Listin Diario Logo
20 de noviembre 2019, actualizado a las 07:42 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 15 de septiembre de 2019

Exfiscal de Barahona Gómez Rubio quiere "que se conozca la verdad"

  • Exfiscal de Barahona Gómez Rubio quiere "que se conozca la verdad"
  • Exfiscal de Barahona Gómez Rubio quiere "que se conozca la verdad"
Benny Rodríguez
Barahona, RD

El destituido fiscal titular de Barahona, Yván Ariel Gómez Rubio, a través de sus abogados, manifestó su interés de que la comunidad nacional conozca la realidad sobre su caso, ya que  consideró que ha sido “maliciosamente” mal enfocado con el único fin y propósito de hacerle daño.

Negó que la sanción que decidió el Consejo Disciplinario del Ministerio Público sea de tipo moral o ético, sino que se trató de un asunto puramente técnico, puesto que conforme a la sentencia la condena es de tipo procesal.

Manifestó que en la voluminosa sentencia hay dos páginas, las 730 y 731, que explican claramente por qué su destitución e inhabilitación por cinco años del Ministerio Público.

A través de sus abogados defensores: Carlos Julio Féliz Vidal, Carlos Eurípides Moreno Abreu y Manuel Odalis Ramírez Arias, el exfiscal cuestionó la decisión adoptada por el Consejo Disciplinario del Ministerio Público que le inhabilitó y destituyó cuando, a su juicio, no cometió faltas “muy graves” en el ejercicio de sus funciones.

El abogado Féliz Vidal, en entrevista exclusiva con Listín Diario, manifestó que lo que se ha dicho en la prensa, así como el comunicado que distribuyó la Procuraduría General de la República (PGR), no está basado en la sentencia.

Afirmó que desde un principio el caso del exfiscal titular se manejó inadecuadamente, aclarando que la decisión fue de un órgano inferior al Consejo Superior del Ministerio Público, que es el Consejo Disciplinario, por lo que Gómez Rubio puede recurrir la decisión, pero no dejó claro si lo hará.

Procesal

Aclaró que Gómez Rubio no era juzgado por asuntos ligados al narcotráfico ni por aspectos morales o éticos, sino por un asunto disciplinario, “porque el Ministerio Público entendió debió actuar de una manera, principalmente en el caso de Viyeya, Azua”.

“No está siendo vinculado con el narcotráfico como ha sido publicado ni por violación a la ley, sino por un caso en Viyeya, en Azua, y que hizo lo correcto al informar al fiscal de la jurisdicción que habían unas caletas que sospechaba era droga y la PGR entendió que puso en juego la imagen del MP, pues estima debió proceder a realizar el registro y no lo hizo”, explicó.

Según dijo, el exfiscal titular perseguía dos casos, pero en el medio de la persecución en la zona de Viyeya se encontró que en la playa habían unas caletas debajo de la arena, procediendo Yván Ariel Gómez Rubio a alertar a la fiscalía de allí para que sean ellos quienes hagan los registros “porque entendía tenía una orden para una cosa, no para eso”.

Señaló que el MP no actuó correcto en el caso del fiscal, al inhabilitarlo y destituirlo, ya que el artículo 10 del Reglamento Disciplinario, establece que esto tiene lugar (la destitución e inhabilitación) cuando se cometen “faltas muy graves” y que ese no es el caso.

Reiteró que se trata, por tanto, de un caso técnico, no ético, argumentando que lo que establecen los consejos disciplinarios en el contexto global es otra y no con la rigurosidad con la que se actuó con Gómez Rubio, a quien afecta moral y éticamente el manejo dado en la opinión pública.     

Los cargos   

Féliz Vidal, abogado y profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), señaló que los cargos presentados contra el destituido e inhabilitado magistrado Gómez Rubio, fueron múltiples, incluso hasta acusándolo de “sicariato”.

Reveló que otros de los cargos tiene que ver con el manejo de armas de fuego, toda su gestión, que inició en 2015, la cual fue auditada forma parte de los cargos presentados, así como algunos casos relacionadas a personas imputadas de narcotráfico con los cuales hizo acuerdos amparado en sus funciones.

Indicó se le juzgó por todo el tiempo que duró en la fiscalía, al incorporar la auditoría y que los 12 cargos instrumentados en su contra, los considera la barra de su defensa, como “impropio por la formulación precisa de cargos”.

Según el académico, se le debió juzgar por dos asuntos, “pero como no eran sólidos y fuertes, le pusieron 10 más, teniendo que concluir el Consejo Disciplinario en ver su actuación procesal, “no por cuestiones técnicas, morales ni éticas”.

El pasado 9 del presente mes de septiembre la PGR difundió un comunicado de prensa dando cuenta que el Consejo Disciplinario del Ministerio Público destituyó e inhabilitó a Gómez Rubio, luego de comprobar “cometió faltas muy graves en el ejercicio de sus funciones”.

Estableció que las faltas cometidas por el exfiscal titular de Barahona constituyen una violación a los artículos 91 numerales 1 y 92, así como el numeral 8, respectivamente, de la Ley Orgánica del Ministerio Público No. 133-11 y los artículos 10 numeral 1 y 11 numeral 8, respectivamente, del Reglamento Disciplinario del Ministerio Público.