Santo Domingo 22°C/24°C few clouds

Suscribete

farándula 

Arrestan al rapero iraní Tomaj Salehi días después de ser puesto en libertad

Salehi fue puesto el libertad bajo fianza el 19 de este mes tras pasar más de un año en prisión

Toomaj Salehi

Toomaj SalehiInstagram

El rapero iraní Tomaj Salehi fue arrestado este jueves por agentes de paisano solo 11 días después de que fuese puesto en libertad bajo fianza tras pasar más de un año en prisión por apoyar las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini.

“Agentes armados de paisano del régimen detuvieron y secuestraron al rapero iraní Tomaj Salehi y lo llevaron a una localización desconocida en Babol (noreste)”, informó la cuenta de X (antes Twitter) del artista.

El músico recibió una “dura paliza” durante el arresto, indicaron en la cuenta de X gestionada por personas cercanas al rapero.

La República Islámica es responsable de su vida”, añadió el mensaje.

Salehi fue puesto el libertad bajo fianza el 19 de este mes tras pasar más de un año en prisión después de que el Tribunal Supremo rechazase la condena a seis años de prisión a la que había sido condenado.

El músico fue arrestado a finales de octubre del año pasado y acusado de “corrupción en la tierra” por apoyar las protestas desatadas por la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo islámico.

Un tribunal revolucionario condenó en julio a Salehi a seis años y tres meses de prisión, pena que ha sido rechazada en la apelación por el Tribunal Supremo, que ha devuelto el caso a una corte inferior para que estudie el caso de nuevo, de acuerdo con el diario Shargh.

El rapero y disidente, conocido por su nombre de pila Tomaj, ya se ha enfrentado a las autoridades en el pasado y fue condenado a seis meses de prisión y una multa en enero de 2022 por “provocar a la violencia y la insurrección”, aunque la pena de cárcel fue suspendida.

La muerte de Amini provocó fuertes protestas que durante meses pidieron el fin de la República Islámica y solo desaparecieron tras una represión que causó 500 muertos, la detención de al menos 22.000 personas y en las que fueron ejecutados ocho manifestantes, uno de ellos en público.

Tags relacionados