Listin Diario Logo
02 de junio 2020, actualizado a las 08:56 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento miércoles, 08 de abril de 2020

EN SANTIAGO SE COMENTA

Una realidad Covid-19

  • Una realidad Covid-19
Bélgica Suárez

Buenos días amigos! Estamos vivien­do tiempos difíciles, nos acostamos y al amanecer recibimos, todos los días, una noticia de un amigo que murió o que tiene el Covid-19, es alarmante, no sabemos cuándo termina, solo noticias desalenta­dora del mundo, no importa país, ricos, pobres, presi­dentes, monarcas, realezas, políticos, artistas famosos, apellidos sonoros. No importa la clase social, tanto que dividimos el pobre del rico, como si todos no fué­ramos iguales, solo nos queda ayudar, orar y la mejor forma de combatirlo es quedándonos en casa.

Lección de vida

La realidad de la vida nos conduce a analizar nues­tro comportamiento. La historia de uno de los hom­bres más importante de la economía del mundo, el presidente de Banco Santander, António Vieira Mon­teiro, quien murió a causa del corona virus y como fa­lleció, triste y solo. Su hija escribió lo siguiente: “So­mos adinerados, pero mi papá murió solo y sofocado, buscando algo tan simple como el aire. El dinero se quedó en casa” . Eso es la vida y tanto que nos afana­mos, y ni se diga ahora con la campaña, cuantas men­tiras y calumnias, porque hay que llegar al poder a co­mo de lugar”.

Comentario

No soy asidua a la Iglesia Católica, que es la religión que profeso por tradición, pero sí voy por cumplido. Cuando llega el momento del abrazo de la paz en la homilía, me emociona bastante, ahora y por mucho tiempo eso no podrá ser, tenemos que ajustarnos a lo que vive el mundo mientras tanto, hasta que todo ter­mine muchas cosas cambiarán con esto del Covid 19. ¡Qué barbaridad!

La situación que vivimos

Como son las cosas, tanto que nos afanamos diaria­mente con las cosas que tenemos que hacer, ir al sa­lón de belleza, que limpiarnos la cejas, arreglarnos las uñas, que por cierto siempre los centros de belleza me estresan, aunque hay que ponerse presentable y aho­ra todos están cerrados, hay que reinventarse, apren­der a arreglarse en la casa y así tiene que ser, ni se di­gan los hombres con los cortes de pelo, que siempre es el mismo barbero, muchos se recortarán como pue­dan, otros se dejarán las barbas y el pelo largo, tam­bién muy pocas personas tienen trabajadoras domésti­cas en sus casas. El mundo ha cambiado, es una gran experiencia, mala porque no queremos que muera na­die o que estén contagiados, pero como aprendizaje iremos adaptándonos a hacer nuestras cosas, a com­partir con nuestras familias, a ser más humanos, más desprendidos de las cosas materiales, más humildes, menos arrogantes, en fin, menos perversos, a ser agra­decidos, todo esto es un mundo nuevo, espero que es­ta lección de vida pase pronto y que el señor nos escu­che. Hasta la próxima.


Más en Entretenimiento