Listin Diario Logo
13 de julio 2020, actualizado a las 03:59 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento viernes, 17 de abril de 2020

FIGURAS

Amor versus dinero: Una gran boda no tiene precio entre las celebridades, pero un divorcio sí

  • Amor versus dinero: Una gran boda no tiene precio entre las celebridades, pero un divorcio sí

    La cantante inglesa Adele y Simon Konecki. La fortuna a negociar es de unos 185 millones de dólares. Luego, Brad Pitt y Angelina Jolie, quienes aún mantienen negociaciones.

  • Amor versus dinero: Una gran boda no tiene precio entre las celebridades, pero un divorcio sí
  • Amor versus dinero: Una gran boda no tiene precio entre las celebridades, pero un divorcio sí
Ycell Suero
Santo Domingo, RD

Son muchas las celebridades que no solo tie­nen que decirle adiós a sus ma­trimonios, sino también a varios de sus millones. Por ejemplo, uno de los divorcios más caros del mundo es el del multimi­llonario Jeff Bezos, funda­dor de Amazon, una de las compañías más valiosa, con quien fuera su esposa por más de 25 años MacKenzie Tuttle.

La fortuna del empresa­rio está estimada en 136 mil millones de dólares. En di­cho patrimonio tambien es­tán incluidas las acciones de Amazon.

Con la ruptura matrimo­nial entre Bezos, y Macken­zie, esta se quedará con un 4% de la compañía, valo­rado en 35,000 millones de dólares.

Al igual que Bezos, varias celebridades del cine y la música han tenido que rea­lizar el pago de millonarias cantidades de dinero a sus ex parejas para finalizar sus matrimonios, unos más es­candalosos que otros.

El más reciente es el de la cantante londinense Ade­le, quien terminó un acuer­do de divorcio este mes del empresario Simon Konecki, padre de su hijo.

La fortuna a negociar es de unos 185 millones de dó­lares, aunque los detalles se mantienen en secreto entre Adele y su expareja.

Son muchas las conclu­siones a las que han llegado los fanáticos de Adele por la repentina separación con su expareja con la cual man­tuvo una relación de ocho años.

Una pareja que siempre se ha mantenido en el foco de los medios es la confor­mada por Angelina Jolie y Brad Pitt.

Los actores sorprendie­ron a sus fanáticos en sep­tiembre de 2016 al anun­ciar su separación la cual se vio ensombrecida por los rumores y teorías sobre los motivos que la llevaron a término.

El mediático divorcio de estas celebridades, que per­manecieron casadas duran­te 11 años y que tuvieron seis hijos en común, ronda los 480 millones de dólares. Y no ha concluido.

Otro caso es el de Harri­son Ford y Melissa Mathi­son. Se casaron en 1983, después de conocerse du­rante un rodaje. Para 2001 ambos anunciaron su divor­cio luego de 18 años de ma­trimonio.

El protagonista de la saga de películas de Indiana Jo­nes pagó al rededor de 85 millones de dólares, ya que la pareja nunca firmó un acuerdo prenupcial.

A Melisa se le otorgaron varias propiedades e inver­siones en otros negocios y suma cuantiosa de dinero.

 Se casaron en una bo­da secreta en 1990 y fue­ron una de las parejas más sólidas de Hollywood. Tom Cruise y Nicole Kidman en 2001 sorprendieron al mundo del arte y espectácu­lo al anunciar el fin de su re­lación de 11 años con su di­vorcio, donde el actor tuvo que pagar alrededor de 85 millones de dólares.

Una de las razones que se comenta sobre este divorcio es la incursión de Cruise en la Cienciología.

Otros famosos que pa­garon muy caro el fin de su amor fue el actor Mel Gib­son, quien tuvo que pagar a Robyn Moore, con quien estuvo casado por 31 años, la suma de 380 millones de euros, casi la mitad de su fortuna.

También el de la famosa cantante Madonna y el ci­neasta Guy Ritchie, quienes se divorciaron en 2008. En este caso se aseguraba que la diva estadounidense no tendría que despojarse de ningún dolar de los alrede­dor de 360 millones que en ese momento ostentaba.

Al final se supo que la rei­na de pop le pagó a su expa­reja unos 76 y 92 millones de dólares, que incluía una propiedad en Ascombe y su pub de Londres.

Otra pareja famosa: Paul McCartney y Heather Mills se divorciaron formalmente en 2006, tras dos años de re­lación. El con una fortuna en ese entonces de unos 1,200 millones de euros, le pagó a su exmujer 31.6 millones.

En Hollywood están la mayoría de los divorcios mi­llonarios. Por ejemplo, Amy Irving y Steven Spielberg se separaron en 1989 luego de cuatro años juntos. Su sepa­ración se debió a una infi­delidad por parte de él con una actriz. El cineasta le pa­gó a Irving 100 millones de dólares luego de terminar su relación.

Otros divorcios caros fue­ron los del actor Kevin Cost­ner y Cindy Silva: 80 millo­nes de dólares; del cineasta James Cameron y Linda Ha­milton: US$50 millones; el actor Michael Douglas y Diandra Luker: US$45 mi­llones; el cantante Mick Ja­gger y Jerry Hall: US$15-25 millones.