Listin Diario Logo
06 de junio 2020, actualizado a las 12:16 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 02 de abril de 2020

Covid-19. Pandemia

Mascarilla: La prenda obligada de estos tiempos

  • Mascarilla: La prenda obligada de estos tiempos
  • Mascarilla: La prenda obligada de estos tiempos
  • Mascarilla: La prenda obligada de estos tiempos
Marta Quéliz
martha.quéliz@listindiario.com
Santo Domingo, RD

El uso de la mascarilla pa­ra prevenir el contagio del Covid-19 es­tá en discusión. La Organi­zación Mundial de la Salud (OMS) mantiene que su utilización debe limitarse a evitar la transmisión, no la infección. Mientras, las au­toridades de Estados Uni­dos estudian la posibilidad de que esa indicación cam­bie.

Y, en lo que a nivel de potencia se baraja qué es lo que conviene o no con el uso de la mascarilla, los dominicanos se dejan lle­var por su intuición, y mu­chos no salen a la calle sin esta pieza. Unos han lo­grado comprar las autori­zadas y efectivas, que son las que se venden en las farmacias, mientras que otros, sin control alguno, se “protegen” con una has­ta hecha en casa con mate­riales nada recomendables para la salud.

Ante el afán por cuidar­se del temido Covid-19, el espíritu de patriotismo también sale a flote, y es posible ver a algunos lle­vando su mascarilla con el estilo de la Bandera Nacio­nal. Otros más osados la llevan de plástico, y no fal­tan quienes las confeccio­nan de papel. Ahora bien: ¿Qué tan efectivas son las mascarillas artesanales?.

Expertos de la medici­na tienen la respuesta. “De verdad que es muy riesgoso usar una mascarilla de un material que no esté avala­do por las autoridades sa­nitarias. No podemos dejar que la solidaridad le gana a la calidad. Te explico. El do­minicano de por sí, tiene un gran espíritu de ayuda, pe­ro en estos momentos debe­mos entender que lo que se busca es eso: ayudar. ¿Y có­mo lo hacemos? Pues, ha­ciendo lo correcto, verificar con las autoridades si fun­ciona antes de presentar­lo al mercado”, considera el neumólogo José Joaquín Restrepo.

Para él es vital que se en­tienda que hay que aca­tar las exhortaciones de la OMS. Eso por el lado de la salud y la prevención. “Por la parte de la creatividad, vamos a aplaudir la inicia­tiva, pero sin dejar que nos traicione el deseo de ayu­dar, pues puede que haga­mos más daño que bien po­niendo a disposición de la población un producto que no le da seguridad”, enfatiza.

Los diseñadores

Giannina Azar dice que tie­ne muchos deseos de con­tribuir a la causa de donar productos para enfrentar el Covid-19, confeccionando mascarillas u otras piezas, pero entiende que no dispo­ne de los materiales nobles y correctos para su fabrica­ción. “No quiero que en nues­tro afán por hacer un aporte, hagamos más daño que bien, prefiero esperar a conseguir las texturas adecuadas y au­torizadas en el tiempo opor­tuno, pues por lo que vemos, claro sin ser pesimistas, va­mos a necesitar de estos pro­ductos por un buen tiempo”, comenta sin descartar con­feccionar más adelante una línea para los médicos y pa­ra el personal que lo necesi­te, pero previamente avalada por las autoridades compe­tentes.

El diseñador dominicano Tony Boga está listo y con de­seo de ayudar hasta donde la situación se lo permita en su atelier, porque tiene el espa­cio, la mano de obra y telas pa­ra fabricar mascarilla y batas para el personal médico, de­fensa civil, militares bomberos que se encuentren trabajan­do brindando sus servicios a la población arriesgando su vida en esta situación del Corona­virus. “Podemos producir una cantidad de mascarillas con la tecnología Nano Cobre para la protección del personal que es­tá trabajando en los casos del Covid-19 que necesita estar bien protegido con sus batas, y mascarillas”, sostiene.

Jacqueline Then es otra di­señadora de moda dominica­na que puso a disposición su atelier para producir acceso­rios médicos para los profesio­nales de la medicina a raíz de la falta de materiales que pre­sentan los centros de salud lo­cales. Para concretar esta ini­ciativa busca recaudar fondos a través de la plataforma Go­FundMe. “Estaremos fabrican­do para donar: mascarillas, ba­tas, delantales, cubiertas para la cabeza y para los pies”, ha dado a conocer por medio a la referida plataforma.

 MABEL QUÉLIZ GONZÁLEZ

 Es importante que la gente to­me conciencia y, tanto quienes están confeccionando las mas­carillas como quienes las están usando se pregunten: ¿Estoy aportando?, ¿me estoy prote­giendo? La observación la hace la cirujana-otorrinolaringóloga Mabel Quéliz González.

“El uso de la mascarilla debe ajustar­se a lo que establece la OMS, que so­lo quienes tienen el Covid-19, tienen gripe o son médicos al servicio de la causa pueden utilizarla. Y en lo que tiene que ver con la confección arte­sanal, realmente me parece una muy buena contribución, pero si se hace con todos los registros sanitarios que amerita este tipo de pieza, pues su efectividad está en su seguridad”, co­menta la especialista.

Para el uso de la mascarilla en quie­nes lo tienen permitido, debe tener­se mucha higiene, mucho cuidado y sobre todo, mucho control. Debe colocarse con las manos debidamen­te lavadas y retirarse de atrás hacia delante. Si es de un solo uso, evitar volver a llevarla.

 LUISANNA PÉREZ

 El uso de mascarillas confecciona­das sin los estándares de calidad médicos necesarios, también pue­de dañar la piel.

“Es de suma importancia que quie­nes están contribuyendo con la donación y confección de estas piezas, tengan en cuenta el tipo de material a utilizar. Una textura de latex, por ejemplo, con el calor que hace en el país, puede causar quemaduras al área donde se co­loca, producir una dermatitis por contacto”, explica Luisanna Pérez, dermatóloga que cursa una espe­cialidad en Cuba en esta área.

Recomienda a los artesanos que están fabricando mascarillas, que pidan opinión a las autoridades sanitarias, así como a infectólogos, neumólogos, otorrinos y derma­tólogos para que no hagan un tra­jo en vano. “En esto que estamos viviendo, todo cuidado cuenta. Así que si vamos hacer un apor­te, vamos a tomar las medidas adecuadas para que sea realmen­te efectiva nuestra contribución”, puntualiza.

SEPA MÁS
En los semáforos

Desde que el primero de mar­zo se diagnosticó en Repúbli­ca Dominicana el primer caso del Covid-19 en un italiano que vino a vacacionar al país, no tardaron algunos comer­ciantes en fabricar, a la carre­ra, mascarillas a mano para vender en los semáforos. Esto ha sido rechazado por las au­toridades.