Santo Domingo 21°C/24°C light rain

Suscribete

NUEVAS DEMANDAS

Arnaiz que urge enfrentar el analfabetismo en el país

OBISPO LLAMA A LOS JÓVENES A PREPARARSE

Monseñor Francisco José Arnaiz llamó ayer a los jóvenes a prepararse ante las nuevas demandas que presenta la sociedad dominicana en la era del conocimiento. El obispo emérito de Santo Domingo expresó que la juventud debe preocuparse más por ser excelente y hacer las cosas bien hechas para que obtengan buenas oportunidades en sus respectivas áreas. A propósito de celebrarse el XX aniversario de la Fundación de Profesionales para el Desarrollo de la República Dominicana, (Fundapro-RD), Arnaiz hizo un llamado a la sociedad, específicamente a los jóvenes, a quienes exhortó a renovarse y prepararse, porque este es un país con un alto nivel de analfabetismo. El obispo señaló que al “excelente se lo rifan y al mediocre nadie lo llama, hay gente que no encuentra trabajo por la mediocridad y la conformidad”. El prelado llamó a la población a hacerse excelente para obtener las oportunidades que requieren. Mientras, Fundapro-RD anunció la celebración de una misa en memoria del sociólogo, mercadólogo y comentarista, Teófilo Barreiro, quien hizo grandes aportes a la entidad, acto que presidirá mañana domingo el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y que tendrá lugar en la Catedral Primada de América, con motivo del XX aniversario de la fundación. Los salariosMonseñor Arnaiz sostuvo que “el mundo presenta métodos nuevos, por esta razón hay que mantenerse evolucionando”. Dijo también que una de las cosas que espera mejoren son los salarios que devengan muchas personas, entre las cuales citó a los policías, quienes no solo obtienen bajos salarios sino que no cuentan con equipos adecuados para hacerle frente a la delincuencia. El obispo enfatizó que los ladrones andan con armas muy sofisticadas mientras que los policías muchas veces salen sin un chaleco antibalas y con unas pistolas que parecen de juguete. Sobre la justicia, indicó que en las cárceles deberían tener más psicólogos y psiquiatras y menos policías, porque el reo necesita rehabilitarse.

Tags relacionados