Listin Diario Logo
05 de diciembre 2019, actualizado a las 11:15 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 03 de diciembre de 2019

CESAR EL ABUSADOR

César Peralta no huyó de las cámaras y confirmó su identidad a la Policía

  • César Peralta no huyó de las cámaras y confirmó su identidad a la Policía
Redacción Digital
Santo Domingo, RD.

César Emilio Peralta nunca bajó la cabeza, ni se escondió de las cámaras fotográficas o de vídeo, durante los momentos de su captura y presentación ante los medios de comunicación colombianos.

Cuando las autoridades colombianas y estadounidenses llegaron hasta el hotel donde se escondía, en Cartagena, en un exclusivo hotel con vista al mar, el hombre más buscado de República Dominicana tampoco rehuyó.

El general Henry Sanabria, jefe de la policía de Cartagena, explicó a este diario que César “el Abusador” confirmó su identidad y que no puso resistencia alguna al arresto.

Ya más tarde, cuando se le leyeron sus derechos, se le observa de pie y mirando fijamente al oficial de policía que le leía la cartilla con sus prerrogativas una vez apresado. Al ser llevado ante los medios de comunicación, en breve presentación a la prensa, Peralta apareció con uno de los hombres con quien le detuvieron: Otto de la Vega, un ciudadano colombiano nacido en Cartagena.

Las imágenes de aquel momento son elocuentes: De la Vega oculta hasta más no poder su rostro, su cabeza, mientras que “el Abusador” mira casi sin inmutarse a las cámaras de televisión y fotográficas presentes en el lugar.

La misma escena se repite luego en su traslado hasta la comisaría en la que hoy guarda prisión: su acompañante rehúye de los medios de comunicación, bajando hasta más no poder su rostro para evitar ser captado por los lentes, mientras César Emilio Peralta camina, esposado, mirando a su alrededor con relativa tranquilidad.

César estaba en una habitación del hotel Murano Elite en el sector Boca Grande, en Cartagena, al momento de su detención. Las autoridades policiales de Colombia ya le habían detectado en un apartamento de cierto lujo y le dieron seguimiento al moverse por la localidad.

Cuando las autoridades notaron que no salía de la habitación en la que se hospedaba procedieron a solicitar la autorización correspondiente para allanar el hotel y su habitación, y hacerlo preso.


Más en La República