Listin Diario Logo
02 de abril 2020, actualizado a las 02:19 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 25 de marzo de 2020

Ajuste

El COVID-19 ha parado todo… pero no a la Redacción

  • El COVID-19 ha parado todo… pero no a la Redacción

    Listín Diario redujo su personal en planta. GLAUCO MOQUETE

Santo Domingo, RD

Primero de marzo 2020, 11:00 de la mañana. El ministro de Salud Pública Rafael Sánchez Cárdenas anunció el primer caso de coronavirus en República Dominicana. Era domin­go, trabajaba la mitad del personal en la redacción de Listín Diario y todos los esfuerzos se concentraron en el “paciente cero” del virus en el país y las im­plicaciones de la enferme­dad, para llevar el lunes un periódico papel com­pleto y una versión web con el enfoque y profundi­dad requerida.

 Listín Diario no le ha quita­do los ojos de encima al CO­VID-19, y está consciente de que es una enfermedad a la que hay que enfrentar a como dé lugar y sobre cual­quier circunstancia.

El primero de marzo qui­zá ninguna empresa del país se imaginó que debería cambiar horarios o formas de trabajo en las siguientes dos semanas.

En el caso de la redac­ción, por la cabeza de la mayoría una nueva forma de hacer noticias no pasó, hasta que la dirección orga­nizó una reunión el día nue­ve de este mes con personal  de tecnología, editores y el área de diseño, planteando los posibles escenarios en los que nos podríamos ver para informar, tomando en cuenta la evolución de la enfermedad y lo rápido que se propagaba en el mundo.

La visión del director Mi­guel Franjul no duró mucho tiempo para concretizarse. Al igual que otras empresas Lis­tín Diario tuvo que ajustarse, algo que en lo particular no ha resultado tortuoso por­que ya teníamos la zapata y cuando los casos se incre­mentaron (que hoy son más de 300) y las medidas del Gobierno también, el plan de este medio ya solo necesi­taba ejecución. El periódico se hace desde el viernes con la mitad de la redacción en planta y la otra parte en casa. Ahora, trabajos que pensába­mos que aun con la tecnolo­gía requerían de estar en ese espacio físico ubicado en Mi­raflores (Distrito Nacional), se han adecuado para que se hagan desde el hogar. Resul­tado: La información de pri­mera mano no ha faltado al lector.

El equipo de redactores no solo está ante una mo­dalidad diferente, que ya conocía pero en una esca­la muy menor, también está retado a ser más creativo y a seguir dando esa razón de ser que necesitan las infor­maciones.

Una de las fortalezas que ha llevado al funcio­namiento de mantener vi­vas y actualizadas las edi­ciones web e impresa, ha sido el seguimiento matu­tino que da el director del diario a los temas del día. Rápidamente empieza el material humano que es­tá en casa a ejecutar en las asignaciones y los que es­tán en redacción a la inme­diatez y cualquier inciden­cia que haya que cubrir.

PERIODISTAS
Qué dicen

Doris Pantaleón, perio­dista de salud, dice que conseguir fuentes desde su casa no le ha resulta­do difícil, ya que muchos contactos están también en confinamiento.

Esfuerzo mayor

Para la editora de la sec­ción La Vida (L2), Marta Quéliz, esta modalidad ha significado un esfuer­zo mayor, y el equipo ha buscado valores y recur­sos para hacer el trabajo.


Más en La República