Listin Diario Logo
03 de mayo 2021, actualizado a las 12:23 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 21 de diciembre de 2020

Sigue prófugo hombre que cercenó una mano a un anciano de 81 años

El reporte indica que Roque Medina cometió el hecho en la residencia de Pérez Gómez, en el sector Cristo Rey, tras haber intentado matar a su pareja

  • Sigue prófugo hombre que cercenó una mano a un anciano de 81 años
Santo Domingo, RD

Pese a que han pasado dos semanas, la Policía Nacional aún no ha apresado a Argelis Roque Medina, quien está acusado de agredir a machetazos al envejeciente de 81 años, Eremio Pérez Gómez, a quién le cercenó su mano izquierda, provocó daños en la derecha y heridas en la cabeza y costado derecho.

El reporte indica que Roque Medina cometió el hecho en la residencia de Pérez Gómez, en el sector Cristo Rey, tras haber intentado matar a su pareja, Maura Esperanza Pérez Peguero (Maireni), con quien tiene una niña de cinco años.

“Argelis amenazó a Mairení de muerte, le decía baja de ahí, que te voy a picar, entonces cuando mi padre que se encontraba en su habitación para acostarse salió a ver qué estaba pasando, entonces si mediar palabras el agresor entró a la casa y arremetió contra él con intenciones de quitarle la vida”, relató la periodista María Esperanza Pérez.

Denunció que a dos semanas de la tragedia, la Policía no le ha dado ninguna respuesta con relación al caso, y el agresor sigue prófugo.

“Hemos dado todos los pasos de lugar, hemos ido a donde nos han enviado las autoridades. Pusimos la querella en las fiscalías de Cristo Rey y en la del Palacio de Justicia, además nos querellamos en el Palacio de la Policía, y aún las autoridades no ha dado una respuesta”, declaró la periodista de El Caribe.

Asimismo, denunció que “cuando la Policía se dispone a apresar a alguien lo hace en menos de 24 horas, no entiendo por qué a dos semanas el agresor de mi padre aún se encuentra prófugo y sin rastros de su paradero”.

En ese sentido, solicitó la intervención del director de la Policía, Edward Sánchez González, así como la del  presidente Luis Abinader para que este caso no quede impune como muchos otros y que el agresor de su padre no se quede sin castigo.