Listin Diario Logo
22 de junio 2019, actualizado a las 12:58 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 16 de febrero de 2019

Ambiente en frontera

Haitianos desafían la ola de protestas en su país y cruzan a adquirir mercancías

  • Haitianos desafían la ola de protestas en su país y cruzan a adquirir mercancías

    Esfuerzos. Las protestas violentas que ocurren en Haití no han obstaculizado el cruce de haitianos a Dajabón, para aprovisionarse de productos comestibles que comenzaron a escasear en ese país vecino, así como para vender algunas mercancías.

Ricardo Santana
Dajabón

Aunque en menor dimensión que en otros días de mercados, muchos haitianos desafiaron ayer los peligros que hay en su país por las violentas protestas y cruzaron a Dajabón para aprovisionarse de productos comestibles que comenzaron a escasear en Haití, así como para vender algunas mercancías.

Mientras, la tensión sigue en la zona fronteriza y la  vigilancia ha sido reforzada, y ayer miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) y del Ejército continuaban apresando a muchos haitianos que cruzan la frontera clandestinamente con destino a territorio dominicano.

En tanto del lado haitiano, motoconchistas se apostaron a orillas del río Masacre y el portón fronterizo que separa por el Norte a los dos países tratando de entrar a Dajabón para surtirse combustibles.

Alegan que en las estaciones de su país no hay gasolina, a la vez que otros carburantes escasean.

También, haitianos consultados por Listín Diario, explicaron que los productos escasean y que han aumentado los precios, lo que obliga a comprarlos en Dajabón y otras comunidades dominicanas fronterizas.

“No hay comida ni gasolina, por eso cruzamos a Dajabón para comprar, los camiones que surten los negocios de Juana Méndez no pueden llegar por las protestas”, declaró al Listín Diario la comerciante Cecilia Jean.

Dijo que los precios de los productos básicos que adquieren en República Dominicana han aumentado por los impuestos que les cobran inspectores de Aduanas de su país.

Mientras, el canjeador de dinero Wildon Monción reveló que ayer la situación estaba en calma en Juana Méndez, Fort Liberté y otros pueblos haitianos cerca de la frontera dominicana.

No obstante, refirió que en Cabo Haitiano, la segunda ciudad las protestas continuaban, y que eso impidió a los grandes comerciantes de esa ciudad a desplazarse a Dajabón para hacer sus acostumbradas compras.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas de Dajabón, Freddy Morillo, indicó que los disturbios en Haití están afectando al mercado.

El comerciante manifestó que los grandes comerciantes de Cabo Haitiano y otras ciudades del Norte y Noreste no pueden llegar hasta el mercado común, debido a las protestas.

Esperanza de una solución

Los comerciantes dominicanos y haitianos esperan que la situación se normalice en la vecina nación para que el comercio mejore.

Casi fuera del mercado muchos haitianos cruzaban el río Masacre que se encuentra casi seco, con productos y mercancías a fin de evitar el pago de impuestos.

Otros trataban de cruzar con galones para comprar gasolina en las estaciones de Dajabón, aunque militares los despojaban de los mismos y restringían su paso.

Gasolina por las nubes
Transportistas haitianos manifestaron que el galón de gasolina cuando aparece se vende entre 500 gourdes, el equivalente a 578 pesos dominicanos.

Haitianos que se dedican al canje de dinero en el mercado manifestaron que actualmente un peso dominicano se cotiza a 170 y 178, frente a un gourde.

Por tal razón, el canjista Wildon Monción asegura que hay una devaluación del gourde.

Transportistas haitianos hacían filas ayer tratando de entrar a territorio dominicano para aprovisionarse de combustibles, pero los guardias apostados en la frontera los impedían.

“La situación de mi país es grave, no hay de nada, la gasolina no aparece, los alimentos y otros productos comienzan a escasear, nos sostenemos gracias a los que compramos en el mercado y otros días de la semana que nos permiten cruzar para comprar comidas y medicinas”, proclamó el transportista haitiano Nelson Joseph.