Listin Diario Logo
04 de diciembre 2021, actualizado a las 09:48 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 09 de diciembre de 2020

Una inesperada revolución educativa

Educación: El parto de la virtualidad

Impacto del covid-19 obliga a la educación a distancia

  • Educación: El parto de la virtualidad

    La nueva modalidad de educación a distancia ha significado un reto para las autoridades educativas, debido a la falta de conectividad y a las deficiencias en el servicio de electricidad.

  • Educación: El parto de la virtualidad
  • Educación: El parto de la virtualidad
  • Educación: El parto de la virtualidad
Laura Castillo
laura.castillo@listindiario.com
Santo Domingo, RD

La nueva modalidad de docencia a distancia en la que se desarrolla el año escolar 2020-2021 no tiene precedentes. Debido a la incidencia del nuevo coronavirus las autoridades recurrieron a una estrategia que se experimenta por primera vez en el país y desde su inicio auguraron un éxito que ha estado plagado de dificultades que se han convertido en fantasmas durante la marcha.

Los padres iletrados, la falta de conectividad, la carencia de equipos electrónicos y la inestabilidad en el suministro de la energía eléctrica, entre otros factores, son sólo algunas de las problemáticas a las que se han enfrentado las autoridades de Educación para garantizar el actual año escolar.

Y como si fuera poco, todos esos trances están acompañados de otras interferencias que van desde la distracción en los estudiantes, la poca paciencia y tolerancia de los padres hasta los espacios no adecuados para tomar clases en algunos hogares. La suma de todas estas complicaciones limita aún más la comprensión total de los contenidos del cuadernillo que se debe complementar con los audiovisuales que se transmiten por radio y televisión nacional.

Aunque no fue la mejor idea la exhortación de varios expertos hacia el ministro de Educación, Roberto Fulcar, de no iniciar la docencia porque “terminaría siendo un fracaso”, este decidió asegurar la educación de cada niño y niña dominicana diseñando la estrategia en modalidad a distancia a pesar de los escollos que aún persisten.

“Aprendamos en Casa preservando la Salud” fue la estrategia que diseñó la cartera educativa basada en tres pilares para impartir las clases en modalidad a distancia debido al Covid-19: docentes, cuadernillos y multimedia.

Conectividad
La falta de conectividad en los hogares y planteles educativos encabeza la lista de los principales inconvenientes para el desarrollo de un año escolar “sin pesimismo”.

Sólo el 55.5% de los hogares dominicanos tienen acceso a internet, según los resultados de una encuesta realizada por el Ministerio de Educación (Minerd).

Esta se ha convertido en una de las debilidades y reto que se requiere mejorar para garantizar la educación eficaz. Esta brecha aun después de acuerdos con empresas de telecomunicaciones sigue siendo un dolor de cabeza para las familias.

Tanto así que los primeros reportes que recibió la Asociación de Profesores (ADP), presidida por Xiomara Guante ,coincidieron en que la falta de conectividad era la problemática más común.

Energía eléctrica
Además, está la inestabilidad de la energía eléctrica. Aunque luego del inicio de clases se firmaron varios convenios con las principales distribuidoras de electricidad en el país para garantizar el servicio, aún se sigue sumando a la lista de deficiencias en el proceso de educación a distancia.

En la mayoría de los barrios marginados a escala nacional la interrupción del servicio convierte en una odisea el desarrollo de la docencia en esta modalidad.

Algunos hogares dominicanos portan los dispositivos electrónicos. los televisores y radios pero los apagones provocan que los alumnos se queden “en plena videoconferencia” interrumpiendo de manera brusca las clases.

Falta de dispositivos
Otro de los impedimentos es la carencia de dispositivos inteligentes entre los estudiantes dominicanos. La misma encuesta presentada por el Minerd planteó que un “24.5 por ciento de niños y adolescentes cuentan con un aparato electrónico (laptop o tablet), mientras que un 77.9 por ciento tiene un celular inteligente”.

Luego de un mes del inicio oficial de las clases y casi tomando vacaciones por motivo de las fiestas navideñas, los estudiantes todavía esperan dispositivos que aún están en “proceso de licitación”.

En esta nueva etapa tienen el reto de dotar de equipos a una parte de los dos millones 220 mil estudiantes que están matriculados en el sector público para este año escolar.

Algunos alumnos tienen dispositivos que les suministró el programa República Digital en la pasada gestión de gobierno.

Padres iletrados
El afán porque los hijos y nietos aprendan a leer y escribir correctamente es un sueño a largo plazo que tienen algunos padres, tutores o abuelos.

Sin embargo, aunque quieran y pongan todo el empeño la limitación de no saber escribir y leer los incapacita para poder ayudarles a los niños en casa en esta nueva modalidad de docencia.

Antes los padres se valían de los profesores para que sus progenitores tuvieran la oportunidad de aprender lo que ellos no pudieron. No obstante, ahora son pantomimas, títeres y profesoras pregrabadas que imparten la docencia a los estudiantes.

Muchos tutores y padres tienen que lidiar con una doble carga sobre sus hombros: tratar de entender la clase y luego buscar la manera de que el estudiante la comprenda, los cuales coinciden “que aunque quieran ayudar no encuentran la forma”, han expresado varios abuelos y tutores a este diario.

Otro factor que influye es la situación de los niños que por primera vez ingresan a la escuela, los cuales necesitan una orientación de un profesional de la educación para la comprensión de las asignaciones.

 Poca paciencia y tolerancia
Los padres que tienen que lidiar y dar seguimiento a la educación a distancia consideran que están “abrumados y vueltos locos” ante la presión a la que están sometidos para cumplir con el rol de padre en esta etapa.

Muchos han reportado mediante los grupos de WhatsApp que crea cada docente “que no pueden más” y que “la paciencia se les agota”, porque los niños no asimilan las clases y estos no saben de qué manera explicarla para que pueda aprender.

Carencia electrodomésticos
Otra dificultad que impide un exitoso desarrollo del año lectivo es la carencia de televisores, radio y también la poca visibilidad de los canales correspondiente al curso del niño.

Una abuela identificada como Morayma Medina tiene a su cargo cinco nietos mientras sus padres laboran hasta tarde de la noche. Esta señora es analfabeta y es testigo de lo difícil que ha sido la modalidad a distancia desde su experiencia.

En casa de Medina solo hay un televisor y un dispositivo inteligente para que los cincos niños tomen las clases a distancia. Aunque las autoridades de Educación planearon transmitir la misma clase en diferentes horarios del día, la inestabilidad de la energía eléctrica en Villa Juana, sector donde reside Morayma, sigue siendo la dificultad principal para que los niños tomen las clases.

A esto se suma que los canales que les corresponden a algunos de los cinco menores de edad presentan dificultades para verse correctamente en ciertos momentos. También algunos de los hogares dominicanos tienen parábolas o servicios de cables que no incluyen el canal correspondiente a su hijo y estos se han tenido que limitar a no ampliar el plan del servicio que pagan, ya que para incluir el canal especifico es más costoso.

Inversión
Unos 50,000 millones de pesos ha costado el inicio de la docencia en esta modalidad, de los cuales hay solo 27,000 millones de pesos para la dotación de equipos tecnológicos, como computadoras, laptops, notebooks y conectividad.

Dentro del presupuesto también hay destinados 3,000 millones de pesos para la adecuación de los planteles escolares para cuando se vuelva a las aulas de manera presencial, según expresó el presidente de la República, Luis Abinader, quien prometió además que cada niño tendrá un dispositivo electrónico.

Capacitación de docentes
El proceso de Capacitación Docente se basó en dos primeras etapas para instruir a los maestros en competencias tecnológicas sobre el dominio de metodologías de educación a distancia.

La primera se basó en instruir a los maestros sobre el uso de herramientas tecnológicas y la segunda que inició el 28 de septiembre donde “se formaron” al menos unos 110,000 docentes correspondiente a técnicos regionales, distritales, equipos de gestión y a los docentes de los niveles inicial y segundo ciclo de secundaria por parte de 500 tutores para enseñarles sobre el manejo de las plataformas.

Las instrucciones que se transmitieron por radio y televisión nacional tuvieron una duración de 40 horas, de lunes a sábado, en horarios de 9:00 de la mañana a 12:00 del día, y de 3:00 a 6.00 de la tarde.

Estas directrices también fueron afectadas por la conectividad y la energía eléctrica en los centros educativos y hogares donde se supone que las recibirían.

Los docentes de las distintas áreas fueron seleccionados mediante un casting para grabar las asignaciones que hasta el momento han transmitido.

Carencia de maestros
Al tercer día del inicio formal de la docencia los reportes de la ADP también figuraban la carencia de maestros en algunos centros educativos.

La presidenta de esta institución, Xiomara Guante estimó que unos 8 mil maestros hacen faltan en las aulas de diferentes planteles escolares en el territorio dominicano.

“La mayor dificultad sigue siendo el tema de la conectividad y una falta de docentes; estimo que deben hacer falta unos ocho mil docentes”, dijo Guante.

Contagios en profesores
A pesar de que aun la docencia se mantiene a distancia los profesores que asisten a las escuelas a impartir docencia virtual no están exentos de contagiarse del virus.

Cerca de 231 maestros en todo el territorio nacional se han contagiado de coronavirus.