Listin Diario Logo
19 de enero 2022, actualizado a las 12:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 30 de noviembre de 2021

Nelson Javier: el tartamudo que se convirtió en un "cocodrilo gigante" de la comunicación

“Nunca me he creído la película ni he querido ser el protagonista", afirma el veterano comunicador

  • Nelson Javier: el tartamudo que se convirtió en un "cocodrilo gigante" de la comunicación

    Nelson Javier El Cocodrilo, de 56 años, es uno de los referentes cibaeños de la comunicación.

María Tejada y Nathaly Tavarez
Santiago de los Caballeros, RD

Cuando joven, Nelson Javier padecía tartamudez y “por eso muchos no confiaban en que llegaría lejos en los medios de comunicación”. Sin embargo, se equivocaron. “El Cocodrilo”,su popular mote, llegó muy lejos, estableciéndose como uno de los comunicadores de más connotación en el área de entretenimiento en el Cibao durante varias décadas.

Nelson nació hace 56 años en San Francisco de Macorís, donde el río Jaya deja huellas en sus habitantes que, como él, tuvieron una infancia alegre. Sus recuerdos de la niñez son felices, pese a no haber conocido a su papá hasta seis meses antes de éste fallecer de covid en 2020. 

Se crió con su mamá, quien a pesar de las precariedades y el hecho de que la vida en esa época era más difícil, hizo el papel de “madre y padre” para él, con la suerte de que, según sus palabras, Dios lo bendijo al final del camino.

En el ámbito profesional, empezó trabajando en los controles de una emisora y dando la hora del día, hasta que se hizo locutor de manera empírica debido a las condiciones económicas que tenía en ese entonces.

Esa carestía familiar lo llevó a trabajar en la calle, incluyendo lavar vehículos en el río. “Esa falta de apoyo que tenía era notoria”, comentó en entrevista con LISTÍN DIARIO.   

+ De sus inicios
Con agradecimiento, mencionó al locutor Néstor Montaña “Montañita”, así como a Ángel De Jesús López “El Compa” y Mendy López,  como parte de las personalidades que confiaron en su talento brindándole la oportunidad de pertenecer  a los medios, razón por la que siente mucho respeto hacia ellos. 

A la edad de 18 años, Montañita lo llevó a Puerto Plata para trabajar en la radio, lugar donde tuvo un buen desempeño y fue el “despegue” de su carrera profesional en el país. Estando en la emisora de Santiago “KV 94” creyó finalmente en sus capacidades con el micrófono.

En la estación “Hits 92” de Santo Domingo surgió su apodo “El Cocodrilo”, pues estaba de moda el uso de seudónimos entre los locutores de programas. El director de la emisora radial, José Reyes (JR), fue el responsable.

A mediados de los años 80, en la capital realizó un programa junto a Domingo Bautista y Alberto Bernabé “Bebeto” y de ahí hizo distintos proyectos con buena aceptación en la ciudad corazón. Después todo es historia.

+ Alumnos
Con mucho orgullo, el presentador destacó los comunicadores que “han pasado por sus manos” y la satisfacción que siente al verlos evolucionar y ser la mejor de sí mismos en el ámbito laboral. Joseph Tavárez, Addis Burgos y Frederick Martínez “El Pachá” son algunos de estos. 

“Nosotros los dueños de programas debemos darle la oportunidad a los nuevos talentos, con disciplina y enseñanza. Eso es lo correcto”, expresó.

Para “El Cocodrilo” es más importante la capacidad de una persona que la forma de vestir y el mostrar  “carne”. Sus colaboradores nunca deben caer en la vulgaridad.  “De todos los programas de Santiago, al menos uno de los presentadores ha tenido mi tutela. Soy exigente, pero conmigo aprenden, me gusta enseñar y ese es el legado que quiero dejar”, aclaró.

Además, aconseja a los apasionados de la comunicación el “pintar de otro color lo que ya está hecho” y comenzar a creer en sí mismos y en que son capaces. 

“Quiero sembrar y dejar algo, no para que me recuerden sino como ejemplo a los nuevos comunicadores que surjan en los próximos años”, manifestó en su conversación.

Debido a las visualizaciones y la buena interacción en redes que mantiene, a Nelson Javier le surge la idea de adaptarse a los nuevos tiempos mediante la creación de una plataforma digital de contenido variado, con buenos equipos y que entiende será importante en el Cibao. Allí ofrecerá oportunidades a los nuevos talentos de exponer sus habilidades.

“Nunca me he creído la película, ni he querido ser el protagonista. Siento que todavía me falta para llegar al éxito y yo sigo trabajando para ello”, afirmó.

+ Su salud
El locutor tiene casi 20 años padeciendo diabetes, razón por la que fue amputada su pierna derecha. “En el parqueo de mi casa hay un carro Mercedes- Benz  tapado, pero en mi pierna tengo una prótesis por lo que no puedo manejar ese vehículo y quisiera hacerlo”, dijo con añoranza. 

Según sus palabras, la enfermedad es cada vez más aguda, sin embargo, se siente agradecido por los años de vida que posee y espera que Dios le deje compartir con su familia por más tiempo. 

+ Lo más valioso
“Para mí lo más importante es Dios y mis seres queridos, ellos lo son todo y valen más que todo el dinero del mundo. Esta es mi etapa de disfrutar lo que tengo”, aseguró.

“El Cocodrilo” cuenta que ha mezclado el negocio con la familia, puesto que su esposa y sus hijos también son parte de sus proyectos comunicacionales, entre ellos "El show de Nelson" por Teleunión, de 12:00 a 1:30 de la tarde, y "Buena noche", de 8:00 a 10:00 de la nche por Teleuniverso 29.

“Los fines de semana son para compartir con mis parientes, suelo ir a mi casa de Jarabacoa y me doy la oportunidad de estar todos juntos. Soy perseverante y tengo el criterio de que siempre estarán por encima de la fama, las fotos y aplausos pasan a un segundo plano”, indicó.