Listin Diario Logo
15 de enero 2021, actualizado a las 12:12 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 24 de noviembre de 2020

El Cibao urge una unidad de quemados; sectores reclaman solución

trasladar un paciente a la Capital, resulta altamente costoso y traumático

  • El Cibao urge una unidad de quemados; sectores reclaman solución

    El país solo cuenta con una unidad de quemados para adultos.

Leoncio Peralta
Santiago, RD

Toda la región del Cibao, integrada por la mayor cantidad de provincias del país, donde residen millones de ciudadanos dominicanos, principalmente en Santiago, carece de una unidad para atender a pacientes afectados con quemaduras, lo que obliga a que sean trasladados a la Capital, corriendo el riesgo hasta de perder la vida en el trayecto.

La situación quedó evidenciada con la tragedia ocurrida en el municipio de Licey al Medio, donde más de una docena de vecinos resultaron gravemente quemados en una explosión de una planta de expendio de gas licuado de petróleo, por lo que tuvieron que ser trasladados a centros de Santo Domingo. Doce personas perdieron la vida por las graves quemaduras que recibieron.

En Santiago funciona, pero con muchas limitaciones, una unidad de quemados en el hospital Infantil Arturo Grullón, pero solo atiende a menores de edad.

Es por eso que distintos sectores de la región esperan que el actual gobierno destine los recursos necesarios para la construcción de un centro para atender pacientes adultos con esas necesidades.

Para una familia de escasos recursos trasladar un paciente a la Capital, resulta altamente costoso y traumático, ya que tiene que buscar recursos extras para su hospedaje, entre otras adversidades que debe enfrentar.

Los servicios de salud privados en esta ciudad experimentan un crecimiento exponencial, tanto en lo cuantitativo como en los cualitativo, con la  construcción en las últimas dos décadas de importantes clínicas privadas, con los mayores adelantos tecnológicos y un personal altamente calificado.

En la actualidad, dos de esos centros construyen sendos hoteles para mejorar su oferta de servicios al turismo de salud, mientras que la remodelación del principal centro asistencial público de la ciudad y la región lleva siete años en proceso.

El Colegio Médico

El Colegio Médico Dominicano, filial Santiago, considera que la falta de una unidad de servicios facultativos para pacientes quemados de alto grado es una grave deficiencia que, no solo afecta a los habitantes de esta provincia, sino a todo el Cibao.

El presidente de la institución, José Alberto Cruz, expresó la necesidad de que el gobierno construye una unidad de quemados en un hospital, preferiblemente en el Cabral y Báez, en cuya propuesta han mostrado interés los diputados Braulio López y Francisco Díaz.

Cruz advierte lo peligroso que es para los pacientes con severas quemaduras ser trasladados a larga distancia, lo que puede significar un agravamiento mayor de su dolencia.

Propuesta

El director del hospital José María Cabral y Báez, Bernardo Hilario, se mostró consciente de la urgente necesidad de que Santiago y la región cuenten con una unidad especializada para pacientes con ese tipo de afecciones.

El funcionario dijo que ante esa problemática, cuando inició su gestión en el centro dispuso una sala para que en la misma se instalen los equipos y otras facilidades necesarias para esos fines.

Hilario precisa que esa carencia es una preocupación de todo el sector salud desde hace mucho tiempo, ya que una región donde residen millones de habitantes está expuesta a situaciones de contingencias con siniestros, como el ocurrido recientemente en Licey Al Medio.

El plan estratégico

La falta de un centro de salud con esas características es una de las preocupaciones del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago y en su agenda de proyectos lo tienen como una prioridad.

El director ejecutivo de esa institución, Reynaldo Peguero, que es médico de profesión, dijo que durante la primera visita que realizó el presidente Luis Abinader, en un encuentro con  sectores representativos, mostró su interés en la construcción  de una “Ciudad de la Salud”.

El ejecutivo indicó que en ese proyecto sanitario, que será independiente del Hospital José María Cabral y Báez, y que posiblemente sea establecido a la salida hacia Villa González, debe instalarse una unidad de quemados, para lograr superar la falta que por años han sufrido los habitantes del Cibao.

Peguero considera que esa ciudad sanitaria debe tener diversas unidades de servicios de salud especializados.