Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 10:45 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 21 de octubre de 2019

EXPRESIDENTE DEL PLD

Las 20 frases que marcaron el histórico discurso de Leonel Fernández

  • Las 20 frases que marcaron el histórico discurso de Leonel Fernández

    Captura del discurso del expresidente de la República, Leonel Fernández 

Redacción Digital
Santo Domingo, RD

En las 4,784 palabras dichas por el expresidente de la República, Leonel Fernández, durante el discurso que dejó impactado al pueblo dominicano, hubo al menos 20 frases que quedarán marcadas en la historia política nacional.

1. Lo que cabe observar aquí, sin embargo, como característica, es la obstinación frente a lo imposible del entonces candidato y hoy Presidente de la República. Fue la primera vez que puso en evidencia ese rasgo conductual, de no comprender los límites de las cosas, sino considerar que, por mera voluntad, todo es posible.

2.  De esa manera, por supuesto, nuestro candidato habría perdido. Pero la obstinación frente a lo imposible ofuscó la claridad de pensamiento, conduciéndolo a una derrota inmerecida, la cual pudo haberse evitado.

3. Algunos de los que hoy levantan sus voces, de manera soberbia y altisonante, dejaron entonces abandonado a su líder actual. Se aferraron complacientemente al nuevo gobierno y dejaron que el candidato derrotado emprendiera solo su travesía por el desierto.

4. La Primera Dama, Margarita, por el contrario, se encontraba en una posición de preferencia. En una de las decisiones más difíciles de mi vida, le solicité, sin embargo, que abandonase su legítimo derecho a aspirar por la candidatura presidencial, dejándole así, al Presidente el camino despejado para la obtención de su candidatura a la primera magistratura del Estado.

5. Al Presidente, en su hora de penumbra, no se le empujó hacia el abismo. En los momentos en que, por razones de méritos, le correspondía la oportunidad, hicimos hasta lo indecible. En circunstancias en que su candidatura aún no concitaba suficiente respaldo,  le servimos de apoyo.

6. Sirvió, en realidad, para que mis adversarios, de adentro y de afuera, pusieran en ejecución una intensa y despiadada campaña de demolición moral que intentaba hacerme desaparecer del escenario político nacional, al tiempo de destruir nuestro legado en beneficio del progreso y el bienestar del pueblo dominicano.

7. Aquí fue todo lo contrario. Se aplicó un plan de descrédito, nacional e internacional, a través del cual se lanzaron mentiras, falacias, insultos, inmundicias y groserías, todo destinado a hundir mi persona y desmoronar mi imagen.

8. Con el tiempo empezó a verse claro que ese plan de descrédito en mi contra era parte de un proyecto político, bien concebido, dirigido a perpetuarse en el poder.

9. A pesar de mi oposición a dicha reforma, y a pesar del diabólico plan de destrucción, al que me he referido, con la finalidad de mantener la unidad del PLD y de que se ganasen de nuevo las elecciones del 2016, puse en segundo plano mis propios valores, creencias y forma de actuar. Acepté suscribir un acuerdo de 15 puntos, firmado por todos los miembros del Comité Político.

10. Pero ese acuerdo valió de poco a la hora de ejecutar medidas que constituían una obligación a cargo del grupo oficialista. Se incumplieron, de manera atropellante, varios de sus acápites, incluyendo, recientemente, el impedimento para que el compañero Demóstenes Martinez asumiera la Presidencia de la Cámara de Diputados.

11. Se emplearon todas las maniobras malignas concebibles hasta llegar a convertirlas en lo que realmente son: el primer matadero electoral automatizado del siglo XXI.

12. A pesar de haberse hecho uso, en forma grosera, de miles de millones de pesos, de alzarse con todo el peso institucional del Estado, de contar con el involucramiento activo de ministros, gobernadores, directores departamentales, alcaldes y militares, la Fuerza del Pueblo salió triunfante.

13. Las fuerzas gubernamentales ni vencieron ni convencieron; y para intentar imponerse, sus miles de millones de pesos invertidos resultaron insuficientes, pues tuvieron que recurrir, en adición,  a la realización de un fraude electoral.

14. Digámoslo claro. Ni con el fraude que habían montado nos ganaban. A las 6:30 p.m. entraron en pánico. Pisaron el acelerador y dejaron la huella del crimen.

15. ¡Que barbaros! ¡Qué crimen contra el pueblo y la democracia!

16. Nada de lo que acabamos de narrar ha debido ocurrir. Si ha tenido lugar, ha sido por la imprudencia, la tozudez y la creencia de que el poder no tiene límites; de que el poder es para usarse; de que se hace lo que conviene; y de que el poder no se desafía.

17. En ese contexto, el gobierno se ha convertido en un ente rencoroso y vengativo. Es un gobierno que acosa, que silencia las voces que se le oponen, que presiona y que no se sonroja para atropellar.

18. Esa oligarquía de hierro opera en forma de una casta. No tiene visión de partido, en el sentido de ser una organización que integra y representa a todos sus miembros. Se comporta en forma autoritaria. Aún en condiciones de absurdo e irracionalidad, actúa sólo interesada en la defensa de sus intereses grupales. Su noción de lealtad es bastante singular: responde al poder de un decreto presidencial.

19. Hay quienes no podemos vivir en medio de la mentira, el engaño, la manipulación, la doblez, el irrespeto, la petulancia, el incumplimiento de la palabra empeñada, la simulación, la hipocresía y la desfachatez.

20. Con esa fuerza le haremos saber a los engreídos de Palacio que no se saldrán con la suya. Que al pueblo se le respeta; y que se preparen para escuchar por todos los confines del territorio nacional la consigna de que para el 20: ¡ E´Pá Fuera Que Van!   

Discurso íntegro de Leonel Fernández


Más en La República