Listin Diario Logo
15 de noviembre 2019, actualizado a las 02:33 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 29 de marzo de 2019

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

La mujer registra un lento avance político en los últimos 25 años

  • La mujer registra un lento avance político en los últimos 25 años

    Milagros Ortíz (2000-2004) y Margarita Cedeño (2012-presente) han ocupado la vicepresidencia del país, el escalón más alto logrado por cualquier mujer en el país. ARCHIVO/LD

Yudelka Domínguez
yudelka.dominguez@listindiario.com
Santo Domingo

Desde las elecciones de 1994 a la fecha la participación política de la mujer a cargos electivos en la Cámara de Diputados y el Senado de la República ha alcanzado un 24% de la matrícula del Poder Legislativo.

Hace 25 años, en las elecciones legislativas y municipales de 1994, las mujeres obtuvieron el 11 por ciento de los 150 escaños que había en el Congreso Nacional. Para los comicios que siguieron su participación fue aumentando entre un uno, dos o tres por ciento en comparación con el proceso anterior.

El total de mujeres electas a distintas posiciones en las elecciones del 2016 fue de 1,451, en un proceso electoral en el que se eligieron 4,106 cargos públicos en toda República Dominicana.

Para José Cabrera, politólogo y profesor universitario, este es un crecimiento lento que se debe a la hostilidad en que se ven envueltas las mujeres en un ambiente que ha sido dominado por hombres.

Una de las primeras cosas que señala es que suelen ser relegadas al papel doméstico en el hogar, quedándoles muy poco tiempo para participar en política. “Por eso su acceso a posiciones de poder relevantes se hace más difícil”, dice.

Con esta aseveración coincide la diputada por el Partido Revolucionario Moderno, Gloria Reyes, la cual entiende que el poco crecimiento de la mujer dominicana en política es difícil debido a los roles sociales de hombres y mujeres.

“Hay una desventaja natural a la hora de que una mujer decida hacer política porque o se va a tener que matar trabajando horas extras o haciendo política como una actividad adicional, o tendrá que reducir sus actividades domésticas y de trabajo para entonces poder combinarlo con la política”, señala la diputada.

Reyes sostiene que el mayor papel de las mujeres en los partidos políticos es ser militantes, encargadas del proselitismo, de los protocolos, delegadas electorales o maestras de ceremonia.

Para tener una idea de lo difícil que es hacer política para las mujeres en República Dominicana serviría recordar que en las elecciones de 2016 fue la primera vez en la historia del país en la que una mujer fue presentada como candidata a la Presidencia de la República por un partido político. En esa ocasión fueron Minou Tavárez Mirabal, por Alianza por la Democracia (APD) y Soraya Aquino, del Partido de Unidad Nacional (PUN).

La participación política de la mujer ha tenido hitos con la vicepresidencia de la República, con Milagros Ortíz Bosch, entre 2000-2004. También con la presidencia del Senado de la República y la Cámara de Diputados.

En el 1999 Rafaela Alburquerque, fue la primera mujer que llegó a conducir la Cámara de Diputados gracias a un acuerdo entre la facción PRD y PRSC entre 1999-2003, mientras que Cristina Lizardo, entre en 2014 y 2016, se convirtió en la primera y única mujer que hasta el momento ha podido dirigir el Senado de la República.

Las mujeres y las Leyes

Los puestos electivos que ocupan las mujeres actualmente están basados en la cuota de género establecidos en la antigua ley electoral 275-97. Esta ley que fue promulgada en diciembre de 1997, en la que establecía en el artículo 68 la nominación de candidatos en los cargos congresuales y municipales, en la que los partidos y agrupaciones políticas incluirían una proporción no menor del 25% de mujeres a esos cargos. Luego, con la reforma de esta ley, el porcentaje de un 25 aumentó a un 33%.

La equidad de género en la recién aprobada ley 33-18 de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos logró equilibrar la participación de hombres y mujeres en las decisiones y en los espacios de poder, desapareciendo la cuota de un 33%.

En el caso de esta ley, el artículo 53 establece las obligaciones de presentar boletas a puestos de elección popular que tengan un mínimo de un 40 por ciento de hombres o mujeres y un máximo de un 60%.

Para el politólogo Freddy Ángel Castro, esta ley solo será cumplida en las primarias de los partidos mayoritarios, ya que los pequeños tendrán que ajustar la cuota “porque no tienen suficiente representación femenina como para llenar lo que exige la ley”

Esta postura del 40/60 también se llevó a la recién aprobada Ley de Régimen Electoral. El fallo, según explica la diputada Gloria Reyes, está en dos palabras: “propuesta nacional”. Es decir que la idea que tenían las activistas de los partidos, de ajuste de esos rangos en cada circunscripción, provincia o municipio, pasó ahora a ser a nivel general.

“Por ejemplo, en el municipio de Los Alcarrizos, circunscripción #5, que incluye Alcarrizos, Pedro Brand, un partido político pudiera decir de los cinco candidatos a la diputación todos serán hombres y compensar las mujeres en otro lugar o territorio y eso pudiera tener como consecuencia que en lugar donde pudiera perderse los partidos postularan a las mujeres, además de que ahora la JCE no podrá regular mediante resolución ya que, la ley manda que sea una propuesta nacional”, explica la diputada.

A pesar de la implementación de estas leyes para la equidad de género en la política dominicana, la diputada Reyes entiende que obtener un cargo político en el país continúa siendo un camino “difícil con barreras visibles como la falta de espacio y apoyo para participar y con barreras invisibles como el prejuicio, rechazo y menosprecio a las mujeres cuando hacen política”.

Mujeres nivel municipal

Las mujeres electas a nivel municipal en las elecciones de 2016 suman 816. 139 vicealcaldesas, 215 subdirectoras de distritos municipales 455 suplentes de regidores y 7 suplentes de diputados del Parlacen.

Mujeres en Ministerios

Aunque los puestos ministeriales no son alcanzados por cargos electivos, la poca participación de la mujer también es visible en las direcciones de Ministerios, que son designadas por decreto presidencial. De 23 ministerios que existen en República Dominicana, solo 3 son dirigidos por mujeres. Ministerio de la Mujer, Janet Camilo; Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología, Alejandrina Germán y el Ministerio de la Juventud, con Robiamny Bálcacer. 


Más en La República