Listin Diario Logo
16 de junio 2021, actualizado a las 02:17 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento viernes, 04 de junio de 2021

Dictadores y capos que generan dolores de cabeza a cantantes dominicanos

Bonny Cepeda está en el candelero por revelar que cobró 60 mil dólares para la fiesta de cumpleaños de Nicolás Maduro

  • Dictadores y capos que generan dolores de cabeza a cantantes dominicanos

    Bonny Cepeda está en el centro de un escándalo mediático por revelar que cobró 60 mil dólares a Nicolás Maduro para tocarle una fiesta de cumpleaños.

     

Floranyi Jaquez
Santo Domingo. RD

Gran revuelo y rechazo han causado las declaraciones del artista y viceministro de Cultura Bonny Cepeda, quien dijo que recibió el pago de 60 mil dólares por cantar en el cumpleaños del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el año pasado.

Pese a las críticas contra el régimen venezolano, el merenguero afirmó que él hace shows donde lo contraten: “Nosotros los artistas trabajamos fuera de los gobernantes”, manifestó Cepeda en el programa “Alofoke radio show”.

Asimismo, el artista aseguró que la primera vez que le cantó a Maduro “fue gratis” pero la segunda sí cobró. También reveló que ha viajado “más veces” y que volvería si Maduro se lo vuelve a pedir.

Estas declaraciones provocaron el rechazo del pueblo venezolana y la oposición del país caribeño que lidera Juan Guaidó reaccionó a estas informaciones.

El representante de Guaidó en Colombia, Tomás Guanipa, deploró que “mientras los venezolanos mueren de hambre y por el colapso del sistema hospitalario”, Maduro pague “miles de dólares para contratar a un cantante de salsa” para celebrar su cumpleaños.

“El desprecio de Maduro y su cúpula es cada día más dantesco. Mientras un venezolano gana menos de un dólar al mes, Maduro le paga 60,000 dólares a un cantante para que venga al país y le cante en su cumpleaños”, denunció Guanipa a través de Twitter.

La fiesta de cumpleaños del mandatario fue ampliamente criticada en Venezuela por traer al país a varios artistas extranjeros -entre ellos, Cepeda- en plena pandemia, aun cuando las fronteras estaban muy restringidas para el resto de ciudadanos.

Las críticas se produjeron también por el “derroche” televisado del mandatario, que cantó y bailó junto a varios familiares, amigos y miembros del Ejecutivo, con los que compartió un gran pastel con los colores de la bandera de Venezuela.

Ayer,  La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami, declaró "persona non grata" al actual viceministro de Cultura dominicano, Fernando Cruz (nombre real de Bonny Cepeda), por "su visita y apoyo al régimen de Nicolás Maduro".

+ Un argumento

Bonny Cepeda explicó que como artista no discrimina a quien le canta, ni tampoco le hace una prueba de dopaje o un peritaje para saber de dónde saca el dinero, quien lo contrata.

El merenguero reveló que en los años que tiene como artista viajó a Panamá a tocar una fiesta al entonces dictador militar, general Manuel Antonio Noriega.

“Yo le canté a Noriega, canté en Cuba y creo llegué a cantarle a Escobar’’, comentó el merenguero.

Al igual que Bonny Cepeda otros artistas dominicanos han reconocido que les han cantado a criminales y narcotraficantes.

+ Juan Luis Vs. Fidel Castro

En el año 2002, se filtró la información de que el cantautor dominicano Juan Luis Guerra no cantó en la XII Cumbre Iberoamericana, a celebrada el 15 y 16 de noviembre de ees año en el exclusivo balneario dominicano de Bávaro por la presencia del presidente Fidel Castro y lo comprometería con su público de Miami.

Según gente cercana a Juan Luis, éste no cantó en el acto artístico de apertura de la cumbre porque no hubo una coordinación efectiva para que se diera.

"Juan Luis siempre ha dicho que tiene seguidores en Miami y en Cuba por igual. No hay nada de temores en términos de perder mercado en Miami, eso es falso, en todo esto lo que ha habido es especulaciones de gente que quiere hacer daño", dijo entonces una fuente.

"Lo mismo ocurrió con (el músico) Chichí Peralta, que tengo entendido ofreció su participación artística en la cumbre y tampoco le respondieron. Al final, utilizaron únicamente el coro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)", anotó la fuente citada por el periódico puertorriqueño Primera Hora.

+ Johnny Ventura

El Caballo Mayor anunciada en 2004 una presentación en Cuba, pero quedó cancelada al generar una lluvia de críticas del exilio cubano en Miami, donde gozaba de amplio aprecio.

 

El cantante y ex alcalde de Santo Domingo había confirmado su visita cultural a La Habana, pero aclaró que la invitación la hacía la Embajada Dominicana y no el gobierno cubano.

Juan de Dios Ventura –su nombre de pila– aclaró, en entrevista con la emisora miamense Romance 106.7 FM, que era su primer viaje a Cuba en el y tocaría en la cervecería Tropical de La Habana.

“Es la primera vez que voy a Cuba. Mi presencia allí es para una fiesta de despedida al embajador dominicano. Nunca he visitado a Cuba invitado por el gobierno de Fidel Castro, ni pienso hacerlo porque soy un demócrata a carta cabal”, afirmó entonces el artista dominicano antes de cancelar su viaje.

Y añadió: “Los cubanos de la isla tienen derecho a disfrutar de mi música. Mi presencia allí no determina la existencia o desaparición de Castro. No soy copartícipe de regímenes comunistas. No tengo ni he tenido relación con eso. Ésa es una actividad cultural de la embajada de mi gobierno, algo que está lejos de la política”.

El intérprete dominicano aclaró que muchos cubanos del exilio envían medicinas y dólares a sus familiares en Cuba, y ello ni implica que estén apoyando al gobierno.

Ventura calificó de natural la reacción del exilio cubano de Miami, tras indicar que su presencia en Cuba no lo vincula de manera alguna al gobierno. “No hay compromiso alguno con el régimen porque no es el tipo de régimen con el que comulgo”.

+ Sergio Vargas, atacado

En 2006, una camiseta del cantante y entonces diputado Sergio Vargas con el retrato del Che Guevara causó revuelo entre ciudadanos de Miami, en su mayoría de cubanos acérrimos criticos al régimen de Fidel Castro.

En la juramentación del congreso dominicano en 2006, Sergio se sentó una curul por el Partido de la Liberación Dominicana y representando a su pueblo Villa Altagracia se le vio exhibiendo una camiseta con la figura del legendario argentino Che Guevara.

El Che fue comandante de la revolución cubana a pesar de ser de nacionalidad argentina y murió fusilado en las montañas bolivianas.

El Che Guevara es repudiado por el exilio cubano de Miami tanto como a Fidel y todo aquel que ose recordarlo es considerado un contrario a la causa del exilio cubano.

En Miami no sólo se habló de impedirle al merenguero actuar en los escenarios, sino que se llamó a dejar de ir a los sitios turísticos dominicanos.

En ese entonces recordaron los casos de Juan Luís Guerra y de Jhonny Ventura, que también ha ido a cantar en Cuba.

En otro caso, indepediente, El Negrito de Villa” Sergio Vargas también confesó que llegó a cantar para Pablo Escobar.

En una entrevista que sostuviera con el comunicador Tony Dandrades, explicó que antes de tener problemas con la justicia, Escobar hacía una vida normal.

El intérprete de “La Ventanita” sostuvo que nunca llegó a hablar con el narcotraficante, pero que le gustaba mucho bailar merengue.

Aunque no abundaron en el tema, Sergio Vargas manifestó que le ha “tocado a otros, pero problema de ellos”.

“No aprendí a tomar alcohol, la droga no la probé. Yo le recomiendo a todos y cada uno de los jóvenes que empiezan su carrera que chequeen que es lo que quieren, porque el mundo está dividido en dos: un grupo que construye y otro que destruye”, dijo Vargas.

+ Eddy Herrera

Igualmente, el merenguero dominicano Eddy Herrera llegó a admitir que en el pasado cantó en por lo menos 20 fincas privadas de capos colombianos.

“Les confieso que, yo debí haber tocado, en el pasado, más de 20 fiestas privadas en fincas. La Feria de Cali, por ejemplo, hacíamos el concierto, el súper concierto, en el Rumbódromo, etc., etc., ah… tenemos un privado en una finca. Y yo lo sabía, y era gente de esa naturaleza”, comentó el cantante en el programa “Interactivo Súper 7”, por la estación La Súper 7 (107.7 FM).

Herrera reveló que en ocasiones montaban dos tarimas, una para él y otra para otra agrupación merenguera o de vallenato, poniéndolos a hacer un “mano a mano”.

El merenguero contó que llegó a ver un “patrón” o “jefe” en una pasarela en un caballo de unos cinco millones de dólares, paseándose mientras la orquesta tocaba, y luego de terminar el show (tres sets) tenía que seguir tocando hasta seis sets, aunque le pagaban.

Herrera sostuvo que en una ocasión se vio obligado a cantar el tema “Ajena” cuatro veces consecutivas.

Además de los merengueros, se sabe de varios urbanos que se han visto cercano a personajes del bajo mundo, como el caso de César el Abusador.

+ Extranjeros
En el plano internacional, Jennifer López pasó por una situación similar luego de hacer un show en Turkmenistán, una pequeña exrepública soviética considerada por organizaciones de Human Right Watch como uno de los regímenes más represivos del mundo.

El concierto era en exclusiva para el presidente de este Estado, Gurbanguly Berdimuhamedow, que cumplía 56 años en ese entonces. Días después la cantante tuvo que salir a disculparse.

En la lista de artistas que le cantaron al narco también estarían salseros como el puertorriqueño Héctor Lavoe, el cantante venezolano José Luis Rodríguez o el baladista español José Luis Perales. 

+ Caso curioso
Cuenta la leyenda que el capo Quirino Ernesto Paulino Castillo (El Don) obligó al bachatero Anthony Santos a cantar para sus vacas en una de sus fincas en Elías Piña.

Sin embargo, El Don dijo hace unos años que “eso es falso”.

Quirino sí admitió que pasó un incidente entre ellos por un contrato de tres fiestas en Elías Piña y aseguró que el bachatero después no quería ir.

La versión de Quirino: “Yo mismo fui allá, a la finca de él, a Las Matas de Santa Cruz, en helicóptero; lo encontré en su finca y le dije, : - Anthony, yo nada más vine a saber si tú mañana me vas ir a tocar la fiesta, sí o no. Él me miró detenidamente, y como al minuto me dijo: -Quirino, yo te voy a tocar la fiesta. - Ah, está bien, eso era lo que yo quería que tú me dijeras”.

 Al parecer él sí fue obligado y ahí comenzó la leyenda sobre este incidente.