Santo Domingo 23°C/25°C few clouds

Suscribete

TEMPORAL

Colapsan más de 60 viviendas, escuelas e iglesia en Tamboril

UN FUERTE ESTRUENDO ANTES DE LOS HUNDIMIENTOS DESPERTÓ A LOS HABITANTES

SANTO DOMINGO.- Un fuerte estruendo acompañado de enérgicos movimientos del terreno despertaron la madrugada de ayer a los residentes de la comunidad Carlos Díaz, en Tamboril, Santiago, afectada por hundimientos de tierra que sepultaron un liceo, una escuela, una iglesia y más de 60 viviendas.

Los habitantes de este poblado, ubicado en plena falda de la Cordillera Septentrional, todavía no se recuperan del susto que se llevaron al ser sorprendidos por los desprendimientos de tierra.

“Creo que ha sido un milagro de Dios que a esta fecha no hay víctimas, es increíble lo que ocurrió, habría que estar aquí para saber lo que se sintió en ese momento, pensé que hoy no lo estaríamos contando, sino otros contando los cadáveres”, dijo visiblemente nerviosa Josefina López, una de las afectadas.

Una minaEl lunes, las autoridades y los organismos de socorro habrían desalojado a unas mil personas, cuyas viviendas estaban amenazadas por los derrumbes, pero otras se quedaron en el lugar porque entendían que el terreno donde estaban no presentaba peligro alguno.

“Pensé que era el mundo que se estaba acabando, fue horrible lo que vivimos, cuando vi que mi casa se iba al suelo sólo me preocupé por sacar a mis tres hijos y tratamos de buscar refugios en otras viviendas, pero también se desplomaban”, dijo José López, que perdió su casa por los hundimientos.

“Mi madre y mi hermana perdieron también sus casas, no nos dio tiempo a recoger nada, aunque ayer con la ayuda de las brigadas de militares y policías pudimos sacar algo”, narró.

El derrumbe que ayer en la madrugada sepultó una iglesia, la escuela y el liceo de Tamboril se debió a una falla en el terreno según el Centro de Operación de Emergencias (COE).

Pero los habitantes de Carlos Díaz dicen que una mina de extracción de materiales de construcción ubicada en el lugar, tiene algún tipo de responsabilidad con la situación, ya que en reiteradas ocasiones los habían previsto, e inclusive hicieron protestas pidiendo su cierre, pero que nadie le hizo caso.

El acceso a la localidad está restringida porque la carretera y los caminos sufrieron serios desprendimientos, mientras el pánico y las angustias se apodera de los afectados. El director de la Defensa Civil, general retirado Luis Luna Paulino, quien se encuentra en Santiago desde el lunes, dijo que no hay víctimas humanas porque las autoridades y los organismos de socorros hicieron las evacuaciones a tiempo.

Tags relacionados