Listin Diario Logo
25 de enero 2020, actualizado a las 05:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 22 de septiembre de 2019

DENUNCIA

Los atracos en el sector Valiente, en Boca Chica, son algo de todos los días

  • Los atracos en el sector Valiente, en Boca Chica, son algo de todos los días

    Foto Víctor Ramírez 

Javier Flores
Boca Chica, RD

Los residentes en el sector Valiente Adentro, Boca Chica, donde el pasado miércoles en la noche varios individuos a bordo de una motocicleta mataron de un disparo al niño de solo tres años Ransel Ariza, denunciaron que la delincuencia y los atracos son “algo diario” dentro de la comunidad y los patrullajes son escasos.

“Ese mismo día (el miércoles) atracaron como a seis personas, nada más en este pedazo. Uno no sabe que hará. A las calles no se puede salir. Los muchachos que llegan de la universidad en horas de la noche tienen que andar prácticamente corriendo porque no saben cuándo y cómo los pueden sorprender”, expresó Wanda Ramírez, quien tiene alrededor de 20 años viviendo en la comunidad.

El presidente de la junta de vecinos, Manuel Bautista Montero, atribuyó esta problemática a la falta de valores y recreación para los jóvenes en el lugar, ya que solo hay una cancha y un campo de beisbol en malas condiciones.

“Es que si buscas, no tienen muchas otras opciones que no sea coger la calle. No estoy justificando pero en la comunidad entera solo hay una cancha, un play en malas condiciones y que de noche es un peligro pasar por ahí. Esto que se vive aquí es un caos total”, exclamó Bautista Montero.

Poco patrullaje

Los residentes del lugar expresaron que el patrullaje por la zona es prácticamente inexistente y que solo hay un destacamento en funcionamiento para toda la comunidad.

“Ellos por aquí ni pasan. Si lo hacen apenas pasan por la calle principal y no entran al barrio. Así no estamos en nada”, exclamó Ramón Medina.

El presidente de la junta de vecinos agregó que las pésimas condiciones de las calles dificultan el acceso al interior del barrio.

“Las condiciones de las calles por aquí son pésimas, eso muchas veces  hace que el reaccionar ante una emergencia se haga más difícil de lo que debería. Las ambulancias apenas pasan, hasta los motores cogen lucha para circular por aquí”, agregó Bautista Montero.                       


Más en La República