Listin Diario Logo
21 de agosto 2019, actualizado a las 09:39 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 18 de julio de 2019

EEUU MÚSICA

Cazzu, la reina argentina del trap, a la conquista de América

  • Cazzu, la reina argentina del trap, a la conquista de América

    Fotografía de Cazzu 

EFE/ Alicia Civita
Miami

La argentina Cazzu, conocida como la reina del "trapetón", comienza su conquista de América con el lanzamiento en Estados Unidos de su segundo disco, "Error 93", y enarbolando "un gran orgullo" por las mujeres y músicos de su país.

La que es la cantante argentina más escuchada en la plataforma Spotify señaló en entrevista con Efe y a pocas horas de participar este jueves en la ceremonia de los Premios Juventud en EE.UU., que tanto su primer disco, "Maldades" (2017), como su segunda producción son respuesta a ansias de búsqueda creativas.

"Son esas construcciones de la música hacia donde a mí me resulta que hay algún hueco y los quise llenar", explicó la argentina.

El nuevo disco "tiene un estilo bastante particular, es 'punky', pero todo urbano", describió Cazzu, quien confesó que el proceso de creación fue tan divertido que ahora lo echa de menos.

La argentina, con más de 3 millones de reproducciones en Spotify, se ha convertido en una de las figuras del llamado "trap" latino, ese subgénero al interior de la música urbana caracterizado por letras explícitas, y más desde que unió fuerzas con Bad Bunny en la versión remix de la canción "Loca", de Duki & Khea.

Este año tiene pendiente de publicar una colaboración con el colombiano J.Balvin, así como otra con un artista anglo que aun no quiere revelar.

Hija de una tierra pródiga en grandes rockeros y músicos, señala que en su país "hay música nueva de todo tipo, los que cantan, los que rapean".

"Me enorgullece porque somos individuales, no se quieren parecer a nadie, que son los artistas que yo respeto, los que veo y no me recuerdan a nada", agrega la cantante.

Reconoce ha percibido la sorpresa de muchos colegas que le preguntan "si las argentinas siempre están enojadas y siempre van a pelear por algo".

"Y la verdad sí, somos revolucionarias por naturaleza", recalca, para luego poner de relieve el feminismo que se respira en su país.

"La mayoría de las mujeres hoy conocen cómo deben ser y para mí es muy importante llevar conmigo en mi música y mi actitud lo que representa mi país", destacó.

"Y si me van a ver como una peleona está bien", dice desafiante.

En "Error 93", Cazzu se ha esforzado por escribir sobre historias de amor y desamor y con un lenguaje y tono que le permita comunicarse con todo el ámbito hispano.

"Siempre pensé que había algo en nuestro acento argentino que no permitía que nos comprendieran. En esas cosas hay que pensar que necesito que la gente de Puerto Rico, por ejemplo, entienda lo que estoy diciendo para que puedan sentirse representados", afirma.

El álbum también reduce intensidad a las usuales letras sexualmente explícitas del trap y la nueva producción está salpicada, por ejemplo, de frases como "Debería ser abogada / No se me escapa ninguna jugada", como se escucha en el tema "Mucha data".

En lo musical, el reguetón por momentos se ralentiza y se viste con dance hall, R&B y punk, todo marcado por el soprano de su voz.

El disco solo tiene dos colaboraciones. "Nada", un reguetón con Lyanno, Rauw Alejandro y Dalex; y "La clase", con los traperos argentinos Duki, Neo Pistea e Ysy A.

Fuera del escenario, la artista de 25 años es más Julieta Cazzuchelli que Cazzu: Habla con un tono suave y un ritmo pausado que la hace creíble cuando confiesa que durante su infancia, en la provincia del noroeste argentino de Jujuy, era una chica callada.

"Mi mamá pensaba que me iba a quedar muda", recordó riéndose.

Su sueño era la música y se dio cuenta que era posible a los 15 años, cuando escribió su primera canción.

"Fue un rap con hip hop y me di cuenta de que tenía la capacidad de componer mi propia música", indicó.

"A mucha gente le parece muy reconocible mi voz y cómo ve veo, pero para mí componer es mi prioridad. Me permite decir, como yo lo quiero decir, lo que pienso", señaló.

Ahora quiere que el público de Centroamérica y Norteamérica conozca su música y la del resto de sus colegas en Argentina y Chile, porque "hay muchos matices, y hay de todo y muy bueno", según dijo.