Listin Diario Logo
19 de enero 2022, actualizado a las 05:03 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento lunes, 15 de noviembre de 2021

Los biopolímeros: un infierno en carne propia para mujeres de la farándula dominicana

Dafne Guzmán, Alexandra Hatcu, Nancy Medrano y otras han han vivido un infierno en carne propia

  • Los biopolímeros: un infierno en carne propia para mujeres de la farándula dominicana

    Nancy Medranoç: “Hace 11 años decidí y prometí nunca más volver a someterme a una cirugía estética, pero quiero contarles que a raíz de una mala decisión que tome en el 2012 de inyectarme biopolímeros estoy aquí nuevamente”.

  • Los biopolímeros: un infierno en carne propia para mujeres de la farándula dominicana
  • Los biopolímeros: un infierno en carne propia para mujeres de la farándula dominicana
  • Los biopolímeros: un infierno en carne propia para mujeres de la farándula dominicana
Jhangeily Durán
Santo Domingo, RD

Los biopolímeros o implantes en los glúteos y demás partes del cuerpo han puesto en alto riesgo a mujers del entretenimiento y de los medios de comunicación. Ahora se suma la comunicadora  Dafne Guzman, con su más reciente confesión, a una amplia lista de afectadas.

Por casos similares han pasado Alexandra Hatcu, Nancy Medrano, Jessica Cediel, Alejandra Pinzón, María Mónica Urbina, Yina Calderón, Natalia Paris y Lady Noriega Hoyos, quienes han enfrentado los peligros de esta práctica y confiesan que han vivido un infierno en carne propia.

En lo histórico, el caso más mediático de todos los tiempos ha sido el experimentado por la cantante mexicana Alejandra Guzmán, hace diez años, cuando se sometió al tratamiento estético que le inyectaron la sustancia tóxica en los glúteos, lo que desencadenó en una peligrosa infección, varias cirugías que la mantuvieron meses fuera de los escenarios y cerca de la muerte.

La artista mexicana se ha referido muchas veces a lo vivido a causa de los biopolímeros, "lo duro que ha sido, exponer la verdad que aunque es dura puede abrir muchos ojos porque siguen matando a gente, siguen haciendo atrocidades con las personas".

En República Dominicana uno de los primeros casos de infecciones por cirugía en este siglo se registró hace 11 años. La presentadora de televisión Hermes Meccariello fue hospitalizada tras sufrir las consecuencias negativas de una liposucción de la que contrajo una infección en la pierna.

Dafne Guzmán pasó una experiencia parecida. Ella reveló a Listín Diario que al principio no quería aceptar que la inyección de biopolímeros en sus glúteos le había corrido hacia la espalda, formando unos pequeños bultos o pelotitas y que esto era la causa que le estaba provocando un fuerte dolor en su cuerpo y malestar general.

A raíz de su divorcio la comunicadora estuvo depresiva y en busca de sentirse y verse mejor se sometió a una cirugía estética, que consistió en retirar grasa de la espalda, la que según acordó con el médico se insertaría en sus nalgas, pero en vez de implantar su grasa, le inyectaron biopolímeros, sustancia que no sabía que tenía en su cuerpo hasta que comenzó su calvario, al sentir fuertes dolores y frecuentes molestias.

“Me descuidé mucho y la verdad que yo quería tapar el sol con un dedo, y pensé que siguiendo trabajando y acaparando muchas cosas iba a solucionar mi problema, hasta cierto punto llegué a pensar que era algo emocional los dolores en el cuerpo y el malestar que sentía, hasta que al final profundizaron y no era nada de lo que yo pensaba”, confesó la comunicadora.

+ Sobre Alexandra

En el caso de Alexandra MVP, a ella se le inyectó biopolímeros dos veces. La primera fue unos seis meses después del nacimiento de su hija Charlotte, lo hizo porque se veía “chata” y después un año más tarde siguió sintiéndose inconforme con sus glúteos y lo volvió a hacer. 

La influencer confesó que fue en un lugar clandestino por lo que pagó unos 60 mil pesos cada vez.

En marzo del año pasado decidió quitárselos porque ella y su esposo de entonces, el cantante urbano Mozart La Para, estaban planeando tener otro bebé.

Por esa razón viajó dos veces a Colombia por recomendación de una amiga. 

Sin embargo contó que vivió una pesadilla ya que en las dos cirugías en lugar de reducirle, le aumentaron los glúteos.
“Fui inconsciente al inyectarme los biopolímeros. Yo fui responsable de eso y estoy pagando las consecuencias, hoy en día no culpo a nadie”, dijo en un video colgado en su canal de YouTube.

+ Historia de Nancy Medrano

En el 2012 la presentadora Nancy Medrano se inyectó biopolímeros y desde hace dos años está sufriendo las consecuencias de rellenarse los glúteos con esas sustancias sintéticas.

“Hace 11 años decidí y prometí nunca más volver a someterme a una cirugía estética, pero quiero contarles que a raíz de una mala decisión que tome en el 2012 de inyectarme biopolímeros estoy aquí nuevamente”, informó Medrano en su cuenta de Instagram.

Actualmente la expresentadora de “Los Dueños del Circo” entró al quirófano para retirarse los biopolímeros que han perjudicado a tantas mujeres.

Medrano contó que dos años atrás “comenzó mi tormento con un dolor inmenso en mi pierna izquierda y mis pompis comenzaron a cambiar de color”.
Dijo que visitó varios médicos e incluso fue a Colombia y consultó con personas que habían pasado por lo mismo, hasta que encontró a su actual doctor, quien la va a operar para extarerle las sustancias sintéticas.

+ Jessica Cediel vive un calvario

Un caso parecido reveló hace poco la modelo y presentadora colombiana Jessica Cediel, quien ha vivido un infierno desde que decidió inyectarse los biopolímeros en el año 2009.

Su médico y amigo le recomendó utilizar una sustancia natural para mejorar el aspecto de sus glúteos ella aceptó confiada en que lo que le habían inyectado era ácido hialurónico, pero con el paso del tiempo y al ver deteriorado su estado de salud se enteró de que en su cuerpo en realidad había biopolímeros.

Durante los últimos años, Cediel ha tenido que someterse a cuatro cirugías para evitar que la sustancia se propague por su cuerpo.

En una entrevista para el canal colombiano Caracol reveló que no es posible deshacerse de toda la sustancia que se acuna en su cuerpo. 

Los biopolímeros se adhirieron al músculo de sus glúteos y a sus su espalda baja.
“Tengo que esperar un año para que todo se termine de reacomodar. Desgraciadamente, es imposible sacar todo ese veneno, porque eso está pegado a los músculos y no se puede”, comentó Cediel.

+ Experiencia de Yina Calderón

La ex presentadora del programa colombiano "Nuestra Tele" fue engañada por un cirujano quien le dijo que le inyectaría vitamina C para mejorar el aspecto de sus glúteos. A raíz de eso tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

"Juraba que era vitamina C lo que me habían inyectado hace 3 años pero no es así, es biopolímero y hoy me pasa factura, ya son 3 días de dolor, ardor, depresión...", manifestó la colombiana.

Calderón no ha tenido mucho suerte con los procedimientos estéticos, pues en el 2015 también tuvo complicaciones de salud al inyectarle biopolímeros de uso industrial en el rostro.

Material

La inyección de biopolímeros puede contener sustancias sintéticas, que incluyen componentes como silicona líquida, algunos derivados de la parafina, aceites e incluso materiales no aptos para las personas. Para realizarse esta práctica las personas interesadas realmente deben ponerse en manos de los verdaderos expertos médicos que dan garantías de su trabajo profesional, de lo contrario puede salir mal el procedimiento.

A pesar de todas las cirugías traen consigo su  riesgo, la tasa de personas fallecidas por cirugía estética cada día es más elevada a nivel mundial, muchos de estos casos se dan a raíz de complicaciones luego de la cirugía estética.


Más en Entretenimiento