecciones se agotaba y la pandemia continuaba golpeando el país. Varios partidos políticos comenzaron a sugerirle a la JCE que se deberían aplazar los comicios debido a que la movilidad y las condiciones de la misma no eran factibles.

Con las quejas de los diferentes sectores, el Estado de Emergencia y el toque de queda vigentes, y con la pandemia aún sin ceder terreno y a punto de entrar en su punto más alto, fue el lunes 13 de abril que el pleno de la Junta y su presidente, Julio César Castaños Guzmán, decidió mediante la Resolución 42-2020, posponer “a causa de fuerza mayor”, y por la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 en el país las elecciones ordinarias generales Presidenciales y Congresuales y moverlas al domingo 5 de julio.

Esos comicios fueron marcados como las primeras elecciones generales presidenciales que se celebraron fuera del mes de mayo desde el primero de junio de 1966, cuando Joaquín Balaguer resultó ganador de ese torneo electoral, el primero luego de la Guerra Civil de 1965.

La tradición de que esos comicios se realizarán en mayo tiene sus inicios en la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Desde el 1930 hasta 1960, la fecha en que se realizaban las “elecciones” era la del 16 de mayo de cada cuatro años. Eso cambió en 1962, cuando el 20 de diciembre se celebraron los primeros comicios luego del ajusticiamiento del tirano. Esas elecciones fueron ganadas por Juan Bosch.

No fue hasta las elecciones de 1970 cuando de la mano de Balaguer, que iniciaba el cuarto de sus infames 12 años en el poder, se retomó la práctica de que el torneo electoral se celebrara el 16 de mayo, cada cuatro años.

En el año 2010, el entonces presidente de la República Leonel Fernández impulsó una reforma constitucional, en donde, entre otros cambios, se modificó el artículo 209 de la Constitución Dominicana sobre las Asambleas Electorales. 

“Las asambleas electorales funcionarán en colegios electorales que serán organizados conforme a la ley. Los colegios electorales se abrirán cada cuatro años para elegir al Presidente y Vicepresidente de la República, a los representantes legislativos, a las autoridades municipales y a los demás funcionarios o representantes electivos.

Estas elecciones se celebrarán de modo separado e independiente. Las de presidente, vicepresidente y representantes legislativos y parlamentarios de organismos internacionales, el tercer domingo del mes de mayo y las de las autoridades municipales, el tercer domingo del mes de febrero”, reza dicho artículo dentro de la carta magna, el cual busca que el día de las elecciones no choque con un día laborable.

Por esa modificación, las elecciones presidenciales del 2012 tuvieron lugar el 20 de mayo y las del 2016 el 15 de mayo, ambas ganadas por Danilo Medina y por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).