Listin Diario Logo
16 de enero 2021, actualizado a las 09:13 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 10 de noviembre de 2020

Muchas manos amputadas en medio de la pandemia

El doctor Severo Mercedes reveló ayer en “Cita con el Covid” que en el Departamento de Cirugía Plástica del Hospital Salvador B. Gautier se ha producido “un impacto muy negativo”.

  • Muchas manos amputadas en medio de la pandemia

    Doctor Severo Mercedes

  • Muchas manos amputadas en medio de la pandemia
Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD

La pandemia de corona­virus, cuya incidencia em­pezó a manifestarse en el país desde inicio de marzo pasado, también ha deja­do sus huellas impactantes en el campo de la cirugía plástica, estética y recons­tructiva.

En las dos primeras áreas se manifiesta una reduc­ción en la demanda de atención, sobre todo en los primeros meses, pero en la tercera ocurre un in­cremento preocupante en los casos de lesiones en las manos, con amputaciones o casi amputaciones, co­mo consecuencia de actos de violencia, sobre todo ri­ñas.

Las estadísticas de la Uni­dad de Reimplante de Ma­nos del hospital Salvador B. Gautier así lo demues­tran.

Desde el año pasado a la fecha había recibido 18 ca­sos y en lo que va de 2020, en medio de la pandemia, ha atendido 31, de los que sólo uno fue por accidente laboral.

Así lo manifestó el doctor Severo Mercedes, direc­tor de la Residencia Na­cional de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética del Hospital Salvador B. Gautier, la única que tiene el país, al participar como invitado en la Cita con el Covid de Listindiario.com, conducido por su director, Miguel Franjul, y la perio­dista Doris Pantaleón.

“Nosotros en el Departa­mento de Cirugía Plásti­ca del Hospital Salvador B. Gautier hemos tenido un impacto muy negativo”, di­jo Mercedes.

Para esta fecha el año pa­sado, indico, “habíamos te­nido 18 pacientes con heri­das complejas de la mano, llámese amputación o cuasi amputación, y en lo que va de este año tenemos 31 ca­sos, lo cual es alarmante”.

Explicó que en otros países la causa principal de am­putación de miembros su­periores es por accidente laboral, mientras que en Re­pública Dominicana es por violencia y riña, sobre todo machetazos, en personas con consumo de alcohol y estupefacientes.

Hielo en mano amputada
La mano amputada no pue­de colocarse en hielo direc­tamente, como tradicional­mente hace la población cuando está en medio de un hecho de esa naturaleza. El especialista explica que eso es un error porque afecta los vasos, arterias y venas, y que lo aconsejable es co­locar la mano en un paño frío y limpio, introducirla en un envase y por los alrede­dores del envase se puede poner el hielo para que la mantenga fría.

Una cirugía de esa naturale­za puede durar entre ocho y 12 horas y se puede lograr hasta un 60% de la funcio­nalidad, dependiendo de cada caso en particular.

Harán cirugías a Yacairi
Las secuelas emocionales de la pandemia también han vuelto a poner sobre la mesa casos de lesiones con el denominado “ácido del diablo”, como es el caso de la joven Yacairi Amarante Rodríguez, de 19 años de edad, atacada por su expa­reja.

Sobre ese caso, Mercedes dijo que la Residencia de Cirugía Plástica y el Circu­lo de Egresados están a dis­posición para realizar, de manera gratuita, los proce­dimientos quirúrgicos de reconstrucción a la joven. Los casos de alogénosis Ia­trogénica, fruto de procedi­mientos realizados por per­sonas no especialistas de la cirugía plástica, estética y reconstructiva, tampoco han estado ausentes duran­te la pandemia.

VIOLACIONES
Aglomerados y sin mascarillas
Un alto riesgo.

Consultada al respecto, la viceministra de Salud Colectiva del Ministerio de Salud Pública, docto­ra Ivelisse Acosta, mani­festó preocupación por el riesgo que implican las aglomeraciones y lla­mó a la población a que no abandone las medi­das de protección y es­tar alertas a los síntomas del Covid, para que pue­dan ser diagnosticados y tratados tempranamen­te, evitando llegar a las hospitalizaciones.

Un riesgo
la doctora Acosta indicó que aun con el proble­ma de indicado, en el que se violan las disposi­ciones oficiales, “espera­mos que la gente entien­da; es un riesgo grande bajar la guardia”.