Santo Domingo 29°C/31°C scattered clouds

Suscribete

Sabrina Gómez se queja luego de sentirse irrespetada por su vestimenta durante entrevista

Sabrina Gómez en "Alofoke Radio Show". Fuente externa.

Sabrina Gómez en "Alofoke Radio Show". Fuente externa.

Avatar del Listín Diario
Yerlendy AbadSanto Domingo, RD

Luego de recibir algunos comentarios inapropiados por parte del exponente urbano Yomel El Meloso durante entrevista en “Alofoke Radio Show”, la comunicadora Sabrina Gómez acudió a Instagram para explicar que: “El que yo hable como lo hago (que no lo voy a cambiar) no le da derecho a nadie de pasarse conmigo, yo sigo siendo una dama que se maneja con respeto”.

En la conversación, El Meloso comparó a la también actriz con dos exparejas suyas e hizo alusión a sus senos, a lo que ésta le respondió exigiéndole respeto y a cambiar de tema, pero el dembowsero insistió mencionando a la presentadora venezolana Jessica Pereira, quien formó parte de ese espacio anteriormente.

“No me trate así porque Jessica nunca me ha hablado mal”, dijo El Meloso, mientras que, Gómez le respondió: “Si nuestra otra amiga no te trataba así era porque a lo mejor eso era algo que a ella no la hacía sentir incómoda”.

Más tarde, Gómez insinuó que la forma en que los seguidores de esa plataforma urbana, quienes la catalogaron de “odiosa y exagerada, han criticado su acción, es parecida a la reacción que tuvo su entorno cuando su tío abusó de ella.

“Cuando viví mi proceso adolescente de abuso, llovían y llovían las mismas preguntas sin una pizca de asertividad y mucho menos empatía. Claro, para justificar el acto del abusador; Ya está bueno de mezclar el cómo se vista y hable para usted querer asumir licencias con los demás”, escribió en una publicación.

“Puedes andar con el escote más pronunciado y eso tampoco te da libertad de faltarle a ninguna mujer, hasta las prostitutas merecen el mismo”, añadió.

Asimismo, la locutora repudió que la mayoría de comentarios negativos, donde la culpan de la situación con el cantante, sean de mujeres.

“Lo más triste es leer a las mismas mujeres cómo se tiran tierra… para mí, un asco”, señaló.