Listin Diario Logo
18 de junio 2021, actualizado a las 02:35 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento miércoles, 05 de mayo de 2021

Muere de covid el actor Paulo Gustavo, a los 42 años

El actor y humorista, uno de los artistas más reconocidos de Brasil, murió este martes a los 42 años de edad, luchaba contra la enfermedad desde hacía cerca de dos meses

  • Muere de covid el actor Paulo Gustavo, a los 42 años

    El actor y humorista brasileño Paulo Gustavo, murió este martes víctima de la covid-19. Tenía 42 años. Foto: EFE

EFE
Río de Janeiro, Brasil

El actor y humorista brasileño Paulo Gustavo, uno de los artistas más reconocidos del país, murió este martes víctima de la covid-19, enfermedad contra la que luchaba en un hospital desde hacía cerca de dos meses.Tenía 42 años de edad.

El protagonista de la exitosa trilogía 'Minha Mãe É uma Peça' estaba ingresado en el Hospital Copa Star de Río de Janeiro desde el pasado 13 de marzo y desde entonces sufrió altibajos en su cuadro de salud que le llevaron a estar durante semanas intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El domingo pasado, el también humorista sufrió una embolia pulmonar y este martes los médicos informaron que su estado era "irreversible", pese a que aún mantenía sus constantes vitales, que se apagaron definitivamente pocas horas después.

Paulo Gustavo Amaral Monteiro de Barros nació en Niteroi, en la zona metropolitana de Río de Janeiro, el 30 de octubre de 1978 y tuvo una ascensión meteórica en su carrera, que empezó en el teatro.

Formado en artes escénicas en 2005, la primera pieza en la participó fue 'O surto' (El Brote), donde presentó por primera vez el personaje que marcaría toda su trayectoria, Doña Hermínia, inspirado en su propia madre.

A partir de 2006, se embarcó con su propio espectáculo, el monólogo 'Minha Mãe É uma Peça', que recabó enormes éxitos por todo el país y finalmente acabó transformado en una trilogía cinematográfica.

Antes, actuó puntualmente en telenovelas y programas de humor de televisión, donde también consiguió tener su propio espacio por medio de '220 Volts', que se emitió en el canal de pago Multishow entre 2011 e 2016.

+De su carrera

Paulo Gustavo tuvo su primera aparición en el cine en 2009, en la comedia 'Diva', de José Alvarenga Junior.

Pero fue en 2013 cuando empezaría su mayor éxito, con el estreno de la primera parte de 'Minha Mãe É uma Peça', el primero de los largos sobre las aventuras de Doña Hermínia y que le sitúo en la primera línea de actores más conocidos de Brasil.

En 2016 llegaría la segunda parte para concluir la saga en diciembre de 2019, tres meses antes del estallido de la pandemia en Brasil, que ya ha matado en el país a más de 410.000 personas y contagiado a cerca de 15 millones, según datos del Ministerio de Salud.

La tercera parte se convirtió en todo un fenómeno brasileño, con casi 12 millones de espectadores y la mayor recaudación ya registrada en toda la historia del cine brasileño, con 182 millones de reales (33.5 millones de dólares).

Paulo Gustavo estaba casado desde 2015 con el médico Thales Bretas. Ambos se convirtieron en padres de Romeu y Gael, de un año de edad, mediante la técnica de embarazo de alquiler realizado en Estados Unidos. 

+ Reacciones

La muerte provocó un torrente de dolor el miércoles en todos los sectores de Brasil, una nación que, por lo demás, está profundamente dividida sobre cómo hacer frente a la enfermedad que cada vez afecta más al sector joven de la población.

El presidente conservador Jair Bolsonaro, quien tiende a hacer caso omiso de las muertes por COVID-19, escribió un mensaje en su cuenta de Twitter expresando su pesar por el deceso de Gustavo, “quien con su talento y carisma conquistó el cariño de todo Brasil”.

Su archirrival de izquierda, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, lamentó el fallecimiento de “un gran brasileño, que celebró a nuestro país con tanta alegría”.

El Senado brasileño guardó un minuto de silencio antes de comenzar a trabajar en una investigación sobre la gestión gubernamental de la pandemia.

El cantante Caetano Veloso también publicó en redes sociales una foto en la que aparece abrazando a Gustavo. “El pueblo brasileño está de luto. Y debe reaccionar contra los responsables de nuestra vulnerabilidad ante la pandemia que nos arrebató a esta persona querida”, escribió.

La muerte de Gustavo se produjo días después de que Brasil superara las 400,000 muertes por COVID-19 reconocidas oficialmente y mientras una variante más contagiosa del virus se extiende por la nación sudamericana.

Sin embargo, el país está amargamente dividido entre quienes instan a intensificar las campañas de vacunación y las medidas de bloqueo y los seguidores de Bolsonaro, quien ha denunciado tales restricciones y menospreciado la gravedad de la enfermedad.

“Vean la realidad. Dejen de negar la gravedad de ese virus”, escribió Hellen Calixto, una usuaria brasileña de Twitter, el martes por la noche. “Creo que muchos como yo no tratamos el virus en serio porque por la misericordia de Dios no llegó a sus familias. Pero seamos serios, gente. ¡Yo seré la primera!”.

El artista, que tenía más de 16 millones de seguidores en Instagram, grabó un video con un mensaje de esperanza a fines del año pasado y exhortó a sus fans a cuidarse. Dijo que aunque los brasileños han cubierto sus sonrisas con mascarillas debido a la pandemia, “no dejaremos de sonreír ni de tener esperanza”.

Gustavo representaba una visión estable de la familia gay, que sigue siendo tabú en Brasil para muchos sectores conservadores.

Le sobrevive su esposo, el doctor Thales Bretas, y dos hijos de un año, Romeu y Galel, nacidos en Estados Unidos en agosto de 2019 gracias a dos madres sustitutas.