Listin Diario Logo
20 de abril 2021, actualizado a las 10:16 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 25 de febrero de 2021

GERENTE DE MUSKA FILMS

Cómo ocurrió el secuestro de los dos dominicanos en Haití

  • Cómo ocurrió el secuestro de los dos dominicanos en Haití
Santo Domingo, RD

El momento en que se produjo el secuestro de dos dominicanos que formaban parte deun equipo que grababa una película en Haití, y un ciudadano haitiano que fungía como traductor, fue narrado por el gerente de la compañía  Muska Films, responsable del proyecto.

Gilbert Mirambeau Jr narró al diario Ayibopost de ese país que el hecho se produjo el pasado sábado cuando los tres miembros del equipo fueron secuestrados cerca de 5ta Avenida cuando regresaban de un rodaje en Jacmel.

Se trata del haitiano Albert Augusma dit Tinèg y los dominicanos, Maico Enrique Campusano Féliz y Antonio Gener Campusano Féliz.

Malatchong es una producción de Muska Films. Antes de Malatchong, este grupo había presentado la película Kafou al público haitiano.

Mientras los medios informan sobre la formación de un "escuadrón" anti-secuestro por parte del gobierno dominicano para venir a sacar a las víctimas, el cineasta Gilbert Mirambeau Jr. le cuenta a AyiboPost sobre los hechos.

A continuación lo que el ejecutivo le dijo al diario:

Ayibopost: Gilbert Mirambeau Jr., cuéntanos qué pasó el sábado 20 de febrero.

Gilbert Mirambeau Jr.: Vi el secuestro con mis propios ojos. Éramos unos quince coches en un convoy. Nos quedamos en Léogâne para un control policial. Querían comprobar si todo estaba bien. Durante la búsqueda creo que vi uno o dos autos que nos pasaban de manera extraña. Pero estaba muy cansado, no le presté atención.

Cuando llegamos a Carrefour, empezaron a entrar y luego intentaron romper el convoy de 17 autos. Pero fue por la Quinta Avenida que pasaron frente al camión que transportaba el generador. Y allí procedieron al secuestro de nuestro compatriota haitiano y de los dominicanos.

¿Has tenido noticias de los rehenes?

Hablamos con ellos. Lo están haciendo bien hasta ahora.

¿Por qué hiciste un convoy de 15 autos en ese momento?

¿Por qué hay secuestros en el país? ¿No deberíamos poder movernos libremente? Queríamos encontrar una hora exacta para llegar a casa. Son muchos los casos de secuestro durante los viajes diurnos. Varias personas nos aconsejaron salir temprano por la mañana o tarde por la noche. Cuando nos atacaron, era entre las 9 a.m. y las 9:30 a.m.

La preocupación es que existe un problema real de inseguridad en el país. Aunque tomé todas las medidas para asegurar a mi equipo, todavía estábamos bajo ataque.

¿Cómo garantizó su seguridad?

Teníamos ocho policías con nosotros. Delante y detrás del convoy, había dos policías. Los demás estaban esparcidos en medio del convoy. La policía vestía de civil.

No es el número de agentes de policía lo que importa. Si hubiera 40 policías, no creo que eso hiciera una diferencia. La situación podría ser más dramática, podrían dispararnos. Todos podríamos morir. No lo sabemos y nunca lo sabremos. Pero al final, hay un problema real en el país que debe resolverse. Y matar gente en su vecindario no es la forma de resolverlo. Los jóvenes necesitan esperanza, trabajo y oportunidades. También es necesario frenar la corrupción y la impunidad en el país.

¿Crees que el secuestro podría provenir de tus guardias de seguridad?

No, jamás. Son personas de confianza. Nuestra colaboración comenzó con el rodaje de la película Kafou, en 2015.

La preocupación es que existe un problema real de inseguridad en el país. Aunque tomé todas las medidas posibles para asegurar a mi equipo, todavía estábamos bajo ataque.

Para el rodaje de la película Malatchong, hicimos dos sesiones. La primera sesión fue en 2019. Actualmente estamos filmando la otra sesión. Durante todo el rodaje, estos mismos policías estuvieron con nosotros. Siempre hay al menos unos ocho policías en el set.

¿Crees que si la policía hubiera tomado represalias, podría tener un drama más trágico que el secuestro de los tres miembros del equipo?

Nunca había visto tales rifles en todo el país. Incluso los oficiales de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional (USGPN) no portan tales armas. No fue poca cosa. Cuando estos hombres nos atacaron, nos congelamos. Todo sucedió en segundos. Eran cuatro hombres armados en un Hilux Pick-up registrado en el Servicio Estatal, con la ventana tintada en negro.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando con Junior Albert Augusma y ciudadanos dominicanos?

Desde 2019. Los dominicanos somos técnicos en electro (eléctrico) machino (máquina). Son la iluminación. Colaboran conjuntamente con el director de fotografía. Sin embargo, fue difícil para nosotros comunicarnos con ellos porque no hablaban ni inglés ni francés. Necesitábamos un traductor e intérprete. Y un amigo me recomendó a Ti Nèg.

¿Cómo está lidiando el resto del equipo con este drama?

Todos estamos en shock. Tenemos nacionales de varios países trabajando con nosotros. Esta es quizás la primera vez que se realiza una experiencia de este tipo en el cine haitiano donde encontramos en una misma colaboración, franceses, dominicanos, colombianos y belgas.

Los haitianos están muy conmocionados. Pero enfrentan el drama con valentía porque se han vuelto resistentes a las oleadas de secuestros. No estamos tan afectados como otras comunidades que no necesariamente están familiarizadas con el fenómeno del secuestro. Se llevaron a dos dominicanos, pero en realidad son cuatro hermanos.

¿Cómo ves el futuro del rodaje?

Estamos debilitados moralmente. No sería normal montar un campo mañana por la mañana cuando tres miembros del equipo todavía están en un agujero. Mido todas las posibilidades para considerar la continuación del proyecto.

Al mismo tiempo, estamos negociando para liberar a la gente. Si se publican mañana por la mañana, podemos tomarnos un descanso para reequilibrar. Estamos trabajando con todos los miembros del equipo para ver si pueden continuar. No puedo decir que vayamos a suspender el tiroteo como tampoco puedo decir que lo reanudaremos a la mañana siguiente. A su debido tiempo, decidiremos si el rodaje debe continuar.

¿Este drama te impulsará aún más en tu activismo?

Nunca me rendí, estoy en una sesión de fotos ahora, no puedo salir a la calle, ponerme en la radio. Pero una vez que termine el rodaje, redoblaré mis esfuerzos para continuar la batalla. Debemos construir una nueva clase política. Tomará tiempo.

Quiero involucrarme más en política y servir a mi país. Necesitamos caras nuevas. Las personas que están en primer plano ahora están tratando de renovarse en el sistema. Están en la veintena desde que tocaron la silla musical. No podemos tolerar estas situaciones.

En los últimos cinco a diez años, no había tantas armas en el país. Es grave. Si no se hace nada, seremos como Honduras, El Salvador, Somalia, Yemen, etc. Tenemos que hacer algo. El próximo domingo estaré en las calles para manifestarme.