Santo Domingo 23°C/24°C few clouds

Suscribete

Josh Brolin, de adolescente rebelde a estrella de Hollywood

“The Goonies”, la película infantil de culto en la que dio vida a Brand, hermano de Mikey y miembro de la pandilla que va a buscar un tesoro, dio el pistoletazo de salida a la carrera como actor de Josh Brolin. Alrededor de 38 años después, el actor, que cumple 55, disfruta de una carrera consagrada y una filmografía de más de medio centenar de películas.

A Brolin la actuación le venía de familia. Su padre, James Brolin, era un actor conocido principalmente por las series “Marcus Welby, M.D.” u “Hotel” y películas como “Westworld”, “Traffic” o “Catch Me If You Can”. Su madre, Jane Cameron Agee, era activista por la fauna salvaje. El actor nació en Santa Mónica, California, Estados Unidos, el 12 de febrero de 1968.

El actor dijo a Closer Weekly en 2016 que la gente tiene la percepción de que si uno tiene un padre actor las cosas serán más fáciles para los hijos. “Mi padre era una celebridad televisiva moderadamente famosa. Trabajaba y luego no trabajaba durante mucho tiempo. Teníamos cosas y luego ya no las teníamos. No entendía ese nivel de inseguridad financiera cuando era un niño”, aseguró.

Cuando “The Goonies”, el título con el que debutó en la gran pantalla, llegó a los cines, Brolin tenía 17 años. Sus padres se habían separado un año antes. El actor recuerda que cuando estaba rodando la película, la relación entre ambos no era buena. “Mi madre salía con un conductor de camiones en aquel entonces”, contó a Esquire en 2017 sobre Cameron, que tenía problemas con el alcohol. “Mi padre estaba disperso. Nunca se veían”.

Brolin era un adolescente rebelde que se fue a vivir con su padre a Santa Bárbara, cuando su madre lo echó del rancho en el que vivían. Allí, el actor se sumó a otros chicos provenientes tanto de familias pudientes como humildes en una banda que llamaron “Cito Rats”, con los que surfeaba, andaba en monopatín y cometía pequeños delitos.

“Eran los ochenta”, dijo al respecto a The Guardian en 2014. “Era rock punk. O había hijos de padres ricos y negligentes o hijos de padres pobres y negligentes, así que era una mezcla. Pero básicamente crecimos de la misma manera. Nunca he visto un grupo así antes o después”. Cuidaban unos de otros, dijo Brolin a Esquire; “Al final, no nos salió muy bien”, añadió. Algunos de ellos acabaron en la cárcel.

Por aquel entonces, también entraron en contacto con las drogas. “Probé la heroína”, contó el actor a The Guardian. “Suena horrible cuando lo dices así. Pero sí, probé la heroína. Quiero decir, nunca me metí en eso y nunca morí por eso, lo que es bueno. Tengo 19 amigos que murieron. La mayoría de esos tipos con los que crecí ahora están muertos”.

Tras “The Goonies”, Brolin apareció en “Thrashin’”, en 1996, y “Finish Line”, en 1989. También la serie “Private Eye”, de 1987. “Me ofrecieron el papel del ‘chico surfista”, dijo Brolin en referencia a uno de los personajes de la comedia “Back to The Beach”.

“Pero yo estaba interesado en esta serie de televisión llamada ‘Private Eye’. Cuando dije que la prefería, la gente me dijo que no iba a suceder porque estaban mirando a todos, haciendo audiciones en todo el país. Los agentes me decían que si no hacía la película de Frankie y Annette era tonto”, recordó el actor a Los Angeles Times el pasado abril.

Finalmente les demostró que estaban equivocados y consiguió el papel y aunque la serie no duró mucho, en ella conoció a su primera esposa, Alice Adair, con quien tuvo dos hijos. “Eso no habría pasado si hubiera hecho la película, que, por cierto, recaudó cuatro dólares. Sin ánimo de ofenderlos”.

SU ÚNICA NOMINACIÓN.

En los noventa, Brolin trabajó en películas como “The Road Killers”, “Bed of Roses”, “Mimic”, “The Nightwatch” o “The Mood Squad”. En el nuevo milenio sumó nuevos títulos a su filmografía: “Coastlines”, “Melinda and Melinda”, “Into the Blue”, “The Dead Girl” y “American Gangster”, entre otras.

En 2007, interpretó al cazador Llewelyn Moss que encuentra los dos millones de dólares de los traficantes de droga muertos en “No Country For Old Man”, de los hermanos Coen. Luego llegaron “W.”, en la que interpretó al expresidente de los Estados Unidos George W. Bush y “Milk”, de Gus Van Sant, con la que consiguió su primera y por el momento única nominación a un Óscar.

Desde entonces ha ido sumando otros títulos, hasta pasar de los cincuenta, como “Wall Street: Money Never Sleeps”, “Oldboy”, “Guardians of the Galaxy”, “Inherent Vice”, “Sicario”, “Hail, Caesar”, “Deadpool 2”, y “Dune”, entre otros.

En el terreno personal, el primer matrimonio de Brolin acabó tras seis años, en 1994. Diez años después volvió a pasar por el altar con la también actriz Diane Lane, una unión que acabó con una solicitud de divorcio en 2013. Ese año comenzó una relación con la modelo Kathryn Boyd con quien se casó en 2016 y con quien tiene dos hijas.