Listin Diario Logo
17 de octubre 2018, actualizado a las 12:50 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La República domingo, 17 de julio de 2016
0 Comentarios

UNA MIRADA AL PLD DEL 2020

¿Quién será? Margarita, Danilo o Leonel

Aunque Danilo Medina no asume aun la presidencia para su segundo mandato, "soplan aires" de lucha por la candidatura con miras hacia el 2020.

  • ¿Quién será? Margarita, Danilo o Leonel

    Danilo Medina. Presidente actual. Margarita Cedeño. Actual Leonel Fernández. Presidente del PLD

César Medina
Especial para Listín Diario
Ciudad de Panamá

Se están dando las condiciones para que Margarita María Cedeño Lizardo -Santo Domingo, 1965- sea la abanderada del oficialismo en las elecciones del dos mil veinte con el apoyo de su esposo Leonel Fernández y del propio Presidente Danilo Medina, lo que abre la posibilidad de que se convierta en la primera mujer en asumir la Presidencia de la República en la historia dominicana.

Para ello bastaría que su marido dé un paso al costado si “los vientos” le siguen soplando en contra porque nadie como ella ?fuera de los dos líderes peledeistas?, resume tanta aceptación popular.

Con baja tasa de rechazo y el apoyo de amplios segmentos poblacionales a los que ha llegado la mano amiga de su labor social, la abogada y miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana ha tenido carrera ascendente desde que contrajo matrimonio con Leonel Fernández en 2003, unión de la que nació una hija, Yolanda América, hoy una adolescente de 12 años. Ella tiene otros dos hijos --hombre y mujer--, de un matrimonio anterior; él también tiene una pareja de hijos mayores con su primera esposa.

Desde su época de primera dama, entre 2004 y 2012, Margarita ha acumulado méritos políticos para colocarse en los primeros niveles de las simpatías nacionales, según todas las mediciones de la última década llegando en ocasiones a situarse por encima del propio Leonel y muy cerca del actual Presidente Medina.

Con absoluta discreción y a distancia prudente para no entrar en contradicciones, Margarita ha desempeñado la Vicepresidencia de la República con agudo tacto e inteligencia suficientes para evitar roces y arranques de celos con los servidores más próximos del Presidente; su despacho en el ala oeste del Palacio Nacional no compite en afluencias ni influencias con el extremo Este de la mansión presidencial que ocupan Danilo y sus ministros más cercanos. Ha sido esa su mayor virtud como segunda de abordo en función del Estado.

... Si Leonel se aparta
Para que Margarita encuentre el espacio electoral que busca, tendrían que darse algunas situaciones que casi se ven llegar por generación espontánea: a), que Leonel aparque sus propósitos de volver al poder y ponga al servicio de su esposa la maquinaria interna que aún conserva en el PLD; b), que el Presidente Medina mantenga su intención de no buscar una segunda reelección; c), que el poder no intente imponer un candidato por encima de la voluntad de la mayoría; y d), que fluya la competencia interna y que las bases del PLD se expresen en el marco de unas primarias reguladas por una nueva ley de partidos políticos que debe debatirse en la próxima legislatura.

De darse esas condiciones que se imponen con el sentido de la lógica --y con el apoyo de Leonel que se entiende cae por su propio peso, además de los méritos propios que ha acumulado--, la candidatura de Margarita en 2020 no parece tener mayor dificultad. De ahí al éxito electoral la distancia es mucho menor tomando en cuenta que la oposición está desvertebrada y seguirá así a menos que se produzca un fenómeno fuera del alcance de la vista larga del observador más optimista.

También habría que tomar en cuenta que el Presidente Medina no se opondría a ceder espacio a la doctora Cedeño si es señalada por la mayoría del peledeismo considerando que hasta ahora entre ellos dos no han existido contrariedades que fundamenten una oposición visceral a ese relevo presidencial como se dio entre Joaquín Balaguer y Jacinto Peynado en el año de 1996.

Margarita incluso ha sido suficientemente inteligente para poner distancia con las controversias que han surgido entre Danilo y Leonel en los momentos de mayor acritud como fue la reunión del 19 de abril de 2015 en Juan Dolio cuando se decidió la reelección, y con lo ocurrido con posterioridad al discurso del ex presidente oponiéndose rabiosamente al método empleado para reformar la Constitución y hacer posible el continuismo presidencial.

¿... Está Leonel dispuesto?
Parecería que Leonel está dispuesto a aparcar su aspiración para ceder espacio a su esposa y compañera de partido antes de lanzarse en un propósito de retorno que le daría motivos a sus opositores para presentarlo como un ambicioso desmedido después de haber pasado tres períodos en la Presidencia.

Está claro que la lucha por el poder no puede calibrarse en esos términos porque los liderazgos políticos no se endosan como heredad matrimonial, pero Leonel está dando notaciones de que entiende bien un proceso que lo ha ido dejando atrás en el ascendiente peledeista y al parecer se ha propuesto liderar un relevo que en su caso hallaría expresión más que justificada en el ascenso de su esposa.

La doctora Cedeño ha encontrado en el PLD el espacio perfecto entre Leonel y Danilo sin desdeñar otros liderazgos emergentes como los de Reinaldo Pared y Francisco Javier García, ambos contendores de la primera línea en la brega electoral del partido pero mediatizados por sus tareas oficiales en los gobiernos peledeistas de las últimas dos décadas.

... Debajo de la mata
Margarita fue escogida candidata Vicepresidencial a principios de 2012 cuando Danilo Medina, entonces candidato y potencial Presidente de la República, la señaló como compañera de fórmula para situarla --quizás sin proponérselo--, debajo de la mata...

... Ella había intentado presentar candidatura presidencial a la convención peledeista del año anterior pero fue disuadida a tiempo por el propio Leonel, entonces al frente del Ejecutivo. A regañadientes retiró su aspiración en un discurso televisado en el que evidenció injusticia de tendencia machista.

Por su condición de vicepresidenta desde agosto de 2012, Margarita pasó a ocupar un asiento en el Comité Político de su partido, pero meses después fue confirmada como la miembro número 25 del exclusivo núcleo de dirección, y el congreso peledeista del año pasado la eligió mayoritariamente cuando la matrícula del CP fue elevada a treinticinco.

Desde 2004, primero en su condición de primera dama y luego como vicepresidenta, la doctora Cedeño se ha ocupado de la labor asistencial del gobierno, tarea en la que fue ratificada por el Presidente Medina y desde la cual se ha ganado el cariño y admiración de las gentes más pobres del país a las que llegan los programas de asistencia social a través de las tarjetas Solidaridad, Bono-Gas, Bono-Luz, planes estudiantiles, etcétera.

(+)
UNA SÓLIDA CARRERA EN LA VIDA POLITICA

La doctora Cedeño no es nueva en la actividad partidaria, pero su ascenso político fue meteórico desde el 1996 cuando acompañó a Leonel en funciones ejecutivas desde la Consultoría Jurídica del Palacio Nacional.

Previamente había ejercido como abogada en la oficina profesional del doctor Abel Rodríguez del Orbe y del propio Fernández antes de llegar al poder.

Su desempeño como asesora legal del Presidente entre 1996 y 2000 se hizo notorio por eficiente, pero saltó a la celebridad política cuando en la primavera de 2003 se conoció su boda en intimidad con el doctor Fernández, en la que figuró como padrino el economista Daniel Toribio, amigo íntimo de la pareja y también padrino de la única hija de ambos, Yolanda América.

El primero de mayo pasado, la vicepresidenta Cedeño cumplió 51 años. Es egresada cum laude de la escuela de Derecho de la UASD en 1987 con maestrías en derecho empresarial y legislación económica en la PCMM y en la Universidad de Salamanca, España, y estudios también de post grado en leyes y solución de conflictos en las universidades de Georgetown, Harvard y Ginebra, Suiza.

Ha navegado con mucha suerte en la política… “Como la madre primeriza --opina Daniel Toribio--, que sufre el indescriptible dolor de parto que sólo atenúa la felicidad de ver llegar su primer retoño…”

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en La República

    Descubre