Listin Diario Logo
25 de julio 2021, actualizado a las 11:34 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 12 de junio de 2021

Grandes Clásicos del Cine

"Sonata de otoño"

  • "Sonata de otoño"
  • "Sonata de otoño"
  • "Sonata de otoño"
  • "Sonata de otoño"
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo

Ingmar Bergman fue un genio del séptimo arte. No hay película dentro de su filmografía que pueda quedar fuera de la excelencia y, muchas de ellas, son obras maestras.

Fue un artista en resaltar la complejidad de los sentimientos humanos, y colocar sobre la mesa, todo tipo de temas para fines de discusión y análisis por la complejidad de los resortes internos de cada persona.

Solamente habría que hacer un repaso a algunas de sus películas: “El séptimo sello” (1957); “Fresas Salvajes” (1957) “Persona” (1966); “Gritos y Susurros” (1972), entre otras. 

“Sonata de Otoño”  fue estrenada en 1978, y todavía mantiene su vigencia.  El filme trata la relación de una madre con sus hijas y el sabor amargo de la madre ante su visita inesperada, sin saber que Helena se encuentra bajo el cuidado de su hermana. 

De este encuentro saldrán cuestionamientos de la hija hacia la madre, y esta última tratando de defenderse. Es el rencor y el odio que se anida cuando Eva le manifiesta sentirse abandonada por su madre; por el hecho de buscar la fama y la gloria en detrimento del cuidado afectivo de sus hijas, sobre todo de Helena por su condición de indefensa por la enfermedad.

La madre es una persona muy egocéntrica y trata de no manifestar sus emociones. Cuando ve a su hija Helena recluida en la cama, la abrazó con mucha frialdad ante la mirada de Eva, y esta última, llega a tener una conversación de desahogo con su progenitora. 

Muchos líderes mundiales o famosos, no son necesariamente buenos padres dado ese narcisismo perenne dentro de su corazón. Eso lleva a que sus vástagos posean traumas que los llevan a vivir atemorizados, convirtiéndolos en seres inseguros, frustrados y resentidos.   

El guión está perfectamente bien estructurado. La cámara utiliza unos primeros como realce a las caracterizaciones. Es un excelente drama donde ambas actrices hacen gala de su capacidad histriónica llevada de la mano de uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos.  
“Sonata de Otoño” persigue los conflictos familiares y las cicatrices que dejan en el alma. 

Todos aquellos cinéfilos que gustan del buen drama podrán deleitarse, e incluso, hasta en sus momentos de silencio, ya que existe el espacio de comunicarse entre las protagonistas sin tener que decir una palabra.

Curiosidades:

En las escenas al piano de la actriz, a quien verdaderamente escuchamos interpretar es a la ex-mujer del director sueco, Käbi Laretei, una conocida pianista. También actuó como doble de cuerpo de la actriz en esa toma.

Fue la última actuación de Ingrid Bergman para el cine; ya que la actriz tuvo cáncer de mama y falleció producto de esta enfermedad el 29 de agosto de 1982, a la edad de 67 años.
Cuando comenzaron a rodar las primeras escenas, el director tuvo que hacer algunos arreglos para que las actrices tuvieran unas interpretaciones brillantes.

La cinta fue galardonada con el Globo de Oro a la mejor película extranjera. Fue también candidata a dos premios Oscar, en la categoría de mejor actriz protagonista (Bergman) y al mejor guión original, aunque finalmente no obtuvo ninguno.

Algunas de las curiosidades fueron tomadas de la página de elseptimoarte.net