Listin Diario Logo
19 de octubre 2021, actualizado a las 12:07 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 24 de abril de 2020

COVID-19 SE RESISTE

¿Por qué a más de un mes de contagiado, el virus sigue en mi cuerpo?

  • ¿Por qué a más de un mes de contagiado, el virus sigue en mi cuerpo?

    Es posible que en algunos pacientes, el Covid-19 se resista a salir en los 14 días que se estipula debe hacerlo.

  • ¿Por qué a más de un mes de contagiado, el virus sigue en mi cuerpo?
Marta Quéliz
Santo Domingo, RD

 No entiendo por qué este virus no sale de mi cuerpo. Tengo más de un mes que me contagié, no sé có­mo, y hoy cumplo un mes interno aquí en el hospital. Me han hecho la prueba tres veces y sigo positivo. La primera, que fue por la que me ingresaron, salió inde­terminada”.

Así comienza su testi­monio uno de los 5,300 in­fectados de Covid-19 en el país, que a casi 40 días de presentar síntomas y ser so­metido a la primera prueba, aún continúa dando positi­vo. Su caso es de los que la misma medicina ve con ex­trañeza, pues son raros los pacientes que luego de ser sometidos a los tratamien­tos correspondientes, man­tienen en su organismo al minúsculo, pero devastador virus.

El italiano Claudio Pas­cualini, no solo es el primer caso de Coronavirus en el país, sino también el prime­ro en sentar aquí el prece­dente de que “la Covid-19 se gobierna”. Sale cuando quie­re. Duró 52 días ingresado en el hospital Ramón de Lara, y fue el pasado martes cuando la última prueba que le hicie­ron, salió negativa.

Esto tiene una explicación, y el médico infectólogo, Je­sús Feris Iglesias, la detalla. “Lo que sucede en estos casos es que cuando el virus entra a las células, se replica. Los alemanes ya están estudian­do esta reacción, y han logra­do contar esas replicaciones, pero nosotros no tenemos la máquina para hacerlo”, co­menta el especialista, quien reconoce que todo es nuevo en lo que tiene que ver con el Covid-19.

A esto añade que lo po­sitivo podría ser que la per­sistencia de pequeñas par­tículas del virus en las vías respiratorias, no tenga con­tagiosidad alguna para otras personas ni tampoco riesgo de que reaparezca la enfer­medad, siempre y cuando la persona tenga menos de 100 mil replicaciones. “Reitero, el caso es que aquí no tenemos cómo contarlas”, puntualiza Feris Iglesias.

DATOS
Caso del italiano

Fue ayer cuando se dio a conocer la noticia de que el italiano, Clau­dio Pascualini, por fin dio negativo a la Covid-19. El minis­tro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cár­denas ofreció la in­formación con evi­dente satisfacción. El paciente hace 53 días que lo ingresa­ron en el Ramón de Lara y aún seguía dando positivo.

Su caso fue motivo de una profunda búsque­da de respuesta. De hecho, el funciona­rio nombró una comi­sión de estudio y trata­miento para que die­ra con el porqué de la persistencia del Coro­navirus en el cuerpo del referido paciente. Al parecer dio con la solución, pues el pa­ciente ya está libre del virus.

Figuras

Irene Montero, minis­tra de Igualdad, de Es­paña, y la actriz Dan­na García son dos fi­guras conocidas que continúan dando posi­tivo en la prueba, aun después de un mes de haber sido diagnosti­cadas con el Corona­virus.

 El testimonio

Ya no aguanta más estar por tanto tiempo confinado en un hospital donde casi a diario muere alguien por culpa de un “pequeño ene­migo” que les está ganan­do la batalla a ricos, pobres, hombres, mujeres, ancia­nos, niños… Para él, es co­mo si fuera una pesadilla la que vive en una habitación en la que entran y de la que salen médicos y enfermeras asombrados porque la Co­vid-19 ha querido “quedar­se a vivir en su cuerpo”. Este es el caso del protagonista de esta historia.

“Hay días que me deses­pero, que me pongo triste. Sé que mi familia no está haciendo algo distinto afue­ra, pues todos estamos en­cerrados, pero quiero estar con ella. Esta soledad y esta angustia que me causa el no saber el desenlace de mi sa­lud, de verdad que me tiene preocupado”, lo cuenta con voz entrecortada porque su caso es de los llamados “ra­ros” en lo que tiene que ver con el comportamiento de este virus que protagoniza el panorama mundial.

Está cómodo. Lo admite. En el Ramón de Lara lo tra­tan muy bien, de hecho, en­tiende que pese a la difícil situación para la que nadie estaba preparado, en este hospital, están dando bue­na respuesta a quienes lo­gran ser atendidos allí. “No es que me sienta mal aquí, pero no es fácil, tratamien­tos van y vienen, y las prue­bas siempre con el mismo resultado: positivo. No ten­go síntomas, me siento en perfectas condiciones, me he recuperado satisfacto­riamente, pero ese virus se resiste a salir de mi cuer­po”, así lo expresa el prota­gonista de esta historia que prefiere no revelar su iden­tidad.

A hablar de su evolución, cuenta que ya ha ido reco­brando el sentido del gus­to, tiene bien su presión, sus pulmones, no tiene fie­bre, ni dolor de cabeza, se vale por sí mismo y ha ido ganando el peso que per­dió, porque las primeras se­manas fueron cruciales pa­ra él. “Realmente, lo único que de verdad me tiene mal es no poder ver a mi familia y no saber qué pasa con mi organismo, porqué ese vi­rus no me suelta”. Lo cuen­ta ahora en versión jocosa. Para finalizar su historia, el “paciente siempre positi­vo”, recomienda a la gente cuidarse, guardar el distan­ciamiento físico y acatar las medidas establecidas por las autoridades: “Porque nadie sabe ‘cuál es el pensar de ese enemigo’ con cada infectado. Cualquiera pue­da estar en mi lugar. Así que a tener más conciencia”.