Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 09:55 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 07 de diciembre de 2018

NEY ARIAS LORA

Cuatro de seis heridos por explosión fueron dados de alta; los otros dos permanecen en condiciones delicadas

  • Cuatro de seis heridos por explosión fueron dados de alta; los otros dos permanecen en condiciones delicadas
Doris Pantaleón
Santo Domingo

Cuatro de los seis pacientes ingresados en el hospital Ney Arias Lora por la explosión en Polyplas fueron dados de alta, mientras que dos de ellos permanecen en el centro médico en condiciones delicadas. 

La información la ofreció el director de la Unidad de Quemados, doctor Eddy Bruno, quien dijo que los pacientes que se encuentran en el centros son un señor de 55 años que se mantiene ingresado en Cuidados Intensivos polivalentes del hospital, mientras que el otro es un hombre de 39 años quien presenta quemaduras de segundo y tercer grados,

Explicó que de ambos casos evolucionar de manera adecuada podrían ser dados de alta en por lo menos un mes.

Los pacientes afectados por traumas, quemaduras, heridas y afecciones respiratorias fueron atendidos en los hospitales Francisco Moscoso Puello, Santo Socorro, Ney Arias Lora, Darío Contreras, Félix María Goico, General de la Plaza de la Salud, Cedimat y la Clínica Cruz Jiminián.

Ayer, el Servicio Nacional de Salud (SNS) informó que los hospitales que componen la red  de servicios metropolitano de salud, asistieron un total de 66 heridos, de los cuales cinco permanecen en estado crítico.

Señaló que los hospitales  Francisco Moscoso Puello y Félix María Goico resultaron con daños estructurales  leves  en sus instalaciones debido a rotura de vidrios y ventanas tras el impacto de la onda expansiva de la explosión, sin afectar al personal de salud.

De acuerdo al informe preliminar dado a conocer por dicho servicio, los pacientes atendidos presentaban en su mayoría heridas y traumas leves, por lo que una vez atendidos fueron dados de alta, mientras otros registraban quemaduras y traumas severos que ameritaron ingresos.