Listin Diario Logo
28 de octubre 2020, actualizado a las 10:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 19 de septiembre de 2020

Una cinta futurista: Alex, sus Drugos y el “castigo divino”

  • Una cinta futurista: Alex, sus Drugos y el “castigo divino”
  • Una cinta futurista: Alex, sus Drugos y el “castigo divino”
  • Una cinta futurista: Alex, sus Drugos y el “castigo divino”
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo, RD

Existen pelícu­las de culto por su calidad for­mal. Son aque­llas cintas que han adquirido alguna cla­se de seguimiento popular; ya sea por su formato, pro­ducción, trama o significa­do histórico. Poseen ideas polémicas o presentan con­tenidos visuales alejados de convencionalismos estéti­cos o narrativos. Este es el caso de “La naranja mecáni­ca”(1971), una joya de la ci­nematografía mundial.

Este filme producido en el Reino Unido, pertene­ce al género de ciencia fic­ción y fue dirigida por uno de los grandes directores de todos los tiempos, Stan­ley Kubrick. Se inspira en la novela de Anthony Burgess publicada en 1962. Está ambientada en la Inglaterra de 1995 pero vista desde el 1965. Sigue la vida de Alex DeLarge (Malcolm Mc­Dowell) un joven que pre­fiere la música clásica, tener sexo y llegar a ser ultravio­lento junto a los integrantes de su pandilla llamada “Los Drugos”.

Estos antisociales hacen todo tipo de desmanes, fe­chorías y abusos, sin impor­tar a quien. El azote a la ciu­dad y la irreverencia hacia sus semejantes los convier­ten en verdaderos sociópa­tas.

Un día, sus amigos lo de­nuncian a las autoridades y es sentenciado a varios años de cárcel. Con la idea de sa­lir de prisión bajo libertad condicional se somete al lla­mado tratamiento Ludovi­co, una terapia experimen­ tal de aversión desarrollada para detener el crimen. El tratamiento consiste en ser expuesto a formas extre­mas de violencia, forzán­dolo a mirar escenas que le causa pavor. Alex no apar­tar la mirada de la pantalla; ya que su cabeza está inmo­vilizada y sus párpados es­tán siempre abiertos por un par de ganchos atado a sus ojos. Antes de ver las esce­nas, previamente es droga­do para que pueda asociar estas violencias con el dolor que éstas le provocan.

De esta forma, este trata­miento lo deja incapaz de ser violento ni siquiera en defensa propia. Desanima­do, deambula por las calles y se encuentra con las an­tiguas víctimas, y estas co­mienzan a cobrar vengan­za.

La película se caracteri­za sus perspectivas y auda­cias formales. Acelera o dis­minuye el tiempo narrativo, utiliza música electrónica para adaptarla al momento de cada escena; y así darles un carácter más loco o es­quizofrénico a través de un ritmo muy dinámico.

Cuando se estrena la pelí­cula en Inglaterra, sucedie­ron una serie de crímenes perpetrados por jóvenes in­fluenciados por la obra, esto conllevó a Kubrick a solici­tar a la Warner que la reti­rara de los cines para evitar enfrentamientos. Con el tiempo, propuso una nueva fecha de estreno cuando él falleciera, y así sucedió. Un año después de su muerte ocurrida en 1999, fue re-es­trenada en Londres.

Hay que destacar la ac­tuación de Malcolm Mc­Dowell en lo que se conside­ra como el papel de su vida. Incluso, se ha llegado a des­preciar por su violencia y la libertad con que realiza sus actos. Los decorados con­tienen figuras que destacan elementos visuales, tales co­mo: Pene gigante, máscaras de narices abultadas, pesta­ñas decoradas; además de valerse de otros recursos en la toma de imágenes como violentos zooms de cámara; con cámaras al hombro y una edición muy elaborada.

Ese gran pensador fran­cés Jean – Jacques Rous­seau expresaba que el ser humano es bueno por na­turaleza y que el medio lo contamina, mientras que otros autores plateaban lo contrario como Maquiave­lo, para quien el hombre es intrínsecamente perverso y hace cosas buenas por ne­cesidad, dando lugar a un debate de la condición hu­mana sobre su comporta­miento a través de la histo­ria.

Esta película fue nomina­da a cuatro Premios Oscar: Mejor Película, Mejor Direc­tor, Mejor Guión Adaptado y Mejor Edición. No ganó ninguno, sin embargo que­dó marcada por una gene­ración de cinéfilos que hoy estudian en diversas Acade­mias.

 DE INTERÉS

 Curiosidades: La película fue calificada X en su estreno original en los Estados Unidos. Más tarde, Kubrick cortó voluntariamente 30 segundos para su re-estreno, entonces se calificó como R.

Se interpreta que cuando Burguess se encontraba en Malasia el vocablo “orange” en realidad proviene de “ourang” que en lengua nativa malaya significa hombre. Por lo tanto, su título en traducción simple vendría siendo “El Hombre Mecánico”.

Cuando Alex salta por la ventana para terminar su tormento, el espectador ve el suelo viniendo hacia la cámara hasta la colisión. Este efecto se logró tirando una cámara por la ventana, con el objetivo apuntando hacia abajo.

El doctor que aparece al lado de Malcolm McDowell durante la escena del tratamiento, colocando solución salina en los ojos forzadamente abiertos, era un galeno real que previno que los ojos del protagoista se secaran.

Malcolm McDowell sufrió varios inconvenientes durante las grabaciones del filme, entre ellos, un daño en la córnea mientras grababa las escenas del Tratamiento Ludovico.