Listin Diario Logo
11 de agosto 2022, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento viernes, 29 de julio de 2022

"Thor: Amor y Trueno" es prohibida en países árabes por personajes LGBTI

Al igual que otros éxitos estadounidenses recientes, ha provocado malestar e incluso censura en algunos países debido a las referencias LGTB

  • "Thor: Amor y Trueno" es prohibida en países árabes por personajes LGBTI

    Escena de la película "Thor: Amor y Trueno".

AFP
Manama, Baréin

Varios países árabes han prohibido esta semana la proyección en las salas de cine de la cuarta entrega de la saga "Thor", debido a la presencia de personajes homesexuales en la película.

Bajo el título "Thor: Amor y Trueno", la superproducción Marvel triunfó en la taquilla de EEUU, pero, al igual que otros éxitos estadounidenses recientes, ha provocado malestar e incluso censura en algunos países debido a las referencias LGTB.

La película contiene alusiones más o menos explícitas a la homosexualidad. "Valquiria", el personaje interpretado por Tessa Thompson manifiesta claramente sentimientos por otra mujer.

En Baréin, el ministerio de Información "decidió detener la proyección de una película difundida en las salas de cine para preservar los virtuosos valores de la sociedad", según un comunicado publicado el jueves por la noche.

No especificó el título de la película en cuestión, pero la difusión de "Thor" fue efectivamente interrumpida.

Kuwait también la prohibió, según la prensa local.

En Egipto, la propia prensa estatal había promocionado la película a principios de mes. Pero un día después de su lanzamiento, fue oficialmente prohibida debido a la presencia de personajes homosexuales.

En cambio, "Thor" todavía se proyecta en los Emiratos Árabes Unidos, un país también conservador del Golfo que había prohibido la película de animación de los estudios Pixar "Buzz, el Rayo", que contiene una escena de beso entre dos mujeres.

Las cuestiones de género y las libertades sexuales siguen siendo tabúes en muchos países árabes, incluidas las monarquías del Golfo.