Listin Diario Logo
23 de julio 2019, actualizado a las 06:02 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 18 de abril de 2019

FUE EN 2016

Condenan a diez años de prisión a un hombre que agredió a su expareja

  • Condenan a diez años de prisión a un hombre que agredió a su expareja
Santo Domingo

El Primer Tribunal Colegiado de Santo Domingo este impuso una condena de 10 años de prisión y el pago de una indemnización de RD$1 millón contra un hombre que agredió físicamente a su expareja durante un incidente ocurrido en la comunidad de La Victoria, del municipio Santo Domingo Norte.

La sentencia fue dictada contra Luis Miguel Martínez Almánzar, de 29 años de edad, luego que el Ministerio Público demostrara con suficientes elementos probatorios, que la señora fue agredida verbal y físicamente por parte del acusado quien también incendió la casa donde ella residía junto a los hijos procreados por ambos, logrando éstos salvar sus vidas tras salir huyendo del lugar.  El incidente ocurrió en octubre del 2016.

El nombre de la víctima y el de sus hijos fueron omitidos para salvaguardar su integridad.

Según consta en el expediente la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de esta demarcación recibió la denuncia de que Martínez Almánzar había cometido la agresión contra su expareja, iniciando de inmediato este organismo del Ministerio Público las investigaciones de lugar y el posterior sometimiento a la justicia del acusado.

En el relato de los hechos que consta en la acusación, el Ministerio Público establece que en un instante en que Martínez Almanzar se retiró de la vivienda a buscar la gasolina para incendiarla, la mujer aprovechó para huir junto a sus hijos por la parte trasera de dicha residencia.

El Primer Tribunal Colegiado de esta demarcación dictó la sentencia condenatoria en contra de Luis Miguel Martínez Almánzar por la violación de los artículos 305, 309-1, 309-2 y 309-3 del Código Penal Dominicano, que penalizan los golpes y heridas y las amenazas, disponiendo el cumplimiento de la misma en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.


Más en La República