Santo Domingo 29°C/31°C scattered clouds

Suscribete

CUMBRE DE LA TIERRA

RD estará en Río+20

ECONOMÍA Y EMPLEOS VERDES, AGUA DULCE, SEGURIDAD ALIMENTARIA Y OCÉANOS SON ALGUNOS DE LOS TEMAS

Avatar del Listín Diario
Solange de la Cruz MatosSanto Domingo

Recién acaba de hacerse pública la posición oficial que llevará el país a la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible a efectuarse del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro, Brasil. El documento final contó con el aporte de 760 personas en representación de 186 instituciones de los sectores gubernamental y no gubernamental. Las diferentes consultas realizadas estuvieron enmarcadas en los temas que se debatirán en el encuentro global, también conocido como Cumbre de la Tierra. Ese abanico temático abarca la economía y el empleo verde, el agua dulce, la seguridad alimentaria, la biodiversidad, los océanos, las ciudades sostenibles y el cambio climático, entre otros. El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ernesto Reyna, al dar a conocer la “posición país” el pasado 5 de junio, Día del Medio Ambiente, ha indicado que la economía verde es un concepto todavía en construcción y sobre el cual en República Dominicana no existe un consenso acabado, por lo que han decidido asumir los criterios preliminares acordados por los países del Sistema de Integración Centro Americana (SICA) durante las reuniones preparatorias de Río+20. Entre esos aspectos cita evitar la pérdida del patrimonio natural, erradicar la pobreza extrema y el hambre, crear empleos decentes y verdes y contribuir a controlar la volatilidad de los precios de los alimentos y otros productos conexos, provocados por la especulación financiera internacional en los mercados a futuro. También, promover el uso eficiente de los recursos y materiales, procurar la conservación de los bienes y servicios ecosistémicos y los procesos ecológicos esenciales, contribuir a conservar y proveer agua en calidad y cantidad adecuadas para el consumo humano y otros usos, asegurar la adaptación y la reducción de riesgo a los efectos del cambio climático, y contribuir a compensar las externalidades negativas a los países en desarrollo por las emisiones de gases de efecto invernadero de los países desarrollados. “República Dominicana reconoce que el proceso de desarrollo de la economía verde implica una etapa de transición cuyo financiamiento, en el caso de los países en vías de desarrollo, debe asegurarse a través de la transferencia de tecnología, la provisión de recursos nuevos y adicionales y el reconocimiento de las experiencias exitosas de economía verde que se han puesto en práctica en estos países. Se considera que el centro de la preocupación de una economía verde debe estar en el contexto de la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible y orientado, además, a reconstruir la relación entre el ser humano y su entorno”, ha precisado durante la presentación del documento, realizada en la Fundación Global, Democracia y Desarrollo (Funglode). Temas emergentesEl agua, la seguridad alimentaria y la biodiversidad fueron debatidos de cara a Río+20. El documento final precisa que el acceso al agua potable y al saneamiento se concibe como un derecho humano, y subraya la importancia de los recursos hídricos para el desarrollo sostenible, incluyendo la erradicación de la pobreza y el hambre, el acceso a la salud pública, la seguridad alimentaria, la energía hidráulica, la agricultura y el desarrollo rural. En cuanto a la seguridad alimentaria, se indica que el país reafirma el derecho a la alimentación y hace un llamado a todos los Estados a dar prioridad a la intensificación sostenible de la producción de alimentos a través de una mayor inversión en la producción local, a mejorar el acceso a los mercados alimentarios locales y globales y a reducir los residuos en la cadena de suministro. Con relación al tema de la biodiversidad, refiere que el país apoya los marcos normativos y los instrumentos de mercado que detienen y revierten la deforestación y la degradación forestal, que promueven el uso sostenible y la gestión de los bosques, así como su conservación y restauración. Además, apoya la integración de los servicios ecosistémicos y de la biodiversidad en las políticas y procesos de toma de decisiones en los niveles nacionales, regionales e internacionales y el fomento de las inversiones en capital natural mediante incentivos adecuados y políticas que permitan un uso equitativo y sostenible de la diversidad biológica y los ecosistemas. Energía, ciudad y empleo verdeEn relación con el tema de la energía, en el documento se propone seguir fortaleciendo la iniciativa de “Energía sostenible para todos”, lanzada por la ONU, mejorar la eficiencia energética en todos los niveles, y promover en todos los países el uso de las fuentes y tecnologías relativas a las energías renovables. En el tema de las ciudades, indica que el país se compromete a promover un enfoque integrado y holístico para la planificación y la construcción de ciudades sostenibles, mediante el apoyo a las autoridades locales; crear redes de transporte y comunicación eficientes, promover la construcción de edificios ecológicos, mejorar la calidad del aire y del agua, hacer un manejo integrado de los residuos, reducir la vulnerabilidad y el riesgo ante los desastres, mejorar la respuesta a los mismos y fortalecer la resiliencia al cambio climático. Al referirse a los temas de inclusión social y empleo decente y verde, el documento reconoce que el desarrollo de la capacidad humana es esencial para alcanzar el crecimiento económico sobre una base amplia, construyendo comunidades fuertes y sostenibles, promoviendo el bienestar social y mejorando el medio ambiente. “Consciente de que la construcción de la economía verde dependerá críticamente de la creación de empleos verdes, República Dominicana se compromete a mejorar el conocimiento sobre las tendencias y desarrollo de los empleos verdes e integrar los datos pertinentes en las estadísticas económicas nacionales; abordar la escasez de capacidades potenciales mediante la creación de programas de formación sobre empleos verdes; poner en marcha un entorno propicio para la creación sólida de empleos dignos por parte de las empresas privadas que inviertan en la economía verde, incluyendo las pequeñas y medianas empresas, y para la economía solidaria”, expone. (+)OTROS TEMAS CENTRAN LA ATENCIÓN DEL PAÍSMás cuestiones relevantes Otros temas que contiene el documento “La República Dominicana de cara a Río+20” son: • Océanos y mares: se reconoce que los océanos y mares son cruciales para mantener los sistemas de soporte de vida de la Tierra y que la explotación irracional de éstos y de sus recursos pone en riesgo su capacidad para continuar proporcionando beneficios a la humanidad. En ese sentido, se hace un llamado a los países para avanzar en la aplicación del programa de acción mundial para la protección del medio ambiente marino de actividades terrestres, y a luchar contra la pesca ilegal. • Pequeños estados insulares: reafirma que las pequeñas islas en desarrollo siguen siendo un caso especial para el desarrollo sostenible: “Su vulnerabilidad ha empeorado en las últimas dos décadas, principalmente debido a la mayor exposición a choques externos, incluyendo el aumento de los efectos adversos del cambio climático y los desastres naturales más frecuentes e intensos, así como las crisis del combustible, alimentaria y financieras, combinadas con el insuficiente apoyo internacional y reconoce igual situación para los países centroamericanos”. • Cambio climático: expresa su profunda preocupación ya que los países en desarrollo son especialmente vulnerables y están experimentando mayores impactos negativos a causa del cambio climático, lo que está socavando gravemente la seguridad alimentaria y los esfuerzos para erradicar la pobreza, y también amenaza la integridad territorial, la viabilidad y la existencia de los pequeños estados insulares. • Gestión de riesgo de desastres: reitera la petición de que la reducción del riesgo de desastres se continúe abordando en el contexto del desarrollo sostenible y se coloque dentro de la agenda de desarrollo post-2015. • Degradación del suelo y desertificación: requiere un mayor apoyo de la comunidad internacional a la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), y apoya a las asociaciones e iniciativas para la protección de los recursos del suelo, tales como la Asociación Mundial de Suelo.

Tags relacionados