Listin Diario Logo
19 de julio 2019, actualizado a las 02:08 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 16 de mayo de 2019

En el Camino Electoral

Pugnas Danilo-Leonel alejan posibilidad de relevo en PLD

  • Pugnas Danilo-Leonel alejan posibilidad de relevo en PLD

    Danilo Medina y Leonel Fernández son los únicos candidatos en últimas dos décadas.

Manuel Figueroa
Santo Domingo

La pugna interna entre los dos principales líderes del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) aleja la posibilidad de una candidatura presidencial alternativa para las elecciones de 2020.

El presidente Danilo Medina o el expresidente Leonel Fernández encabezarán la boleta. Esa es la cuestión en un partido que solo conoce tres candidatos presidenciales en sus 45 años de fundación.

En ese lapso el expresidente Juan Bosch fue el candidato único en cinco elecciones consecutivas: 1978, 1982, 1986, 1990 y 1994, sin obtener la victoria en ningún caso pese al crecimiento gradual del PLD.

A Bosch le sigue el expresidente Fernández con tres candidaturas: 1996, 2004 y 2008, en todas las cuales triunfó. Pero también en este período surge un liderazgo compartido con el presidente Medina, que ha sumido a la organización en sucesivas crisis desde el proceso electoral de 2008.

Resulta que Medina tiene también tres candidaturas presidenciales en su historial político. La primera experiencia la obtuvo en el 2000, cuando fue derrotado al obtener sólo 24.94 % de la votación.

Luego fracasó en su intento por ostentar nuevamente la candidatura del PLD para las elecciones de 2008, pero al llegar las elecciones de 2012 Medina gana por segunda ocasión la candidatura presidencial y triunfa con 51.21% de los votos válidos.

El mandatario, al igual como hizo Fernández en 2008, decidió optar por la reelección en los comicios de 2016, pero para ello fue preciso reformar la Constitución, creando una convulsión en el PLD al encontrar de frente al exmandatario, que aspiraba volver al poder.  

Tras un acuerdo de la máxima dirección del partido, el presidente Medina finalmente se impuso, convirtiéndose en el primer candidato del PLD, después del profesor Juan Bosch, que era seleccionado por el Congreso Elector sin que ningún otro dirigente le disputara esa codiciada posición.

Fábrica de presidentes
Ahora la historia se repite y la incertidumbre se apodera como nunca antes de las estructuras dirigenciales y de base del PLD, arrastrando a su paso a todos los demás sectores del país. Muchos de los cuales han llegado a avizorar una división de la poderosa maquinaria electoral, al estilo de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC).

Mientras tanto una estela de líderes emergentes han quedado en el camino desde 1996, a la espera de que se instalara la manoseada fábrica de presidentes.

Quedaron en la banca
En efecto, el PLD exhibe en ese lapso a precandidatos presidenciales como Euclides Gutiérrez, Norge Botello, Jaime David Fernández Mirabal, Félix Jiménez (Felucho), Ramón Andrés Blanco Fernández, Julián Serulle y Miguel Solano.

También los más recientes “relevos” Reinaldo Pared Pérez, Radhamés Segura, Francisco Domínguez Brito, José Tomás Pérez, Francisco Javier García, Temístocles Montás, Andrés Navarro, Carlos Amarante Baret, Maritza López y las reconocidas potencialidades de Margarita Cedeño de Fernández.

En resumidas cuentas, es preciso observar que en las últimas dos décadas el PLD sólo ha presentado al país como candidatos a Medina y a Fernández, quienes en cada oportunidad tuvieron que enfrentar a disidentes.

CRONO
1973

El PLD fue fundado por el profesor Juan Bosch, quien hasta noviembre de 1973 fuera presidente del PRD y participó por primera vez en unas elecciones nacionales en 1978.

1986
Se considera que en 1986 el PLD rompió con el bipartidismo que mantenían el PRD y PRSC, al obtener 18.3% de la votación y asentuar su crecimiento en los comicios de 1990.

2000
El PLD se fundó como un partido de cuadros. Se estima que para el proceso de 2000 tenía 33,000 miembros. Ahí comenzó su masificación y ya para 2002 registraba 350,000 nuevos miembros organizados.