Listin Diario Logo
14 de agosto 2020, actualizado a las 06:31 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 30 de julio de 2020

Mujer que pidió ayuda, porque supuestamente estaba grave, la rechaza porque quería una clínica

  • Mujer que pidió ayuda, porque supuestamente estaba grave, la rechaza porque quería una clínica
Redacción Digital
Santo Domingo

Una mujer, identificada como Leidy Santana Ayala, utilizó la red social Twitter para solicitar ayuda, porque se “estaba muriendo”  tras presentar síntomas de coronavirus y no encontrar camas, lo que llegó a oídos del  Director Nacional de Servicios de Salud, Chanel Rosa Chupany, quien le respondió y gestionó su ingreso en un centro de salud, pero ésta lo rechazó porque quería una clínica.

La joven exclamaba que estaba: “estoy al borde de la muerte y no hay una sola cama disponible, estoy escribiendo este tuit desesperada.  Me van a dejar morir, ya no tengo fuerzas”.

Chupany solicitó los datos de la muejer y de inmediato le dio asistencia, pero se llevó la sorpresa de que esta la rechazó, porque quería ser trasladada a una clínica en específico.

“Ahora me llaman, ella no fue, dejó esperando los médicos, que si no es en una clínica específica, mejor no. Uno no sabe qué hacer. Ella dice que si no es a una clínica (una en específico) mejor se queda en su casa, tenemos camas, ahora tratar de convencer “, escribió Chanel en un twit.

Santana dio las gracias a quienes habían ayudado a difundir la información y agregó que estaba en la clínica La Concepción, pero dijo que sus pulmones se veían muy mal.

“Muchas gracias a todos por hacerlo posible, estoy en La Concepción. Solo espero que Dios me ayude a salir con bien de esto, mis pulmones se ven mal. Cuando me suban ya no podré hablar”.

Luego dijo que se trasladó al Hospital Morillo King de La Vega y tuvo que irse porque el oxígeno no estaba funcionando.

“Señor Jesús entro. Yo estuve en el hospital Morillo king de La Vega ingresada y tuve que irme porque ni siquiera el oxígeno funcionaba! Me llamaron para que volviera y ya me habían conseguido aquí, tome lo primero que apareció”, escribió la mujer.


Más en La República