Listin Diario Logo
19 de septiembre 2021, actualizado a las 07:05 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 17 de marzo de 2021

Haitianos compran casas en el país para fijar residencia

Alegan que Haití es un caos por los secuestros, la inseguridad, la inestabilidad y el desempleo, a lo que se suma ahora la crisis política.

  • Haitianos compran casas en el país para fijar residencia

    Los haitianos están emigrando de su país debido a la falta de oportunidades y a la crisis política. ARCHIVO/LD

Ricardo Santana
Santiago, RD

Haitianos de clase media alta y baja han comenzado a poner en venta sus pro­piedades en Haití y están comprando casas y otros inmuebles en República Dominicana, debido a los secuestros, la inseguridad y la inestabili­dad social y política impe­rante en ese país, dijeron empresarios, activistas de derechos humanos y re­presentantes de organiza­ciones haitianas.

El comerciante Roul Joseph, de Cabo Haitia­no, dijo que en su país no hay estabilidad y cualquier persona se expone a un se­cuestro.

Joseph manifestó que eso está impulsando a mu­chos de sus compatriotas de clase media alta a mu­darse a República Domini­cana.

Mientras el comercian­te George Montolío indicó que tenía dos tiendas de electrodomésticos y otra de repuestos en Trou Du Nord, pero que una turba le saqueó uno de sus nego­cios.

Subrayó que decidió cerrar sus establecimien­tos y comprar una casa en el sector Alto de Rafey, de Santiago, y que en los próximos días contempla instalar sus negocios aquí.

“Estamos desesperados, hay muchos secuestros, mucha inseguridad en Hai­tí, y las protestas no cesan, no hay condiciones para vi­vir”, se quejó.

El activista de derechos humanos haitiano, Jean Le­spinasse, consideró que el Gobierno de su país debe adoptar medidas urgentes para detener los secuestros y la inseguridad ciudadana.

Sostuvo que esa situación está alejando las inversio­nes en su país y que muchos están emigrando a Repúbli­ca Dominicana.

Lespinasse agregó que eso está agravando los nive­les de pobreza que afectan a la empobrecida nación ca­ribeña.

Contraste
Mientras haitianos de clase media alta emigran por la vía legal a República Domi­nicana, el Ejército y el Cuer­po Especializado en Segu­ridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) apresan diaria­mente a decenas de ciuda­danos pobres de ese país que tratan de entrar de ma­nera clandestina al territo­rio nacional.

Fuentes castrenses comu­nicaron que la vigilancia te­rrestre y aérea ha sido refor­zada en la zona fronteriza de Dajabón y en el Sur.

Asimismo, comunicaron que los drones que sobre­vuelan la zona logran de­tectar con frecuencia a hai­tianos que se dirigen al país en peregrinaje.

“Los soldados los apre­san, se los entregan a las autoridades de Migración para los fines correspon­dientes”, enfatizó la fuente.

Con frecuencia, el co­mandante del Ejército, ma­yor general Julio Ernesto Florián Pérez, atendiendo instrucciones del ministro de Defensa, teniente ge­neral Carlos Luciano Díaz Morfa, supervisa los traba­jos de los militares en la lí­nea limítrofe con Haití y los exhorta a ser enérgicos, pe­ro actuar apegados a las le­yes y respetando los dere­chos fundamentales de los extranjeros que tratan de entrar al país clandestina­mente.

Males empujan
Muchos de los haitianos de­tenidos y devueltos a su país comentaron que el ham­bre, los secuestros, la inse­guridad y el desempleo, los empuja a tratar de cruzar la frontera dominico-haitiana para establecer residencia en territorio dominicano.

“No hay oportunidades de trabajo, no podemos sa­lir a las calles por la insegu­ridad y comerciantes están cerrando sus negocios por temor y huyendo a Repú­blica Dominicana”, enfatizó Paul Pierre, un haitiano que esperaba ser repatriado jun­to a otros de sus compatrio­tas tras ser apresados por el Ejército y el Cesfront en la comunidad de El Higüero, en Palo Verde, Monte Cristi.

En ese contexto, agregó que ellos no quieren violar las leyes dominicanas tra­tando de burlar la vigilancia militar en la frontera, pero que la situación de su país los motiva a hacerlo.