Santo Domingo 25°C/28°C scattered clouds

Suscribete

LOS RÍOS: VIDA O MUERTE

Sobran planes, pero no se aplican en ríos

LEY 64-00. INSTRUMENTO PARA CORREGIR LOS PRINCIPALES PROBLEMAS DE CONTAMINACIÓN

Avatar del Listín Diario
Bethania ApolinarSanto Domingo

La falta de conciencia ciudadana y el incumplimiento de las normas medioambientales por parte de las industrias ha convertido los principales ríos del país en enormes cloacas, lo cual genera diversas enfermedades infectocontagiosas en la población. En ríos como el Higuamo, Isabela, Ozama, Haina, Yaque del Norte y Nigua, entre otros, su vegetación fue sustituida por barrios marginales que carecen de servicios sanitarios y de recogida de basura eficiente, y vierten sus desechos en estos acuíferos. Pocas industrias cuentan con plantas de tratamiento para aguas residuales, otras las tienen, pero no están funcionando. Según el ministro de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez, las fuentes acuíferas del país son un canal de transmisión de diversas enfermedades gastrointestinales, cólera, fiebre tifoidea, hepatitis A, dermatitis, leptospirosis, parasitarias, entre otras. Gran parte de la población dominicana está expuesta a enfermedades de origen hídrico producto de la contaminación que impera en las cuencas hidrográficas del país. “Una buena cantidad de los brotes de cólera que se han presentado en el país ha sido a partir de las contaminaciones de fuentes fluviales, como ríos, arroyos, cañadas, canales de riego y otros”, agregó. Diferentes estudios sobre importantes afluentes del país aluden que la disposición inadecuada de las aguas residuales urbanas e industriales, son la causa de la degradación paulatina de importantes cuencas de la República Dominicana. Especialistas de la Academia de Ciencias consideran que sólo con aplicar las normativas que tiene el país en materia medioambiental se puede garantizar la calidad del agua. Para el ecologista Eleuterio Martínez, el río más contaminado, “que prácticamente muere tan pronto entra a la capital, es el río Ozama y su afluente principal que es el Isabela, fundamentalmente por los desechos industriales, ya que sus aguas recogen la carga de contaminantes más fuerte que llega a Santo Domingo”. Conforme con esta versión, técnicos de SOGREAH determinaron desde hace 20 años el río Ozama tiene un alto índice de contaminación química y microbiológica, lo cual ocasiona daños visuales, olfativos y sanitarios a la población. “La contaminación de las aguas superficiales de la cuenca Ozama-Isabela es producto del vertido indiscriminado de las instalaciones industriales, aguas servidas, y las actividades agrícolas que se desarrollan en sus márgenes y otras que estando lejos canalizan sus desechos al río sin previo tratamiento”, agrega el estudio. Según Martínez, el Higuamo es el segundo río más contaminado del país, tanto a nivel industrial como de aguas urbanas. Un diagnóstico para el saneamiento de la cuenca del río Higuamo que realizó la Universidad Central del Este (UCE) y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) en el año 2001, estableció que la “disposición inadecuada de las aguas residuales (urbanas e industriales) es la causa principal de la degradación paulatina de sus aguas, restringiendo sus usos prioritarios para el consumo humano, industrial, riego y recreación, debido a que el sistema de alcantarillado sanitario y de depuración de agua no es eficiente”. La especialista en hidrología y académica de la UCE, Miguelina Brugal, señaló que el Higuamo es el río que más contaminado está por aguas urbanas, de cloacas y aguas negras, debido al grave problema de drenaje natural que existe en San Pedro. El coordinador de la Comisión de Medio Ambiente de la Academia de Ciencias, Manuel Mateo Féliz, dijo que las labores agrícolas cercanas a las cuencas y cursos de los ríos son otra fuente de contaminación por los agroquímicos. (+)SANEAMIENTO AMBIENTAL PARA LA CUENCA DEL HIGUAMO El Diagnóstico para el Saneamiento de la Cuenca del río Higuamo sugirió tener un control de los efluentes urbanos e industriales, y el saneamiento de los barrios urbano-marginales que viven en zonas inadecuadas y se exponen a riesgos de inundaciones. Además, que Medio Ambiente supervise las industrias y cuantifique las sustancias vertidas en los lechos de los ríos, pero de acuerdo a la especialista en hidrología, Miguelina Brugal, los problemas ambientales de esta cuenca se han ido agravando con el tiempo. “Lo que falta es decisión para resolver el problema, que debe ser una prioridad del Estado, incluyendo los gobiernos municipales que tienen que poner de su parte porque hasta que ese problema no se solucione esta ciudad no va a cambiar, porque el eje central del desarrollo de San Pedro es el río Higuamo”, dijo. El Jaya La Universidad Católica Nordestana (UCNE) desarrolla un proyecto para la conservación y protección del río Jaya, principal fuente hídrica de la ciudad de San Francisco de Macorís. El proyecto “fortalecimiento de la conciencia pública de los residentes en la ribera del río Jaya”, pretende ser un instrumento para dotar a los ciudadanos de las herramientas necesarias para entender las implicaciones negativas que están teniendo sus acciones para la preservación y conservación del medio ambiente y sus propias vidas. El proyecto está coordinado por el Centro de Gestión Ambiental-UCNE, que dirige Florencio de la Cruz.

Tags relacionados